Publicado 23/07/2021 11:14CET

Portaltic.-Cómo debe ser el móvil ideal para grabar contenido: de la estabilización al control del color

Vivo X60 Pro 5G
Vivo X60 Pro 5G - VIVO

   MADRID, 23 Jul. (Portaltic/EP) -

   Los 'smartphones' se están convirtiendo en la herramienta elegida por muchos creadores de contenido para grabar sus vídeos, ya no solo para publicar en sus redes sociales sino también para otra serie de proyectos que requieren de unas especificaciones técnicas superiores. Un salto de calidad de los teléfonos inteligentes que amenaza la hegemonía de las cámaras compactas y profesionales en este campo.

   Gracias a su pequeño tamaño, a la posibilidad de llevarlo siempre encima y de dar al botón de grabar en cuestión de segundos, así como la opción de previsualizar las imágenes en una pantalla con una calidad superior a la de la mayoría de las cámaras de vídeo compactas, los 'smartphones' están dando un salto de calidad muy grande en la grabación de vídeo, como ya hiciesen años atrás en lo que respecta a la fotografía.

   Es el caso de la compañía vivo, que pone buena parte de sus esfuerzos en la mejora de sus lentes y en tecnologías que ayudan a lograr la mejor calidad de imagen. Uno de sus recientes lanzamientos, el X60 Pro 5G, integra un sistema de fotografía diseñado conjuntamente con ZEISS, cumpliendo con los estándares de calidad de esta compañía, uno de los referentes mundiales en fabricación de equipos ópticos.

   "Se trata del primer móvil de vivo diseñado conjuntamente con ZEISS disponible en Europa (...). Esta alianza con ZEISS pone de manifiesto nuestro compromiso para centrarnos en la cámara de los 'smartphones' y nuestro interés para potenciar la creatividad de los usuarios que desean obtener una captura perfecta", destacó el vicepresidente de vivo, Denny Deng, durante la presentación de este dispositivo.

CONSEJOS PARA LA MEJORA DE LOS VÍDEOS

   El 'smartphone' X60 Pro 5G cuenta con tres cámaras traseras, con un sensor principal de 48 megapíxeles, un súper gran angular de 13MP y un objetivo de 13MP pensado para retratos, además de ofrecer una cámara frontal de 32MP con funciones para captura de selfis. Una carta de presentación que se completa con las funciones específicas que la compañía incorpora en sus móviles para mejorar los aspectos que consideran más importantes a la hora de tomar fotografías o grabar vídeos.

   En este sentido, los expertos de vivo aportan algunos consejos para llevar el vídeo a un nivel superior con la ayuda del 'smartphone' y empiezan destacando la importancia de una buena estabilización. Hasta hace poco esto se conseguía apoyando el móvil sobre una superficie firme o recurriendo a un estabilizador externo, pero el nuevo teléfono de la marca incorpora el sistema Gimbal 2.0, con estabilización de vídeo de cinco ejes, para lograr la mayor calidad incluso en escenas en movimiento.

   Otro de los aspectos fundamentales para grabar vídeos es el control del enfoque y la calidad de la imagen. Para ello, en ocasiones el usuario tiene que pulsar sobre la pantalla del móvil para que el sensor identifique el punto sobre el que debe prestar atención a la hora de enfocar, algo que se vuelve especialmente complicado cuando el objeto o la persona está en movimiento. La tecnología va ayudando poco a poco a salvar la distancia con las cámaras profesionales en este tipo de necesidades específicas del vídeo, con enfoques dinámicos adaptados a diferentes actividades.

TECNOLOGÍA PARA REDUCIR EL RUIDO Y MEJORAR EL COLOR

   En determinadas escenas, sobre todo cuando el usuario quiere grabar en interiores poco iluminados o por la noche, otro de los aspectos a destacar es la luminosidad de la lente, algo que se mide por la apertura del diafragma (el número f). En este sentido, vivo suma a su objetivo de gran apertura f/1,48 un innovador algoritmo para reducción de ruido basado en inteligencia artificial y la función 'Extreme Night Vision 2.0'.

   El nuevo 'smartphone' de gama alta de vivo también incorpora la nueva tecnología Pixel Shift Ultra HD Imaging, que mejora la precisión, especialmente en los colores, los detalles y la nitidez del zoom. Una tecnología anteriormente utilizada en las cámaras réflex profesionales, según detallan los expertos de la marca.

   Por último, a la hora de grabar vídeos con el móvil los usuarios deben tener en cuenta otros dos factores esenciales: el audio y la edición. Para que un vídeo grabado con móvil quede profesional es fundamental cuidar el audio y, aunque muchos fabricantes están avanzando a paso de gigante en este campo, muchas veces la mejor opción es recurrir a micrófonos externos. Esto dependerá, por supuesto, de la distancia a la que se encuentre la fuente del sonido.

   Para la edición, por su parte, es interesante contar con una buena pantalla en el mismo móvil, que nos permita retocar las imágenes y montar el vídeo con fluidez y la mayor precisión. Esto nos lo ofrece una pantalla de al menos 6 pulgadas (por cuestión de espacio de trabajo) y una tasa de refresco de, a ser posible, 120Hz. Una serie de claves que harán del 'smartphone' una de las herramientas más útiles para los creadores de contenido.