Publicado 08/11/2021 16:46CET

Tsunami de ondas gravitacionales multiplica por diez el registro

Dos agujeros negros se fusionan provocando una onda gravitacional
Dos agujeros negros se fusionan provocando una onda gravitacional - NASA

   MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo científico internacional ha revelado la mayor cantidad de ondas gravitacionales jamás detectadas, con decenas de nuevos eventos que han multiplicado por diez el registro de detecciones.

   Esperan que este descubrimiento ayudará a resolver algunos de los misterios más complejos del Universo, incluidos los componentes básicos de la materia y el funcionamiento del espacio y el tiempo. Se trata de fluctuaciones generadas en la curvatura del espacio-tiempo que se propagan como ondas a la velocidad de la luz, resultado de eventos cósmicos extremos.

   El estudio del equipo global, publicado en ArXiv, realizó 35 nuevas detecciones de ondas gravitacionales causadas por pares de agujeros negros que se fusionan o estrellas de neutrones y agujeros negros que se estrellan juntos, utilizando los observatorios LIGO y Virgo entre noviembre de 2019 y marzo de 2020.

   Esto eleva el número total de detecciones a 90 después de tres periodos de observación entre 2015 y 2020.

   Las nuevas detecciones provienen de eventos cósmicos masivos, la mayoría de ellos a miles de millones de años luz de distancia, que lanzan ondas a través del espacio-tiempo. Incluyen 32 pares de agujeros negros que se fusionan y probablemente tres colisiones entre estrellas de neutrones y agujeros negros.

   Susan Scott, del Centro de Astrofísica Gravitacional de la ANU (Australian National University) y coautora del estudio, dijo en un comunicado que los últimos descubrimientos representaron "un tsunami" y fueron un "gran paso adelante en nuestra búsqueda para descubrir los secretos de la evolución del Universo".

LA DETECCIÓN SE HA MULTIPLICADO POR DIEZ

   "Estos descubrimientos representan un aumento de diez veces en el número de ondas gravitacionales detectadas por LIGO y Virgo desde que comenzaron a observar", dijo la profesora Scott.

   "Hemos detectado 35 eventos. Eso es masivo. Por el contrario, hicimos tres detecciones en nuestra primera serie de observación, que duró cuatro meses en 2015-16.

   "Esta es realmente una nueva era para la detección de ondas gravitacionales y la creciente población de descubrimientos está revelando mucha información sobre la vida y muerte de las estrellas en todo el Universo.

   "Observar las masas y los giros de los agujeros negros en estos sistemas binarios indica cómo estos sistemas se unieron en primer lugar. También plantea algunas preguntas realmente fascinantes. Por ejemplo, ¿se formó originalmente el sistema con dos estrellas que atravesaron sus ciclos de vida juntas y finalmente se convirtieron en agujeros negros? ¿O los dos agujeros negros se juntaron en un entorno dinámico muy denso como en el centro de una galaxia? "

   Scott, quien también es investigador jefe del Centro de Excelencia ARC para el Descubrimiento de Ondas Gravitacionales (OzGrav), dijo que la mejora continua de la sensibilidad del detector de ondas gravitacionales estaba ayudando a impulsar un aumento en las detecciones.

   "Esta nueva tecnología nos permite observar más ondas gravitacionales que nunca. También estamos investigando las dos regiones de brecha de masa de los agujeros negros y proporcionando más pruebas de la teoría de la relatividad general de Einstein.

   "La otra cosa realmente emocionante acerca de la mejora constante de la sensibilidad de los detectores de ondas gravitacionales es que esto pondrá en juego una gama completamente nueva de fuentes de ondas gravitacionales, algunas de las cuales serán inesperadas", concluyó.

Contador