Publicado 13/11/2020 13:20CET

El rover Curiosity se muestra en su lugar de trabajo en Marte

Rover Curiosity a 25 de octubre de 2020
Rover Curiosity a 25 de octubre de 2020 - NASA

   MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El rover Curiosity de la NASA ha enviado un nuevo selfie desde Marte. Compuesto por 59 imágenes unidas por especialistas en imágenes, la imagen se tomó el 25 de octubre de 2020, con la cámara en el brazo robótico del vehículo.

   Este último es de un lugar llamado "Mary Anning", en honor a una paleontóloga inglesa del siglo XIX cuyo descubrimiento de fósiles de reptiles marinos fue ignorado durante generaciones por ser mujer y de origen humilde. El rover ha estado en el sitio desde julio pasado, tomando y analizando muestras de perforación.

   Los científicos del equipo de Curiosity pensaron que era apropiado nombrar el sitio de muestreo como Anning debido al potencial del área para revelar detalles sobre el entorno antiguo, informa el Jet Propulsion Laboratory (JPL).

   Curiosity usó el taladro de roca en el extremo de su brazo robótico para tomar muestras de tres pozos de perforación llamados "Mary Anning", "Mary Anning 3" y "Groken", este último con el nombre de unos acantilados en las islas Shetland de Escocia. El robot científico ha realizado una serie de experimentos avanzados con esas muestras para ampliar la búsqueda de moléculas orgánicas (o basadas en carbono) en las rocas antiguas.

   Desde que aterrizó en el cráter Gale en 2012, Curiosity ha estado ascendiendo al Monte Sharp en busca de condiciones que alguna vez pudieron haber sustentado la vida. El año pasado, el rover exploró una región del Monte Sharp llamada Glen Torridon, que probablemente albergaba lagos y arroyos hace miles de millones de años.

   Los científicos sospechan que esta es la razón por la que se descubrió allí una alta concentración de minerales arcillosos y moléculas orgánicas.

   El equipo tardará meses en interpretar la química y los minerales de las muestras del sitio de Mary Anning. Mientras tanto, los científicos e ingenieros que han estado al mando del rover desde sus hogares como medida de seguridad durante la pandemia de coronavirus han indicado a Curiosity que continúe escalando el monte Sharp. El próximo objetivo de exploración del rover es una capa de roca cargada de sulfato que se encuentra más arriba en la montaña. El equipo espera alcanzarlo a principios de 2021.

Contador