Publicado 14/04/2020 14:09:58 +02:00CET

Se revela el poder de las ondas de choque en una explosión de nova

Se revela el poder de las ondas de choque en una explosión de nova
Se revela el poder de las ondas de choque en una explosión de nova - NASA

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Observaciones sin precedentes de un estallido de nova en 2018 por un trío de satélites, incluidos los telescopios espaciales Fermi y NuSTAR de la NASA, han capturado la primera evidencia directa de que la mayor parte de la luz visible de la explosión surgió de las ondas de choque: cambios bruscos de presión y temperatura formados en escombros de la explosión.

Una nova es un brillo repentino y de corta duración de una estrella que de otro modo sería discreta. Ocurre cuando una corriente de hidrógeno de una estrella compañera fluye hacia la superficie de una enana blanca, un bloque estelar compacto no mucho más grande que la Tierra.

El estallido de 2018 se originó a partir de un sistema estelar más tarde denominado V906 Carinae, que se encuentra a unos 13.000 años luz de distancia en la constelación de Carina. Con el tiempo, tal vez decenas de miles de años para una llamada nova clásica como V906 Carinae, la capa de hidrógeno cada vez más profunda de la enana blanca alcanza temperaturas y presiones críticas. Luego estalla en una reacción desbocada que expulsa todo el material acumulado.

Fermi detectó su primera nova en 2010 y ha observado 14 hasta la fecha. Los rayos gamma, la forma de luz de mayor energía, requieren procesos que aceleran las partículas subatómicas a energías extremas, lo que ocurre en las ondas de choque. Cuando estas partículas interactúan entre sí y con otra materia, producen rayos gamma. Debido a que los rayos gamma aparecen aproximadamente al mismo tiempo que el pico de una nova en luz visible, los astrónomos concluyeron que las ondas de choque juegan un papel más fundamental en la explosión y sus consecuencias.

Los datos de Fermi y la constelación BRITE (BRIght Target Explorer) muestran destellos en ambas longitudes de onda aproximadamente al mismo tiempo, por lo que deben compartir la misma fuente de ondas de choque en los escombros que se mueven rápidamente, informa la NASA.

Las observaciones de una bengala usando el telescopio espacial NuSTAR de la NASA mostraron un nivel mucho más bajo de rayos X en comparación con los datos de Fermi de mayor energía, probablemente porque la eyección de nova absorbió la mayoría de los rayos X. La luz de alta energía de las ondas de choque fue absorbida y reradiada repetidamente a energías más bajas dentro de los escombros de la nova, en última instancia, solo escapó en longitudes de onda visibles.

Los astrónomos han propuesto ondas de choque como una forma de explicar el poder irradiado por varios tipos de eventos de corta duración, como fusiones estelares, supernovas, las explosiones mucho más grandes asociadas con la destrucción de estrellas, y eventos de interrupción de las mareas, donde los agujeros negros trituran al pasar estrellas. Otros estudios de las novas cercanas servirán como laboratorios para comprender mejor el papel que juegan las ondas de choque en otros eventos más poderosos y más distantes.