Publicado 16/03/2021 09:52CET

Portaltic.-Pilar del Castillo (eurodiputada del PP): Es "la gran oportunidad de la UE para estar a la cabeza de la digitalización"

Eurodiputada del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Pilar del Castillo.
Eurodiputada del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Pilar del Castillo. - PARLAMENTO EUROPEO

   MADRID, 16 Mar. (Portaltic/EP) -

   La Unión Europea (UE) está ante su "gran década digital", la oportunidad que tiene para estar a la cabeza de la digitalización, impulsada por las enseñanzas que está dejando la actual pandemia, como ha señalado la eurodiputada del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Pilar del Castillo.

   El programa denominado 'Década digital de Europa', presentado la semana pasada por la Comisión, recoge la visión, los objetivos y las vías para el éxito de la transformación digital de Europa de aquí y hasta el 2030.

   Bajo una 'Brújula digital', se ha establecido, por ejemplo, que el 80 por ciento de todo los adultos tengan competencias digitales básicas para la fecha señalada, y que 20 millones de especialistas en tecnologías de la información y la comunicación puedan estar trabajando en la Unión Europea, cuando en la actualidad hay 8 millones.

   En materia de infraestructuras digitales seguras y sostenibles, se pretende que para el año 2030 todos los hogares de la Unión Europea tengan conectividad Gigabit y todas las zonas pobladas tengan acceso a la conectividad 5G.

   La transformación digital de las empresas y la digitalización de los servicios públicos completan los cuatro grandes pilares sobre los que se sostiene esta visión, un programa "muy ambicioso", que se complementará próximamente con el debate sobre un marco de derechos y principios digitales, vinculado a la dimensión de los derechos sociales en Europa, como explica a Europa Press la eurodiputada, miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía, presidenta del European Internet Forum y copresidenta del Intergrupo parlamentario de Inteligencia Artificial y Digital.

   "Estamos ante la gran década digital de la Unión Europea", asegura, en la que van a convivir muchas oportunidades y desafíos, pero que supone "la gran oportunidad de la Unión Europea para estar a la cabeza de la digitalización".

   El periodo que se abre ahora de trabajo hasta el año 2030 bebe directamente de las enseñanzas que deja la pandemia de coronavirus que todavía estamos viviendo, pues, como expresa del Castillo, "ha actuado como unas lentes de gran magnitud, con gran capacidad para amplificar los problemas".

   "Ha sido realmente una experiencia extraordinaria la que hemos vivido en la pandemia. Han sido las tecnologías digitales las que han permitido sostener fundamentalmente la actividad económica, pero también las que han permitido sostener el trabajo, la educación, el consumo, incluso el ocio", apunta.

   La pandemia también "ha creado una conciencia generalizada" sobre "hasta qué punto es importante la transformación de digital", y la forma en que hay que realizarla "para poder optimizar al máximo sus beneficios".

CARENCIAS EN INFRAESTRUCTURAS DIGITALES

   En este contexto, la eurodiputada ha destacado la Inteligencia Artificial (IA), que entiende como "un motor esencial del desarrollo económico y social sumamente importante". Tiene el potencial de aportar beneficios en todos los sectores, y permitir que mejore la atención médica, que la Administración pública sea más eficiente, el transporte más seguro, y la industria más competitiva.

   Es una tecnología con un gran impacto geopolítico, que países como Estados Unidos o China "han entendido muy bien" y para los que es una prioridad. La Unión Europa tiene que "plantearse la carencia que tiene respecto de las infraestructuras digitales", indica. Infraestructuras digitales y no de comunicaciones electrónicas, como matiza del Castillo.

   "En este área, es fundamental que Europa potencie sus esfuerzos, que sigue dependiendo de los procesadores estadounidenses. No hay que olvidar que son tres las compañías estadounidenses que dominan el mercado global y, además, el mercado de la infraestructura de la nube, que es imprescindible para la adición masiva de datos al desarrollo de la IA, entre otras cosas, está en manos de cinco proveedores no europeos", detalla.

   Con el objetivo de avanzar y superar esas necesidades, la UE aprobó en junio la iniciativa GAIA-X, que tiene por objetivo unificar las soluciones europeas en la nube para mantener la soberanía de los datos de los países europeos. En diciembre, varios países miembro reforzaron su intención de ampliar la presencia europea en toda la cadena de suministro semiconductores y reducir la dependencia de las importaciones.

LOS DATOS COMO POTENCIAL VENTAJA COMPETITIVA

   Pero la Unión Europea "tiene todavía problemas que hay que resolver", asegura la eurodiputada, que cita la fragmentación legislativa en áreas como el procesamiento de datos, la ciberseguridad o el mercado electrónico.

   "Los datos en una economía digital y en una sociedad que se desarrolla digitalmente son fundamentales para poder avanzar y optimizar al máximo" las nuevas tecnologías como la IA o la computación en la nube. Por ello, asegura que "es esencial crear un espacio europeo de datos donde haya movilidad", tanto dentro de la UE como en todos los sectores.

   Y, para que eso ocurra, "además de que esa legislación tenga los elementos comunes que necesita, hace falta fundamentalmente mayor inversión en estándares, en herramientas e infraestructuras que permitan almacenar, procesar y agrupar esos datos en sectores clave", detalla la eurodiputada.

   Del Castillo explica que los datos de hoy en día se han generado, sobre todo, del comercio electrónico y de las redes sociales. "Pero cada vez más los datos se están generando en la industria", y al tener Europa una industria de manufacturas liderada por la industria del automóvil, "tiene ahí una potencial ventaja competitiva".

NECESIDADES FORMATIVAS PARA EL NUEVO MERCADO LABORAL DIGITAL

   La digitalización abre otros temas, como el de la formación digital, que es "clave" para la eurodiputada. Algunos países europeos acusan carencias en habilidades y competencias digitales en su población, "que están muy por debajo de lo que se necesita".

   Esta situación requiere, por un lado, "que los sistemas educativos se adapten a las necesidades formativas de la digitalización sin menoscabo de las humanidades", pues "es importante que la formación del criterio y de la capacidad de juicio crítico estén presentes", subraya.

   Por otro lado, está el mercado laboral, en el que puede haber una reestructuración en determinados sectores de los perfiles profesionales que se necesitan. Las personas que están trabajando y las que buscan trabajo "necesitan que se les preste mucha atención para una recualificación donde los conocimientos y las competencias digitales estén muy presentes". "Son sectores a los que hay que prestar mucha atención porque se pueden quedar definitivamente excluidos, aunque tengan edades todavía para tener una vida laboral larga", concluye la eurodiputada.

Contador