Publicado 30/09/2020 12:34CET

Portaltic.-Las empresas potencian sus departamentos de innovación pese a la crisis provocada por la Covid-19, según un estudio

Las empresas potencian sus departamentos de innovación pese a la crisis provocad
Las empresas potencian sus departamentos de innovación pese a la crisis provocad - AYMING - Archivo

   MADRID, 30 Sep. (Portaltic/EP) -

   El segundo Barómetro Internacional de la Innovación (IIB, por sus siglas en inglés) anual elaborado por la consultora Ayming Group revela que los departamentos de I+D están siendo potenciados por la creación de ecosistemas de innovación, nuevos métodos de financiación y el despliegue de tecnología, pese a la crisis provocada por la Covid-19.

   El estudio plantea un panorama "notablemente prometedor a pesar de los vientos en contra" y añade que los equipos de investigación y desarrollo "se mantienen firmes frente a varios obstáculos clave", entre los que destaca la caída del 12 por ciento en las expectativas de aumento del presupuesto en innovación con respecto al año anterior.

   Los avances tecnológicos han sido seleccionados por el 39 por ciento de los encuestados como el factor que más impulsa a los profesionales de la investigación y el desarrollo. Además, el estudio detecta una competencia internacional "feroz" por el talento.

   El creciente carácter técnico de la I+D hace que las empresas busquen apoyo externo, y el uso de recursos privados externos ha aumentado del 35 al 48 por ciento. Puede que la colaboración haya disminuido, pero está surgiendo un nuevo modelo híbrido de subcontratación en el que las grandes empresas crean un ecosistema de innovación con otras más pequeñas, detalla el informe.

LAS PYMES RECURREN A LA FINANCIACIÓN PRIVADA

   El panorama de la financiación también se ha diversificado. Los incentivos siguen siendo cruciales, siendo las deducciones fiscales por I+D las más populares, con un 47 por ciento. Sin embargo, las solicitudes siguen siendo excesivamente complicadas, lo que constituye un problema particular para las PYMES con recursos limitados.

   A menudo las PYMES no pueden financiar la I+D por sí solas, por lo que hay un salto hacia la financiación privada, con un aumento del 6 por ciento en la financiación de capital/deuda y del 17 por ciento en la financiación colectiva (o 'crowdfunding').

   "El ritmo del cambio económico es rápido y la COVID-19 ha añadido combustible al fuego. Aunque el impacto de la pandemia en la I+D todavía no se ha revelado completamente, las empresas deben innovar a pesar de los descensos del mercado. Afortunadamente, este informe revela que tanto las empresas como los gobiernos están descubriendo nuevas formas tanto de financiar su innovación como de hacerla más productiva", señala Mark Smith, socio de Incentivos de Innovación en Ayming UK.

   En este sentido, el experto añade que pese "a que estas tendencias emergentes parecen estar impulsadas principalmente por los recursos privados, los gobiernos pueden salvaguardar el gasto en innovación fomentando una mayor educación en I+D y ofreciendo más incentivos". "Demostrando que la innovación será recompensada, los gobiernos pueden ayudar a mantener el crecimiento de la I+D", ha apostillado.

INNOVACIÓN SOSTENIBLE

   El Barómetro de este año se sumerge en la innovación sostenible y descubre que la mayoría de las empresas no dan prioridad a la sostenibilidad, ya que el 35 por ciento asigna entre el uno y el diez por ciento de su presupuesto a esta partida. Los encuestados se centran exclusivamente en el rendimiento de los negocios, indicando que la sostenibilidad es una preocupación secundaria.

   El estudio (realizado en base a las respuestas de 330 ejecutivos de negocios y gerentes de investigación y desarrollo de 13 países de América del Norte y Europa) apunta a que la clave podría residir en el aumento de los incentivos fiscales para los proyectos sostenibles, que es el segundo factor más importante detrás de la tecnología para ayudar a lograr la innovación sostenible, según el 28 por ciento de los encuestados.

   "La solución de los problemas está en el corazón de la innovación, por lo que es esencial tanto para la Covid-19 como para los retos como la crisis climática. Cada vez está más claro que hay enormes oportunidades comerciales en las soluciones ambientales. Las empresas deben estar a la altura de este desafío, y con urgencia", añade Smith.

Contador