Publicado 16/04/2021 16:10CET

Portaltic.-Así funciona el sistema de disipación de calor de Xiaomi Mi Mix Fold

Xiaomi Mi Mix Fold
Xiaomi Mi Mix Fold - XIAOMI OFICIAL
Túneles de refrigeración

   MADRID, 16 Abr. (Portaltic/EP)

Xiaomi presentó a finales de marzo su primer 'smartphone' plegable, Mi Mix Fold, un dispositivo que utiliza un sistema de refrigeración innovador de tipo mariposa para disipar el calor, cuyo funcionamiento ha detallado la compañía.

   La compañía tecnológica china ha destacado los problemas especiales a los que se enfrenta su nueva propuesta por su carácter plegable, en concreto, ha indicado, en primer lugar, que al plegarse cambia la capacidad de disipación de calor; y, en segundo lugar, que la distribución de los componentes no está equilibrada y que, por tanto, "el entorno de disipación de calor en la placa base y el lado del SoC" es peor.

   Precisamente por esos problemas, el sistema de refrigeración no mejora con solo ampliar el área de disipación del calor, ya que se reduce en el momento en que se pliega el dispositivo. La solución de Xiaomi consiste en un "sistema de disipación de calor tridimensional dual paralelo" y un mecanismo de disipación de calor 'micro airbag', como ha explicado a través de la red social Weibo.

   El sistema tridimensional busca solventar el problema de la disipación de calor en el momento en que se pliega el dispositivo. Aprovecha el procesador de Mi Mix Fold, Snapdragon 888, que equilibra el aumento de temperatura en ambos lados, reduciendo la presión de disipación de calor. Además, incluye una solución de refrigeración líquida VC de gran superficie, gel térmico y láminas de grafito multicapa.

   Aquí entra el juego el sistema "mariposa", ya que une los dos lados del dispositivo y distribuye el calor de la mitad con procesador al resto del teléfono, alcanzando una superficie de disipación mayor que la de un móvil no plegable (casi el doble que en el caso de Mi 11).

   Sin embargo, el problema de la presencia desigual de componentes en ambos lados se mantiene. Para atajarlo, la compañía ha utilizado láminas de grafito flexible para fabricar un túnel de transferencia de calor que conecta los dos lados, con una estructura de bolsas de aire ('micro airbag') que lo protege del pliegue.

   El grafito flexible tiene, además, un gran rendimiento término, según la compañía, que, además, señala que tras 200.000 flexiones de 180 grados, el rendimiento térmico solo disminuye entre un 3 y un 5 por ciento.

   El terminal, además, integra en su chasis ochos sensores de temperatura y utiliza un sistema de red neuronal para aprender y optimizar los resultados. Y tiene un sistema de control de temperatura en la interfaz de usuario que reconoce las dos formas: plegado y abierto del todo.