Publicado 29/01/2021 11:32CET

Respuesta al 'abominable misterio' de Darwin y las plantas con flores

Angiospermas
Angiospermas - WIKIMEDIA

   MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El origen de las plantas con flores desconcertó a Darwin, quien describió su repentina aparición en el registro fósil de tiempos geológicos relativamente recientes como un "misterio abominable".

   Este misterio se ha profundizado aún más con una discrepancia inexplicable entre el registro fósil relativamente reciente y un tiempo de origen mucho más antiguo de las plantas con flores estimado utilizando datos del genoma.

   Ahora, un equipo de científicos de Suiza, Suecia, Reino Unido y China puede haber resuelto el rompecabezas. Sus resultados muestran que las plantas con flores de hecho se originaron en el Jurásico o antes, es decir, millones de años antes que su evidencia fósil indiscutible más antigua, según un nuevo estudio publicado en la revista científica Nature Ecology & Evolution.

   La falta de fósiles más antiguos, según sus resultados, podría ser el producto de la baja probabilidad de fosilización y la rareza de las plantas de floración temprana.

   "Un grupo diverso de plantas con flores había vivido durante mucho tiempo bajo la sombra de helechos y gimnospermas, que dominaban ecosistemas antiguos. Esto me recuerda cómo vivieron los mamíferos modernos durante mucho tiempo en la era de los dinosaurios, antes de convertirse en un componente dominante de la fauna moderna ", dijo en un comunicado el autor principal, el doctor Daniele Silvestro, de la Universidad de Friburgo en Suiza.

   Las plantas con flores son, con mucho, el grupo de plantas más abundante y diverso a nivel mundial en los ecosistemas modernos, superando con creces a los helechos y gimnospermas, e incluyen casi todos los cultivos que sustentan el sustento humano. El registro fósil muestra que este patrón se estableció durante los últimos 80-100 millones de años, mientras que se cree que las plantas con flores anteriores eran pequeñas y raras. Los nuevos resultados muestran que las plantas con flores han existido durante hasta 100 millones de años antes de que finalmente llegaran a dominar.

   "Si bien no esperamos que nuestro estudio ponga fin al debate sobre el origen de las angiospermas, sí proporciona una fuerte motivación para lo que algunos consideran una caza del snark (un animal mítico): una planta con flores del Jurásico. En lugar de un artefacto mítico de análisis basados en el genoma las angiospermas jurásicas son una expectativa de nuestra interpretación del registro fósil", dijo el coautor, el profesor Philip Donoghue, de la Universidad de Bristol en el Reino Unido.

   Las conclusiones de la investigación se basan en modelos complejos que utilizan una gran base de datos mundial de ocurrencias de fósiles, que el Dr. Yaowu Xing y su equipo del Jardín Botánico Tropical Xishuangbanna compilaron a partir de más de 700 publicaciones. Estos registros, que ascienden a más de 15.000, incluyeron miembros de muchos grupos de plantas, incluidos representantes de palmeras, orquídeas, girasoles y guisantes.

   "El debate científico ha estado polarizado durante mucho tiempo entre los paleontólogos que estiman la antigüedad de las angiospermas basándose en la edad de los fósiles más antiguos y los biólogos moleculares que usan esta información para calibrar la evolución molecular con el tiempo geológico. Nuestro estudio muestra que estas opiniones son demasiado simplistas; el registro fósil tiene que ser interpretado ", dijo la coautora, la doctora Christine Bacon, de la Universidad de Gotemburgo en Suecia.

   "Una lectura literal del registro fósil no se puede usar para estimar de manera realista el tiempo de origen de un grupo. En cambio, tuvimos que desarrollar nuevos modelos matemáticos y usar simulaciones por computadora para resolver este problema de una manera sólida".

   Incluso 140 años después del acertijo de Darwin sobre el origen de las plantas con flores, el debate ha mantenido un lugar central en la arena científica. En particular, muchos estudios basados en análisis filogenéticos de plantas modernas y sus genomas estimaron que el grupo se originó significativamente antes de lo indicado por el registro fósil, un hallazgo ampliamente discutido en la investigación paleontológica. El nuevo estudio, que se basó exclusivamente en fósiles y no incluyó datos del genoma o árboles evolutivos, muestra que una edad más temprana de las plantas con flores no es un artefacto de análisis filogenéticos, sino que de hecho está respaldado por datos paleontológicos también.