Publicado 06/10/2021 16:59CET

VÍDEO Viaja a la catedral de Londres de 1620 con su entorno y sonidos

Vista del interior de la Catedral de San Pablo como se vería en 1622, antes de que fuera destruida en el Gran Incendio de 1666.
Vista del interior de la Catedral de San Pablo como se vería en 1622, antes de que fuera destruida en el Gran Incendio de 1666. - NC STATE

   MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos han recreado las imágenes y los sonidos de la Catedral de San Pablo y sus alrededores en el Londres de la década de 1620, ofreciendo un vistazo de la vida cotidiana hace cuatro siglos.

   "No es un viaje en el tiempo, pero estamos modelando el pasado de una manera que nos da acceso a la experiencia vivida del culto cristiano en el siglo XVII, que era una parte central de la vida en Inglaterra en ese momento", dice John Wall. uno de los líderes del Proyecto de la Catedral Virtual de San Pablo y profesor de inglés en la Universidad de North Carolina State.

   El proyecto, que involucró a expertos en disciplinas desde la literatura hasta la ingeniería acústica, fue posible gracias a una subvención del National Endowment for the Humanities. Un vídeo con el resultado de la investigación está disponible en https://www.youtube.com/watch?v=hqu86bvenJA

   "Este proyecto, y otros similares, ponen el pasado a nuestra disposición de nuevas formas", dice Wall en un comunicado. "Puedo leer un servicio de adoración, pero escuchar esos servicios realizados como si estuviera en la catedral de St. Paul en la década de 1620 es una experiencia completamente diferente. Es una forma dramática de ayudarnos a comprender el pasado, y el arte, la música, la arquitectura, y la literatura que nos ha llegado desde entonces".

   Para comprender el valor del Proyecto de la Catedral Virtual de San Pablo, es importante recordar el papel que jugó la iglesia en la Inglaterra del siglo XVII. La gente estaba legalmente obligada a asistir a la iglesia todos los domingos y los días santos. Y todas las iglesias de Inglaterra tenían las mismas lecturas y servicios los mismos días. Si bien el estilo puede haber sido diferente, la mayoría de las personas habrían estado experimentando fundamentalmente los mismos servicios de la iglesia sin importar dónde estuvieran en Inglaterra.

   En resumen, este aspecto de la vida religiosa fue una experiencia compartida por toda la nación, y comprender ese contexto puede ayudarnos a comprender el arte, la literatura y la historia más amplia del período.

   La gente también puede estar interesada en el proyecto porque es visualmente impactante.

   Si bien la Catedral de San Pablo sigue en Londres, no es la misma que los londinenses hubieran conocido a principios del siglo XVII. El templo al que asistieron los feligreses en la década de 1620 fue quemado hasta los cimientos durante el Gran Incendio de Londres en 1666.

   Eso hizo que la creación de un modelo visual detallado de la catedral como una vez fue una empresa difícil. El líder del equipo visual del proyecto es David Hill, director de la Escuela de Arquitectura del Estado de Carolina del Norte. Hill, y una docena de estudiantes actuales y anteriores de la Facultad de Diseño de NC State, crearon impresionantes modelos visuales de San Pablo, su cementerio y todos los edificios que rodeaban la catedral a principios del siglo XVII.

   El equipo de modelado visual se basó en una variedad de materiales para recrear la catedral: evidencia arqueológica; cuentas escritas; y pinturas, grabados y dibujos contemporáneos. Donde la evidencia era escasa, como la escasez de descripciones visuales de algunas dependencias, el equipo creó edificios que eran representativos de lo que uno esperaría ver en ese lugar y momento.

   En última instancia, los modeladores visuales crearon una gran cantidad de imágenes que permitieron a los visitantes: recorrer el cementerio alrededor del templo; recorre la catedral misma; ver vistas panorámicas en todas direcciones desde varios puntos dentro de la catedral; realizar un recorrido en vídeo por la catedral; y hacer un recorrido en realidad virtual por el espacio.

   Aquí hay un ejemplo de por qué a los académicos les importa cómo sonaba el interiro del templo. Tenemos copias de sermones que se dieron durante el siglo XVII, muchos de los cuales abordaron temas políticos y espirituales. Sin embargo, no sabemos cuántas personas en la catedral hubieran podido escuchar esos sermones.

   ¿Fueron los sermones realmente escritos para todos los feligreses? ¿Fueron escritas para una audiencia más pequeña de élites que podrían estar sentadas más cerca del púlpito? ¿Fueron escritos principalmente para aquellos que podrían recibir una copia escrita? Comprender el entorno auditivo puede ayudarnos a responder esas preguntas y muchas otras.

   Gran parte del trabajo de modelado acústico se realizó bajo el liderazgo de Yun Jing, un ex profesor de ingeniería en NC State que ahora trabaja en Penn State.

   Jing y un estudiante graduado de ingeniería de NC State llamado Julius Elo crearon un software de código abierto llamado I-Pack Simpa que se utilizó para hacer modelos acústicos que simulan con precisión cómo viaja el sonido a través de varias partes de la catedral. Estos modelos, a su vez, permiten a los usuarios comprender cómo sonaba un servicio desde varios lugares de la catedral, así como el papel que desempeñaba el ruido ambiental al afectar la experiencia del servicio.

   Para crear los sonidos reales de un servicio religioso, el equipo se basó en el talento de una colección internacional de actores, cantantes y músicos. Para el Coro de San Pablo en la década de 1620 estaba el Coro del Jesus College de la Universidad de Cambridge, bajo la dirección del director del coro Richard Pinel.

   Específicamente, los artistas recrearon los servicios de adoración para el Domingo de Pascua, 28 de marzo de 1624, que fue una ocasión festiva; así como los servicios más ordinarios que se llevaron a cabo el martes 27 de noviembre de 1625. Los servicios recreados incluyen lecturas de la Biblia, oraciones, cánticos e himnos interpretados por coro y órgano; y dos sermones, uno de Lancelot Andrewes, entonces obispo de Winchester, y otro de John Donne, decano de St Paul de 1621 a 1631.

Contador