Publicado 03/11/2021 13:52CET

La ESA rastreará desde el espacio fuentes humanas de CO2 y metano

Satélite Copernicus Sentinel 6
Satélite Copernicus Sentinel 6 - ESA

   MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La ESA lanzará una constelación de satélites que medirán las concentraciones de los gases invernadero CO2 y metano de origen humano en la atmósfera con una precisión de rastreo sin precedentes.

   Desarrollados en el marco del programa Sentinel de Copernicus junto a la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT), estos satélites podrán observar todo el mundo en solo unos días. Además, podrán observar fuentes individuales de dióxido de carbono y metano, como plantas de energía y de producción de combustibles fósiles.

   Mientras tanto, el proyecto CoCO2, un consorcio financiado por la UE, está desarrollando los sistemas prototipo para estos satélites, denominados CO2MVS (Monitoring and Verification Support Capacity), que serán únicos al integrar todos los flujos de información disponibles de una manera globalmente coherente.

   Al combinar las observaciones satelitales con las capacidades de asimilación de datos y modelado del sistema terrestre del Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico (CAMS), CO2MVS proporcionará información consistente y confiable que se puede utilizar para respaldar la toma de decisiones y políticas con respecto a las emisiones antropogénicas de CO2, a nivel local, nacional y europeo, informa Copernicus en un comunicado.

   Se espera que los elementos principales del prototipo de satélites CO2MVS se entreguen al final del proyecto en 2023, y que el sistema esté en pleno funcionamiento para 2026, a tiempo para el segundo Inventario Global, que debería concluir en 2028.

   Además, Copernicus está fortaleciendo sus vínculos con otras iniciativas, como el Sistema Integrado de Observación de Carbono (ICOS), el Proyecto Global de Carbono (GCP) y CarbonMonitor. El CAMS también se está alineando con los marcos de coordinación internacional y contribuyendo a ellos, como el Sistema mundial integrado de información sobre gases de efecto invernadero de la Organización Meteorológica Mundial (WMO-IG3IS) y el Comité de Satélites de Observación de la Tierra (CEOS).

   Una vez que el CO2MVS alcance el estado operativo, CAMS podrá apoyar a los países, así como a las autoridades regionales y locales, con sus obligaciones de informar, pero lo que es más importante, les proporcionará una mejor comprensión del impacto de sus acciones de mitigación, permitiéndoles perfeccionar la política en este ámbito y adaptar sus acciones, si es necesario.