Publicado 19/06/2020 10:29CET

Portaltic.-Jorge Corona (Esker): "Sería un error querer automatizar sin contar con la importancia del factor humano"

Jorge Corona (Esker): "Sería un error querer automatizar sin contar con la impor
Jorge Corona (Esker): "Sería un error querer automatizar sin contar con la impor - ESKER

   MADRID, 19 Jun. (Portaltic/EP) -

   La crisis provocada por la Covid-19 ha situado a la tecnología como uno de los factores clave para reflotar la economía, con el foco puesto en cuestiones como la digitalización o la automatización de procesos, que permiten una gestión más eficiente dentro de las empresas y las administraciones. Las compañías que se dedican a implantar estos sistemas han percibido un aumento en la demanda de sus clientes en estos meses, pero advierten de que no se debe olvidar la importancia del factor humano.

   "Sería un error querer automatizar sin contar con la importancia del factor humano y de los elementos contextuales en el intercambio de información y la toma de decisión. En esto consiste una gestión inteligente", señala Jorge Corona, director comercial para España y Portugal de Esker, compañía especializada en la digitalización de los intercambios de documentos entre proveedores y clientes basada en tecnologías inteligentes (IA, RPA) propias.

   En este sentido, insta a poner en marcha "una auténtica transformación digital de sus procesos, en la que la tecnología ayude al equipo de gestión a ser más eficiente, complementando la inteligencia humana con la artificial, eliminando trabajos de tecleo innecesarios y proclives al error". "Si la tecnología permite liberar tiempo del personal, éste podrá dedicarse a tareas de más valor, a evolucionar para acompañar ese cambio tecnológico y seguir demostrando la importancia de su supervisión como profesionales experimentados", ha apostillado.

   Corona, uno de los precursores en España en el uso de tecnologías de gestión basadas en la nube, reconoce que esta crisis está poniendo en "serios aprietos" a muchas organizaciones que carecían de la infraestructura informática adecuada, pero -al mismo tiempo- cree que se puede sacar provecho de esta situación y "detectar oportunidades para mejorar la productividad y ver cómo la tecnología puede ayudarnos a optimizar los procesos y aumentar la motivación de los empleados".

EL RETO DEL TELETRABAJO Y EL USO DE LA NUBE

   Según informes recientes, el 62 por ciento de los empleados trabajaba en empresas que no contaban con políticas de teletrabajo antes de la Covid-19 y el 71 por ciento de las compañías que tenían implementadas políticas de teletrabajo eran multinacionales, siendo el sector tecnológico el que encabeza el ranking. La administración pública, por su parte, es la que menos medidas de flexibilidad poseía.

   En este punto, las soluciones digitales y el uso en la nube se han convertido en herramientas fundamentales para asegurar la continuidad del negocio. "Una solución basada en la nube permite trabajar desde cualquier lugar, además de que puede ser configurada e implementada a distancia, en cualquier lugar del planeta y sin que nadie tenga que desplazarse,", detalla Corona, que destaca que las actividades basadas en 'cloud' de Esker han crecido un 21 por ciento en el primer trimestre del año.

   Las empresas que ya habían avanzado en su digitalización han podido hacer frente con mayor solvencia a esta situación. "Con esta crisis, la demanda de nuestros productos ha aumentado un 59,53 por ciento y la automatización de pedidos nos ha ayudado a poder gestionar esta demanda de nuestros clientes", explica Felip Meler, FO Coordinator Foodservice en Gallina Blanca. Lo mismo ha ocurrido en el sector sanitario, que ha tenido que actuar "con urgencia, rapidez y precisión (...) ante el volumen extra de pedidos", añade Mª Carmen Cano, responsable de atención al cliente en Accord Healthcare.

   En declaraciones a Europa Press, el director comercial de Esker alerta de que "la tensión de estas últimas semanas, el nuevo contexto de trabajo remoto y la incertidumbre han llevado a algunos directivos a retrasar proyectos de transformación digital de procesos". Sin embargo, pese a las barreras que se encuentran muchos de ellos, explica que muchas empresas se han dado cuenta de que no hay alternativa y que su futuro pasa por transformar digitalmente su negocio. Para ello, ofrecen soluciones que no requieren apenas de tiempo de los técnicos de la compañía, así como una financiación de la inversión.

HERRAMIENTA FRENTE A LOS IMPAGOS

   La situación de crisis plantea nuevos retos a las empresas y Esker se prepara para darle respuesta de manera urgente. "Sabemos que uno de los principales problemas con los que se van a encontrar las empresas son con los retrasos en los pagos o incluso impagos financieros relacionados con la coyuntura económica", afirma Corona. En este sentido, está promoviendo en España una solución que ayuda a las empresas a organizar y gestionar la reclamación y recuperación de facturas pendientes de cobro.

   Esta solución ofrece una visibilidad completa sobre facturas pendientes y cobradas, seguimiento de clientes, tiempos de cobro y de gestión. Se conduce desde un cuadro de mando que contiene gráficos y métricas que indican la situación actual en tiempo real, y que invita a tomar las acciones más importantes en cada momento apoyándose en algoritmos de Inteligencia Artificial (IA).

   Esker cuenta con un departamento de I+D diseñando, investigando y cuestionando su plataforma de automatización 'cloud' para ofrecer más valor y resolver problemas diarios que ocurren en la gestión empresarial. En este momento, centra su estrategia en análisis predictivos y prescriptivos de IA, que utilizan datos históricos para predecir resultados futuros; Big Data; tecnología Blockchain para ayudar a prevenir la pérdida de confianza en un mundo digital; y herramientas de 'chatbots' para facilitar las comunicaciones.

   Por último, la compañía aboga por eliminar el papel de los procesos. "El papel se acaba y lo hemos podido comprobar con la actual situación, el problema de las facturas es un claro testigo de su fin. El teletrabajo y el cierre de reparto provocaba que las facturas no se pudieran emitir, enviar y por supuesto recibir, si no hay nadie en las oficinas. Los clientes de Esker con un solo clic pudieron realizar un cambio casi instantáneo y pasarse al envío y recepción de las facturas y documentos administrativos por email", concluye el directivo.