Publicado 26/03/2020 10:03CET

Utensilios prehistóricos confirman un neólitico propio en Nueva Guinea

Utensilios prehistóricos confirman un neólitico propio en Nueva Guinea
Utensilios prehistóricos confirman un neólitico propio en Nueva Guinea - UNSW/Ben Shaw

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Es bien sabido que la agricultura se desarrolló de forma independiente en Nueva Guinea hace 7.000 años, pero la evidencia de su influencia en la forma de vida de las personas ha eludido a los científicos, hasta ahora.

Nuevos artefactos descubiertos en un yacimiento arqueológico de Waim, en las tierras altas de esta isla al norte de Australia, incluido un fragmento de la primera talla de piedra simbólica en Oceanía, ilustran un cambio en el comportamiento humano hace entre 5.050 y 4.200 años en respuesta al surgimiento generalizado de la agricultura, que marcó el comienzo de una era neolítica regional similar al neolítico en Eurasia.

La ubicación y el patrón de los artefactos en el sitio utilizado un espacio doméstico fijo y prácticas culturales simbólicas, lo que insinúa que la región comenzó a desarrollar de manera independiente las características del Neolítico alrededor de 1.000 años antes de los agricultores de Lapita del sudeste asiático llegaran a Nueva Guinea.

Si bien los científicos han sabido que la agricultura de humedales se originó en las tierras altas de Nueva Guinea hace entre 8.000 y 4.000 años, ha tenido poca evidencia de los cambios sociales relacionados como los que ocurrieron en otras partes del mundo.

Para comprender mejor cómo era la vida en esta región a medida que se extendía la agricultura, el investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas, de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Ben Shaw, y sus colegas excavaron y examinaron un tesoro de artefactos del yacimiento arqueológico de Waim, recientemente identificado, según un comunicado de la Universidad.

"Lo que es realmente emocionante es que esta fue la primera vez que se encontraron estos artefactos en el suelo, lo que ahora nos ha permitido determinar su edad con la datación por radiocarbono", explica Shaw en la revista 'Science Advances'.

Los investigadores analizaron un fragmento de piedra tallada que representaba la cresta de la ceja de un rostro humano o animal, una talla de piedra completa de una cabeza humana con un pájaro posado en la parte superior (recuperada por los residentes de Waim), y dos fragmentos de mortero de piedra molida con rastros de nombre, almidón de frutas y nueces en sus superficies.

También identificamos un núcleo de obsidiana que proporciona la primera evidencia de comercio de obsidiana a larga distancia, en el mar, así como postes de casa que pueden tener estado en algún momento.