Publicado 29/10/2020 16:53CET

Portaltic.-Los Intel Core de 11ª generación aumentarán su rendimiento 'gaming' con la llegada de Rocket Lake-S

Procesadores Intel para 'gaming'
Procesadores Intel para 'gaming' - INTEL - Archivo

   MADRID, 29 Oct. (Portaltic/EP) -

   Intel ha proporcionado más detalles sobre la llegada de su nueva arquitectura Rocket Lake-S, que debutará en los procesadores Intel Core serie S de 11ª generación para ordenadores de sobremesa, en los que mejorará su rendimiento en el uso de videojuegos.

   El procesador de escritorio Intel Core S de 11ª generación, que se lanzará en el primer trimestre de 2021, introducirá una nueva arquitectura, llamada Cypress Cove, diseñada para transformar la eficiencia del hardware y el software y aumentar el rendimiento, como ha informado la compañía en un comunicado.

   Esto permitirá una mejora del rendimiento de las instrucciones por ciclo (IPC) con un porcentaje de dos dígitos respecto a la anterior generación y ofrecerá gráficos Intel UHD mejorados con la arquitectura de gráficos Intel Xe.

   La instrucciones por ciclo son un dato importante ya que los juegos y la mayoría de las aplicaciones dependen de núcleos de alta frecuencia para impulsar altas velocidades de cuadro y una menor latencia. Además, el número de IPC mejora el rendimiento que la frecuencia ofrece al ejecutar más instrucciones.

   Algunas de las nuevas características que se están introduciendo con los procesadores Intel Core serie S de 11ª generación están orientadas al 'gaming', como la inclusión de hasta 20 líneas PCIe 4.0 de CPU para una mayor flexibilidad de configuración o el vídeo Intel Quick Sync, que ofrece una mejor transcodificación de vídeo y aceleración de hardware para los códecs más recientes.

   Asimismo, los nuevos procesadores de Intel proporcionarán nuevas funciones de 'overclocking', Intel Deep Learning Boost para mejorar el aprendizaje automático y compatibilidad con Instrucciones de la Red Neural Vectorial (VNNI, por sus siglas en inglés), para permitir trabajar en el desarrollo de redes neuronales como base para la Inteligencia Artificial.