Publicado 27/07/2020 13:16CET

El telescopio panorámico Roman completa su primera revisión de diseño

El telescopio panorámico Roman completa su primera revisión de diseño
El telescopio panorámico Roman completa su primera revisión de diseño - L. HUSTAK (STSCI)

   MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Cuando se lance a mediados de la década de 2020, el telescopio espacial Nancy Grace Roman de la NASA creará enormes imágenes panorámicas del espacio con detalles sin precedentes.

   El amplio campo de visión de la misión permitirá a los científicos llevar a cabo encuestas cósmicas, proporcionando una gran cantidad de información nueva sobre el universo.

   El sistema terrestre de la misión Roman, que pondrá los datos de la nave espacial a disposición de los científicos y el público, acaba de completar con éxito su revisión preliminar de diseño. El plan para operaciones científicas ha cumplido con todos los requisitos de diseño, cronograma y presupuesto, y ahora pasará a la siguiente fase: construir el sistema de datos recientemente diseñado.

   "Este es un hito emocionante para la misión", dijo en un comunicado Ken Carpenter, científico del proyecto del sistema terrestre para Roman en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "Estamos en camino de completar el sistema de datos a tiempo para el lanzamiento, y esperamos la ciencia pionera que permitirá".

   Roman tendrá la misma resolución que el telescopio espacial Hubble, pero capturará un campo de visión casi 100 veces más grande. Los científicos esperan que la nave espacial recopile más datos que cualquiera de las otras misiones de astrofísica de la NASA.

   Utilizando las observaciones de Hubble, los astrónomos han revolucionado nuestra visión del universo y han desatado una avalancha de descubrimientos. Hubble ha reunido 172 terabytes de datos desde su lanzamiento en 1990. Si todos estos datos se imprimieran como texto y las páginas se colocasen una encima de la otra, la pila alcanzaría aproximadamente 8.000 kilómetros de altura. Eso es lo suficientemente lejos como para alcanzar aproximadamente 15 veces más alto que la órbita del Hubble, o aproximadamente el 2% de la distancia a la Luna.

   Roman reunirá datos aproximadamente 500 veces más rápido que el Hubble, agregando hasta 20.000 terabytes (20 petabytes) en el transcurso de su misión primaria de cinco años. Si se imprimieran estos datos, la pila de papeles se elevaría a 530 kilómetros de altura después de un solo día. Al final de la misión principal de Roman, la pila se extendería mucho más allá de la Luna. Incontables tesoros cósmicos saldrán a la luz con las ricas observaciones de Roman, según la NASA.

   Tal vasto volumen de información requerirá que la NASA confíe en nuevas técnicas de procesamiento y archivo. Los científicos accederán y analizarán los datos de Roman utilizando servicios remotos basados en la nube y herramientas más sofisticadas que las utilizadas en misiones anteriores.

   Todos los datos de Roman estarán disponibles al público unos días después de las observaciones, una primicia para una misión insignia de astrofísica de la NASA. Esto es significativo porque las imágenes colosales de Roman a menudo contendrán mucho más que el objetivo principal de observación.

   Dado que los científicos de todo el mundo tendrán acceso rápido a los datos, podrán descubrir rápidamente fenómenos de corta duración, como las explosiones de supernovas. La detección rápida de estos fenómenos permitirá que otros telescopios realicen observaciones de seguimiento.

   Una de las áreas científicas que se beneficiarán de los vastos datos de la misión es la encuesta de microlente. La lente gravitacional es un efecto de observación que ocurre porque la presencia de masa deforma el tejido del espacio-tiempo. El efecto es extremo alrededor de objetos muy masivos, como agujeros negros y galaxias enteras. Pero incluso los objetos relativamente pequeños como las estrellas y los planetas causan un grado detectable de deformación, llamado microlente.

   Cada vez que dos estrellas se alinean estrechamente desde nuestro punto de vista, la luz de las curvas de estrellas más distantes a medida que viaja a través del espacio-tiempo deformado alrededor de la estrella más cercana. La estrella más cercana actúa como una lente cósmica natural, enfocando e intensificando la luz de la estrella de fondo.

   Los científicos ven esto como un aumento en el brillo. Los planetas que orbitan alrededor de la estrella en primer plano también pueden modificar la luz con lentes, actuando como sus propios lentes pequeños. Estas pequeñas firmas impulsan el diseño de la encuesta de microlente de Roman.

   La encuesta de microlente de Roman también detectará cientos de otros objetos cósmicos extraños e interesantes. Roman descubrirá planetas sin estrellas que deambulan por la galaxia como mundos rebeldes; enanas marrones, que son demasiado masivas para ser caracterizadas como planetas pero no lo suficientemente masivas como para encenderse como estrellas; y cadáveres estelares, incluidas las estrellas de neutrones y los agujeros negros, que se quedan cuando las estrellas agotan su combustible.

   Los eventos de microlente son extremadamente raros y requieren observaciones extensas. Roman monitoreará cientos de millones de estrellas cada 15 minutos durante meses a la vez, algo que ningún otro telescopio espacial puede hacer, generando una corriente de información nueva sin precedentes.

   Mientras que el estudio de microlente mirará hacia el corazón de nuestra galaxia, donde las estrellas están más densamente concentradas, los estudios cosmológicos de Roman mirarán mucho más allá de nuestras estrellas para estudiar cientos de millones de otras galaxias. Estas observaciones ayudarán a iluminar dos de los mayores rompecabezas cósmicos: materia oscura y energía oscura.

   La materia visible representa solo alrededor del cinco por ciento del contenido del universo. Casi el 27 por ciento del universo se presenta en forma de materia oscura, que no emite ni absorbe luz. La materia oscura solo es detectable a través de sus efectos gravitacionales sobre la materia visible.

   Roman nos ayudará a descubrir de qué está hecha la materia oscura explorando la estructura y distribución de la materia regular y la materia oscura a través del espacio y el tiempo. Esta investigación solo se puede hacer de manera efectiva utilizando mediciones precisas de muchas galaxias.

   El aproximadamente 68 por ciento restante del universo está compuesto de energía oscura. Esta misteriosa presión cósmica está causando que la expansión del universo se acelere, pero hasta ahora no sabemos mucho más al respecto.

   Roman estudiará la energía oscura a través de múltiples estrategias de observación, incluidas encuestas de cúmulos de galaxias y supernovas. Los científicos crearán un mapa 3D del universo para ayudarnos a comprender cómo el universo creció con el tiempo bajo la influencia de la energía oscura.

Lo más leído

  1. 1

    Coronavirus.- Perú da por concluida la cuarentena, pero mantiene el toque de queda para hacer frente a la pandemia

  2. 2

    Ecuador.- Ecuador vive una jornada de protestas contra la política económica del Gobierno de Lenín Moreno

  3. 3

    Bolivia.- El MAS se impone también en la Asamblea Legislativa de Bolivia, aunque pierde la mayoría de dos tercios

  4. 4

    Venezuela.- Maduro promete "reconocer" la nueva Asamblea Nacional venezolana

  5. 5

    Bolivia.- La oposición de Santa Cruz niega el triunfo del MAS en las elecciones de Bolivia y pide no emitir el resultado