Publicado 28/09/2021 13:18CET

Vinculan salud de los árboles con la respuesta de aves al calentamiento

Carbonero común
Carbonero común - UNIVERSIDAD DE OXFORD

   MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El estado de salud de los árboles ha sido vinculado en una nueva investigación de la Universidad de Oxford con la forma en que las aves responden al cambio climático.

   El estudio ha comprobado cómo los cambios en el momento de la puesta de huevos por el carbonero común en respuesta al cambio climático varían marcadamente entre los sitios de reproducción dentro del mismo bosque y que esta variación está relacionada con la salud de los robles cercanos.

   En el Reino Unido, esta especie de ave en el Reino Unido pone sus huevos unos 14 días antes que en la década de 1960. Como resultado, estos pájaros cantores siguen el ritmo de los otros miembros de su cadena alimentaria, las orugas de la polilla de invierno y los robles de los que se alimentan estos insectos, que también han avanzado su tiempo de primavera en respuesta al cambio climático en los últimos años.

   Gran parte de nuestra comprensión de cómo los animales responden al cambio climático proviene de estudios que asumen que todos los individuos dentro de una población experimentan el mismo entorno. Sin embargo, sabemos que este no es el caso, sobre todo en el caso de los animales que tienen limitaciones en cuanto a la distancia que pueden recorrer desde la descendencia dependiente.

   "Ejemplares que viven próximos pueden experimentar entornos muy diferentes. El estudio de estas diferencias nos ayuda a comprender qué podría limitar la capacidad de los animales para adaptarse a entornos cambiantes y, por lo tanto, el alcance de las poblaciones para hacer frente al cambio climático", dijo en un comunicado la doctora Ella Cole, de la Universidad de Oxford, quien codirigió la investigación.

   El nuevo estudio del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford ha revelado una marcada variación espacial en la medida en que los carboneros están ajustando el momento de la puesta de huevos dentro de un solo bosque. El análisis de los eventos de reproducción de más de 13.000 carboneros durante un período de 60 años mostró que los sitios de anidación más lentos solo han adelantado 7,5 días, mientras que los sitios más rápidos se adelantaron 25,6 días.

   Esta variación está relacionada con la salud de los robles cercanos al sitio de anidación. Cuanto más saludables sean los robles alrededor del nido, mayor será el avance en el momento de la puesta. Las aves que se reproducen en áreas con robles sanos avanzaron su puesta 5,4 días más que las que se reproducen en áreas con robles no saludables.

   Los hallazgos, publicados en la revista Nature Climate Change, demuestran cómo el examen de las respuestas al cambio climático en pequeñas escalas espaciales revela patrones y relaciones que están enmascarados por estudios de población amplia.

   La investigación, que se llevó a cabo en Wytham Woods de la Universidad de Oxford, utilizó datos de reproducción de 964 nidos en ubicaciones fijas, junto con información sobre la salud de 5.748 robles maduros.

   "Nuestros hallazgos sugieren que las aves que anidan en áreas con peor salud de los robles son menos capaces de mantenerse al día con el avance de la primavera. Esto podría deberse a que no pueden encontrar los recursos que necesitan para comenzar a reproducirse o porque el deterioro de la salud del roble afecta las señales que las aves usan para cronometrar la reproducción", agregó el doctor Regan, de la Universidad de Oxford, quien también codirigió el trabajo.

Contador