Publicado 28/09/2021 17:28CET

Vidrio irrompible inspirado en los moluscos

(A) Compuesto de vidrio) (B) Microestructura del compuesto de vidrio, (C) Vista de la capa nacarada en la concha de abulón rojo y (D) Microestructura de nácar
(A) Compuesto de vidrio) (B) Microestructura del compuesto de vidrio, (C) Vista de la capa nacarada en la concha de abulón rojo y (D) Microestructura de nácar - MC GILL UNIVERSITY

   MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Científicos de la Universidad McGill desarrollan un vidrio más fuerte y resistente, inspirado en la capa interna de los caparazones de los moluscos.

   En lugar de romperse con el impacto, el nuevo material tiene la resistencia del plástico y podría usarse para mejorar las pantallas de los teléfonos móviles en el futuro, entre otras aplicaciones.

   Si bien las técnicas como el templado y el laminado pueden ayudar a reforzar el vidrio, son costosas y ya no funcionan una vez que se daña la superficie. "Hasta ahora existían compensaciones entre alta resistencia, tenacidad y transparencia. Nuestro nuevo material no solo es tres veces más fuerte que el vidrio normal, sino también más de cinco veces más resistente a las fracturas", dice en un comunicado Allen Ehrlicher, profesor asociado en el Departamento de Bioingeniería de la Universidad McGill.

   Inspirándose en la naturaleza, el científico creó un nuevo material compuesto de vidrio y acrílico que imita al nácar. "La naturaleza es un maestro del diseño. Estudiar la estructura de los materiales biológicos y comprender cómo funcionan ofrece inspiración y, a veces, planos, para nuevos materiales", dice Ehrlicher.

   "Sorprendentemente, el nácar tiene la rigidez de un material rígido y la durabilidad de un material blando, lo que le da lo mejor de ambos mundos", explica. "Está hecho de piezas rígidas de materia similar a la tiza que están cubiertas con proteínas suaves que son altamente elásticas. Esta estructura produce una resistencia excepcional, haciéndola 3.000 veces más resistente que los materiales que la componen".

   Los científicos tomaron la arquitectura del nácar y la replicaron con capas de escamas de vidrio y acrílico, produciendo un material excepcionalmente fuerte pero opaco que se puede producir de manera fácil y económica. Luego dieron un paso más para hacer que el compuesto fuera ópticamente transparente. "Al ajustar el índice de refracción del acrílico, hicimos que se mezclara perfectamente con el vidrio para hacer un compuesto verdaderamente transparente", dice el autor principal Ali Amini, investigador postdoctoral en McGill. Como próximos pasos, planean mejorarlo incorporando tecnología inteligente que permita que el vidrio cambie sus propiedades, como el color, la mecánica y la conductividad.

   El vidrio flexible es supuestamente un invento perdido de la época del reinado del emperador romano Tiberio César. Según los relatos históricos populares de los autores romanos Cayo Plinio Segundo y Petronio, el inventor llevó un cuenco para beber hecho del material ante el Emperador. Cuando se puso a prueba el cuenco para romperlo, solo se abolló en lugar de romperse.

   Después de que el inventor juró que era la única persona que sabía cómo producir el material, Tiberio hizo ejecutar al hombre, temiendo que el vidrio devaluara el oro y la plata porque podría ser más valioso.

   "Cuando pienso en la historia de Tiberius, me alegro de que nuestra innovación material lleve a la publicación en lugar de a la ejecución", dice Ehrlicher.

Contador