Publicado 17/12/2021 16:59CET

Separación selectiva por sulfuración para recuperar metales raros

Litio
Litio - WIKIPEDIA

   MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Nuevos métodos de procesamiento podrían ayudar a aliviar la escasez de metales esenciales para dispositivos que abarcan desde teléfonos hasta baterías de automóviles.

   Desarrollados por investigadores del MIT, estos sistemas facilitan la separación de estos metales raros de los minerales de extracción y materiales reciclados.

   Los ajustes selectivos dentro de un proceso químico llamado sulfuración permitieron al profesor de metalurgia Antoine Allanore y su estudiante graduado Caspar Stinn apuntar y separar con éxito los metales raros, como el cobalto en una batería de iones de litio, de los materiales de metales mixtos.

   Como informan en la revista Nature, sus técnicas de procesamiento permiten que los metales permanezcan en forma sólida y se separen sin disolver el material. Esto evita los métodos tradicionales pero costosos de separación de líquidos que requieren una gran cantidad de energía. Los investigadores desarrollaron condiciones de procesamiento para 56 elementos y probaron estas condiciones en 15 elementos.

   Su enfoque de sulfuración, escriben en el artículo, podría reducir los costos de capital de la separación de metales entre un 65 y un 95 por ciento de los óxidos de metales mixtos. Su procesamiento selectivo también podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 60 y un 90 por ciento en comparación con la separación tradicional basada en líquidos.

   "Estábamos emocionados de encontrar reemplazos para procesos que tenían niveles realmente altos de uso de agua y emisiones de gases de efecto invernadero, como el reciclaje de baterías de iones de litio, el reciclaje de imanes de tierras raras y la separación de tierras raras", dice Stinn. "Esos son procesos que fabrican materiales para aplicaciones de sostenibilidad, pero los procesos en sí son muy insostenibles".

   Los hallazgos ofrecen una forma de aliviar la creciente demanda de metales menores como cobalto, litio y elementos de tierras raras que se utilizan en productos de energía "limpia" como automóviles eléctricos, células solares y molinos de viento generadores de electricidad.

   Según un informe de 2021 de la Agencia Internacional de Energía, la cantidad promedio de minerales necesarios para una nueva unidad de capacidad de generación de energía ha aumentado en un 50 por ciento desde 2010, a medida que las tecnologías de energía renovable que utilizan estos metales amplían su alcance.