Publicado 10/11/2021 17:03CET

Portaltic.-Una unidad del Apple-1 original con carcasa de madera se subasta por 500.000 dólares

Ordenador Apple-1 con carcasa de madera subastado por John Moran por 500.000 dólares.
Ordenador Apple-1 con carcasa de madera subastado por John Moran por 500.000 dólares. - CASA DE SUBASTAS JOHN MORAN

   MADRID, 10 Nov. (Portaltic/EP) -

   Una unidad que aún conservaba la carcasa de madera original del ordenador Apple-1, el primer producto creado por Apple y del que se vendieron solo 200 unidades, se ha subastado en Estados Unidos por un precio final de 500.000 dólares (432.360 euros al cambio).

   Apple-1 es el primer ordenador personal fabricado por Apple, en el año 1976. Las 200 unidades que se pusieron a la venta de este dispisitivo, diseñado por Steve Wozniak, se montaron a mano en el garaje de la casa de la familia de Steve Jobs.

   La casa de subastas estadounidense John Moran ha puesto a la venta una de las pocas unidades del ordenador Apple-1 que se conservan hasta la fecha. La pieza ha alcanzado un precio final de 500.000 dólares, como consta en su web.

   Se trata de una unidad única de Apple-1 ya que mantiene la carcasa de madera de koa (un árbol típico de Hawai) con la que se vendieron algunos de los equipos, para proteger la placa base. Solo se conocen seis unidades con este tipo de carcasa de madera en la actualidad.

   La unidad subastada pertenecía a una colección privada, de un profesor de informática de Chaffey College, en Rancho Cucamonga, que después lo vendió a uno de sus alumnos solo un año después, en 1977.

   El propietario original había comprado el ordenador en la tienda ByteShop, situada en Mountain View, California, donde se encuentra la actual sede de Google. De los 175 Apple-1 comercializados, 50 se vendieron allí por 666,66 dólares.

   Aunque el Apple-1 subastado incluye una pantalla Panasonic de 1986 y está equipado con teclado y los cables necesarios para su funcionamiento, este ordenador se vendió solo con la placa base incluida en el paquete.

   Este hecho no gustó al propietario de la tienda ByteShop, Paul Terrel, como recoge la casa John Moran, ya que este esperaba un dispositivo todo en uno listo para usar. El propio Steve Jobs consiguió convencer al propietario argumentando que así podría vender más pantallas, teclados y cables a los usuarios interesados, y conseguir más beneficios.

   Asimismo, el paquete subastado ha incluido también una copia sellada del informe profesional de autenticación y condición, así como una prueba de autenticidad en DVD.

Contador