Publicado 15/10/2021 11:33CET

Las serpientes evolucionaron de forma explosiva tras los dinosaurios

Una muestra de la diversidad de las serpientes
Una muestra de la diversidad de las serpientes - UNIVERSIDAD DE MICHIGAN

   MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Las serpientes experimentaron un estallido evolutivo tan espectacular como el de los mamíferos y las aves tras la desaparición de los dinosaurios hace 66 millones de años.

   Pasaron de unos modestos ancestros insectívoros a diversos linajes que incluían en su dieta a las nuevas aves, peces y pequeños mamíferos, según un estudio publicado en la revista de acceso abierto 'PLOS Biology'.

   La extinción masiva de K-Pg hace 66 millones de años --en la que se extinguió el 75% de las especies, incluidos todos los dinosaurios no avianos-- marcó el inicio de la era cenozoica y abrió un sinfín de nichos vacíos que las especies supervivientes pudieron aprovechar. Al igual que los mamíferos y las aves, las serpientes se diversificaron rápidamente durante el Cenozoico, dando lugar a las casi 4.000 especies que vemos hoy en día.

   Para comprender mejor el ritmo y la secuencia de este fenómeno, los investigadores cotejaron los datos publicados sobre las dietas de 882 especies de serpientes vivas y utilizaron sofisticados modelos matemáticos para reconstruir cómo cambiaron y se diversificaron las dietas de sus antepasados desde el límite K-Pg.

   Descubrieron que el ancestro común más reciente de las serpientes vivas era insectívoro, pero después del límite K-Pg, la dieta de las serpientes se amplió rápidamente para incluir aves, peces y pequeños mamíferos, grupos de vertebrados que también florecieron tras la extinción de los dinosaurios.

   El estudio arroja luz sobre la explosiva radiación adaptativa que dio lugar a la diversidad de las serpientes modernas. La diversificación de la dieta en las serpientes se ralentizó tras la radiación inicial, pero algunos linajes experimentaron nuevos estallidos de evolución adaptativa.

   Por ejemplo, las serpientes colubroides se diversificaron cuando los ancestros del Viejo Mundo colonizaron América del Norte y del Sur. Estos resultados demuestran que las extinciones masivas y las nuevas oportunidades biogeográficas pueden estimular el cambio evolutivo, dicen los autores.

   "Gran parte de la asombrosa diversidad ecológica de las serpientes parece ser el resultado de explosiones evolutivas desencadenadas por oportunidades ecológicas", apunta en un comunicado Michael Grundler, de la Universidad de California, autor del estudio junto a Daniel Rabosky, de la Universidad de Michigan, ambas en Estados Unidos.

   "Encontramos un importante estallido de diversificación de la dieta de las serpientes tras la extinción de los dinosaurios, y también encontramos que, cuando las serpientes llegan a nuevos lugares, a menudo experimentan estallidos similares de diversificación dietética", concluye.