Publicado 25/10/2021 13:22CET

Portaltic.-Overwatch renombra al personaje de Jesse McCree como Cole Cassidy tras las denuncias por acoso

El personaje Jesse McCree, reconvertido en Cole Cassidy
El personaje Jesse McCree, reconvertido en Cole Cassidy - BLIZZARD

   MADRID, 25 Oct. (Portaltic/EP) -

El videojuego multijugador en línea Overwatch ha cambiado el nombre de uno de sus personajes, el héroe McCree, por el de Cole Cassidy, a raíz de una investigación en la que el ejecutivo de Activision Blizzard que lo inspiró y le puso nombre, Jesse McCree, fue acusado por acoso a las empleadas de la compañía.

   Con este cambio de nombre, el videojuego pretende renovar la imagen de este icónico personaje y dejar atrás el escándalo en el que estuvo implicado uno de los desarrolladores de Overwatch por discriminación y acoso sexual hacia las empleadas de la compañía.

   La modificación del nombre de este individuo se ha anunciado a través de la cuenta oficial de Twitter del videojuego, donde se ha presentado la identidad del nuevo Cole Cassidy, que llegará a Overwatch este martes 26 de octubre.

   "Lo primero que pierde un renegado es su nombre y éste renunció al suyo hace tiempo. Huir de su pasado significaba huir de sí mismo y, cada año que pasaba, no hacía más que ampliar la brecha entre lo que había sido y en lo que se había convertido", reza la descripción.

   Fue a finales del pasado mes de agosto cuando la compañía anunció que modificaría el nombre de Jesse McCree por otro, sin identificar cómo pasaría a llamarse ahora. Entonces, Blizzard aseguró que "los personajes del juego no volverán a llamarse como empleados reales" y prometió "ser más pensativa y exigente" a la hora de trasladar el nombre de sus empleados a los personajes de su universo.

   Blizzard despidió a Jesse McCree este verano tras verificar que había acosado a varias de sus compañeras tanto verbal como sexualmente. Hizo lo mismo con el director de Diablo IV, Luis Barriga, y uno de los diseñadores de World Of Minecraft, Jonathan LeCraft. En total, 20 personas abandonaron la compañía.