Publicado 29/10/2020 11:57CET

La ESA verifica la red móvil 4G lunar que ultima la NASA

Modelo de estación lunar  móvil 4G que verifica la ESA
Modelo de estación lunar móvil 4G que verifica la ESA - NOKIA

   MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El laboratorio de radiofrecuencia de alta potencia de la ESA y el Valencia Space Consortium ha probado un prototipo de estación base compacta para comunicaciones 4G en condiciones lunares simuladas.

   La NASA ha seleccionado Nokia Bell Labs para desarrollar una red de comunicaciones lunares basada en la tecnología móvil 4G LTE (Long Term Evolution), lo que potencialmente permite la transmisión de video en vivo y el control remoto de rovers, bases lunares e infraestructura asociada.

   Nokia Bell Labs ha desarrollado una estación base LTE ultracompacta, de bajo consumo de energía y reforzada con el espacio, destinada a ser la base de una red, que está prevista para su despliegue en la Luna a finales de 2022, a través de un módulo de aterrizaje desarrollado por la startup estadounidense Intuitive Machines.

   Para probar su prototipo, Nokia Bell Labs recurrió a un especialista en fenómenos de radio de alta potencia: el Laboratorio de Radiofrecuencia de Alta Potencia, gestionado conjuntamente por la ESA y el Valencia Space Consortium.

   El director del laboratorio, David Raboso, explica en un comunicado: "La preocupación particular era un efecto llamado 'multipactor', donde una fuerte energía de radiofrecuencia en el vacío puede generar una avalancha de emisiones de electrones secundarios del propio dispositivo de RF (radiofrecuencia), lo que da como resultado daños o incluso una avería total del sistema.

   "Utilizamos fuentes radiactivas de estroncio-90 y lámparas ultravioleta para 'sembrar' electrones de baja energía mientras probamos las operaciones de la estación base en tres rangos de temperatura diferentes, cubriendo el nivel de calificación y los requisitos operativos.

   "Los resultados mostraron que el diseño de la estación base LTE es realmente robusto contra el efecto multipactor, lo que brinda una gran confianza en que puede operar en la Luna y en el espacio, como se diseñó".

   Originalmente creado para servir a la primera generación de misiones de observación de la Tierra con radar de la ESA, el Laboratorio de radiofrecuencia de alta potencia de la ESA-VSC ha pasado a servir a cientos de misiones espaciales comerciales y de la ESA, junto con la investigación y el desarrollo asociados.

   La ESA y VSC han creado una instalación adicional, el Laboratorio de materiales espaciales de alta potencia, para investigar los desafíos asociados a los materiales arrojados por las operaciones de RF de alta potencia.