Publicado 19/12/2019 10:27CET

Portaltic.-Proponen un decálogo de buenas prácticas en los videojuegos dirigido a los más jóvenes

Proponen un decálogo de buenas prácticas en los videojuegos dirigido a los más j
Proponen un decálogo de buenas prácticas en los videojuegos dirigido a los más j - AEVI

   MADRID, 19 Dic. (Portaltic/EP) -

   La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha presentado este miércoles diez medidas de buenas prácticas en los videojuegos dirigida a los 'gamers' más jóvenes con el fin de que aprendan a jugar de una forma más adecuada y segura.

    El decálogo se emnarca en el proyecto 'The Good Gamer', lanzado hace un año por AEVI, que reivindica los valores del videojuego y las medidas de responsabilidad impulsadas por la industria.

    La Asociación también ha recordado que la industria lleva años impulsando acciones como controles parentales o la introducción del código PEGI -información orientativa sobre la edad adecuada para el uso de un videojuego- para asegurar un entorno de diversión seguro.

JUGAR Y APRENDER

   Para asegurar un uso responsable y adecuado de los videojuegos, la AEVI considera que es importante tener en cuenta que mientras se está jugando también se puede aprender, ya que los juegos tratan diferentes materias como historia, física, idiomas e incluso programación.

   Asimismo, la Asociación señala que durante la partida el jugador tendrá que respetar al resto de compañeros y, aunque sea difícil, alegrarse por la victoria del contrincante.

Otra de las recomendaciones de la AEVI es seleccionar los videojuegos adecuados para la edad del jugador, siguiendo el código PEGI, el sistema europeo de clasificación por edades en los videojuegos.

COMPARTIR LA AFICIÓN A LOS VIDEOJUEGOS

   También es aconsejable que los más jóvenes compartan las experiencias de los videojuegos con familiares o amigos y no sobreponer los videojuegos a las tareas escolares. Para ello, la AEVI recomienda que los padres establezcan cuándo y cuánto tiempo se puede jugar.

   La conectividad mundial de los videojuegos hace que los jugadores muchas veces interactúen con desconocidos, por lo que es importante no compartir datos personales o información referida a la ubicación del jugador con otros jugadores virtuales.

   Además, el niño se tiene que comprometer a consultar con sus padres antes de realizar diferentes acciones, como aceptar una invitación de juego 'online', descargar un videojuego o hacer un pago por Internet.

   La AEVI también subraya la importancia de comprar los videojuegos en tiendas oficiales o portales autorizados para evitar virus o enlaces peligrosos.

Por último, recalca que los menores no deben olvidar que los videojuegos son solo ficción y que una vez se ha apagado la consola, hay que vivir en el mundo real.