Publicado 31/08/2020 12:40:09 +02:00CET

Una reliquía espacial de media tonelada se desintegra en la atmósfera

Una reliquía espacial tamaño autobús se desintegra en la atmósfera
Una reliquía espacial tamaño autobús se desintegra en la atmósfera - NASA/GFSC

   MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Un satélite lanzado por la NASA hace 56 años reentró a la atmósfera y se destintegró este 29 de agosto sobre el Océano Pacífico, en la vertical de Tahiti.

   Conocido como Observatorio Geofísico Orbital 1 (OGO 1), fue el primero de una serie de seis observatorios lanzados por la NASA en la década de 1960, y el último en caer de la órbita.

   La desaparición de OGO 1 trascendió hace unos días a través del tablero de mensajes en línea de Minor Planet Mailing List (MPML). Las publicaciones iniciales describían un objeto misterioso listado como C1979M1, detectado por Catalina Sky Survey (CSS) en la noche del 25 al 26 de agosto, que se dirigía hacia la Tierra. La discusión en el tablero pronto reveló la verdadera identidad del objeto como OGO 1, que se esperaba que volviera a ingresar en la atmósfera en agosto o septiembre, informa Sky & Telescope.

   Lanzado el 4 de septiembre de 1964 desde Cabo Cañaveral sobre un cohete Agena B, OGO 1 fue diseñado para estudiar la magnetosfera de la Tierra y su interacción con el entorno del clima espacial Sol-Tierra. Con un peso de 487 kilos y el tamaño de un autobús, OGO 1 es uno de los objetos artificiales más grandes en reingresar desde la estación espacial china Tiangong 2 en julio de 2019.

   OGO 1 también realizó una de las primeras observaciones orbitales de un cometa, observando el cometa 2P / Encke en el ultravioleta en 1970. Dos barreras en OGO 1 no se desplegaron completamente después del lanzamiento, bloqueando un sensor de horizonte y limitando el control de actitud de la nave espacial. OGO 1 se colocó en estado de espera en 1969 y se desactivó formalmente en 1971.

Contador