Publicado 10/12/2020 11:36CET

El Tíbet se hizo 'techo del mundo' mucho después de lo pensado

La meseta tibetana,entre la cordillera del Himalaya (al sur) y el desierto de Taklamakán (al norte).
La meseta tibetana,entre la cordillera del Himalaya (al sur) y el desierto de Taklamakán (al norte). - WIKIPEDIA

   MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Meseta del Tíbet, conocida como 'techo del mundo' o 'tercer polo', solo creció a su altura moderna durante los últimos 10-20 millones de años, y no 40 millones de años como se pensaba.

   El lugar donde se encuentra el Monte Everest hoy estuvo bajo el agua. Exactamente cuándo el Tercer Polo alcanzó su altura actual ha sido un tema de debate durante años. Sin embargo, un estudio reciente publicado en Science Advances demuestra, a través del análisis de fósiles, ha rebajado sustancialmente el tiempo en que la meseta tibetana y el Himalaya alcanzaron su dimensión presente.

   Usando datación magnetoestratigráfica y radiocronológica, el estudio encontró que los fósiles tropicales de baja elevación recuperados del Tercer Polo central se depositaron hace unos 40 millones de años. Sin embargo, un análisis de paleosoles (suelos fósiles) utilizando paleoaltimetría de oxígeno mostró que los paleosoles correspondientes a la elevación actual datan de aproximadamente 25,5 a 21 millones de años en lugar de más de 35 millones de años, la cifra que a menudo se usaba anteriormente para fechar la edad del Meseta tibetana.

   "Esto significa que el Tercer Polo todavía estaba por debajo de los 2.300 metros hace unos 40 millones de años", dijo en un comunicado Fang Xiaomin, autor principal del estudio del Instituto de Investigación de la Meseta Tibetana (ITP) de la Academia China de Ciencias (CAS). "Sólo creció por encima de 3.500 metros hace alrededor de 26 a 21 millones de años".

   "Lo que encontramos no es del todo nuevo", observó Fang, refiriéndose a los hallazgos de la Primera Expedición e Investigación de la Meseta Tibetana (FTEP). Ese proyecto, que data de la década de 1970 y fue el primero de CAS en centrarse en el Tercer Polo, ya había sugerido aproximadamente el mismo período para el 'nacimiento' de la meseta, basado en una investigación en la que participaron más de mil científicos de 18 países.

   Sin embargo, el hallazgo de FTEP fue desacreditado en gran medida y descartado a lo largo de los años, ya que estimaciones posteriores basadas en isótopos de oxígeno argumentaron que existía una meseta completamente elevada hace al menos 35 millones de años. Curiosamente, el estudio de Fang, que "reconcilia los resultados de FTEP", fue en realidad parte de la Segunda Expedición e Investigación de la Meseta Tibetana (STEP), un proyecto científico lanzado en 2018 por CAS para reevaluar el entorno del Tercer Polo debido a los rápidos cambios climáticos de los últimos años.

   El tan debatido 'cumpleaños' del techo del mundo no es solo una cuestión académica sobre cómo el Tercer Polo se elevó sobre la historia. También ayuda a dar forma a nuestra comprensión de varios procesos de gran relevancia para el clima regional y global. Estos incluyen colisión continental y mecanismos geodinámicos de levantamiento, circulación atmosférica asiática, procesos de superficie y evolución biótica. Con este historial de elevación recalibrado, todavía queda mucho por hacer, según un comunicado de la Academia de Ciencias de China.