Publicado 17/04/2020 11:42:27 +02:00CET

La ubicación estratégica de arrecifes de coral preserva el ecosistema

La ubicación estratégica de arrecifes de coral preserva el ecosistema
La ubicación estratégica de arrecifes de coral preserva el ecosistema - Flickr

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Una evaluación de 1.800 arrecifes tropicales de 41 países concluye que, si bien están en fuerte declive en todo el mundo, algunos arrecifes aún pueden prosperar con abundantes reservas de peces, alta biodiversidad y funciones de ecosistemas bien conservadas, en función de su ubicación estratégica.

"Solo el cinco por ciento de los arrecifes pudieron cumplir simultáneamente los objetivos combinados de proporcionar suficientes reservas de pesca, mantener la biodiversidad y un ecosistema funcional", destaca en un comunicado el profesor Josh Cinner, del Centro de Excelencia ARC para Estudios de Arrecifes de Coral en la Universidad James Cook, en Australia, y autor principal del trabajo. "Estos son como los las estrellas de Hollywood de los arrecifes de coral. Lo tienen todo, pero también son raros y viven en áreas exclusivas, lugares remotos con poca presión humana. Nuestro estudio muestra cómo ayudar a otros arrecifes de coral a lograrlo", asegura.

El equipo de investigación evaluó si las reservas marinas sin pesca y otras restricciones pesqueras ayudaron a los arrecifes a cumplir múltiples objetivos. El estudio, publicado en la revista 'Science', encontró que la implementación de tales esfuerzos locales ayudó, "pero solo si los esfuerzos de gestión están en los lugares correctos", puntualiza el profesor Cinner. "Se trata de ubicación, ubicación, ubicación --detalla--. Las reservas marinas ubicadas en áreas con baja presión humana tuvieron los mejores resultados para ayudar a los arrecifes a estar en nuestra lista A".

"También teníamos una lista B de arrecifes, que cumplía todos los objetivos, pero en menor grado. Las reservas en áreas con presión humana intermedia hicieron la mayor diferencia para conseguir arrecifes en nuestra lista B. Simplemente, ocurrieron en menos ubicaciones exclusivas que los de la lista A", prosigue.

Sin embargo, las reservas marinas hicieron poca diferencia en áreas donde el ambiente estaba tan severamente degradado que solo la conservación de un paisaje marino más amplio podría ayudar.

La coautora Jessica Zamborain-Mason, candidata a doctorado, lamenta que los arrecifes de coral en todo el mundo enfrentan una degradación intensa debido a numerosos factores antropogénicos, como la sobrepesca, la contaminación y el cambio climático.

"Hay una creciente necesidad de gestionar los arrecifes de coral para cumplir múltiples objetivos simultáneamente --reconoce--. Nuestros hallazgos brindan orientación sobre dónde ubicar estratégicamente la administración local para lograr los mayores beneficios".

El coautor, el profesor Nick Graham de la Universidad de Lancaster, destaca que el estudio utiliza datos para mostrar lo que funciona. "La ciencia y el manejo de los arrecifes de coral a menudo se enfocan en cumplir con un solo objetivo", apunta.

"Administrar para un solo objetivo a la vez es común, pero ¿y si lo quieres todo? Los múltiples objetivos de la biodiversidad, la pesca y los ecosistemas en funcionamiento a menudo se requieren en cualquier lugar dado, pero la ciencia para comprender cuándo y cómo se puede lograr esto ha faltado --continúa--. Observamos las comunidades de peces, no las comunidades de corales, y estos se ven afectados por diferentes factores: la sobrepesca realmente impulsa a los primeros y el cambio climático a los últimos".

"El estudio no solo tiene implicaciones importantes para la colocación de nuevas reservas marinas, sino que también es relevante para futuros cambios socioeconómicos, como la forma en que el desarrollo de la infraestructura y el crecimiento de la población pueden afectar la eficacia de la conservación de los arrecifes --apunta el profesor Cinner--. Mostramos dónde los gerentes podrán maximizar múltiples objetivos y, de la misma manera, dónde perderán su tiempo".

El estudio concluye que, si bien la acción internacional sobre el cambio climático es crucial para garantizar un futuro para los arrecifes dominados por corales, la gestión eficaz también es fundamental para mantener los arrecifes, y los millones de personas cuyos medios de vida dependen de ellos.