Publicado 14/12/2021 12:55CET

Arabia Saudí anuncia su presupuesto para 2022 (1)

-Arabia Saudí anuncia su presupuesto para 2022, centrado en la mejora de los servicios, la sostenibilidad fiscal y la potenciación del sector privado

RIYADH, Arabia Saudí, 14 de diciembre de 2021 /PRNewswire/ -- El Consejo de Ministros, en su sesión celebrada hoy, 12 de diciembre de 2021, bajo la presidencia del Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, el Rey Salman bin Abdulaziz, ha aprobado el presupuesto para el año fiscal 2022, con un gasto total de 955.000 millones de SAR, unos ingresos totales de unos 1.045.000 millones de SAR y un superávit de unos 90.000 millones de SAR.

En esta ocasión, Su Excelencia el Ministro de Finanzas, Mohammed Al-Jadaan, extendió su agradecimiento y gratitud al Custodio de las Dos Mezquitas Sagradas, el Rey Salman bin Abdulaziz, y a S.A.R. el Príncipe Heredero, Viceprimer Ministro y Ministro de Defensa, el Príncipe Mohammed bin Salman bin Abdulaziz, por la aprobación del presupuesto. Al-Jadaan señaló que las políticas y los procedimientos responsables del gobierno para hacer frente a la pandemia de COVID-19 han logrado contener su impacto humanitario, financiero y económico proporcionando un fuerte apoyo a los sectores sanitario y privado, manteniendo al mismo tiempo la sostenibilidad fiscal a medio y largo plazo. Su Excelencia indicó que dichas políticas han tenido un impacto positivo en la recuperación gradual de la economía local, mostrando un rápido crecimiento en varias áreas.

Al-Jadaan señaló que el presupuesto de 2022 refleja la determinación del Gobierno de promover el crecimiento económico post-pandémico y de asignar recursos a la sanidad, la educación y el desarrollo de los servicios básicos, además del mantenimiento de las ayudas y prestaciones sociales. Al-Jadaan indicó que el presupuesto se enmarca en el proceso de reforma para desarrollar la gestión de las finanzas públicas, manteniendo los techos de gasto previamente anunciados, de forma que se garantice la sostenibilidad fiscal a medio plazo y una posición financiera sólida que permita al Estado responder a cualquier cambio de emergencia y absorber los choques económicos inesperados.

Al-Jadaan declaró que las estimaciones presupuestarias para el ejercicio 2022 muestran que los ingresos totales alcanzarán los 1.045.000 millones de SAR, lo que supone un aumento del 12,4% en comparación con los ingresos previstos en 2021. Los gastos totales se estiman en unos 955.000 millones de SAR, con un superávit de 90.000 millones de SAR (2,5% del PIB). Estos excedentes se destinarán a aumentar las reservas del Estado, a apoyar los fondos de desarrollo nacional y el Fondo de Inversión Pública, a considerar la posibilidad de acelerar la ejecución de algunos programas y proyectos estratégicos con dimensiones económicas y sociales, o a amortizar parcialmente la deuda pública en función de las condiciones del mercado.

En cuanto a la deuda pública, Su Excelencia explicó que se espera que los indicadores de deuda pública mejoren en 2022, reduciéndose hasta alrededor del 25,9% del PIB, frente al 29,2% de 2021, como resultado de las expectativas de superávit presupuestario y crecimiento del PIB, siempre que los préstamos se utilicen para devolver el principal de la deuda que deba reembolsarse en el futuro, o para aprovechar las oportunidades favorables del mercado para apoyar las reservas o financiar proyectos de capital que puedan acelerarse mediante emisiones anuales. También declaró que se espera que la relación deuda/PIB se mantenga en niveles adecuados en 2024, alcanzando el 25,4%. Añadió que el gobierno está trabajando en el desarrollo de un marco de gestión de riesgos que tiene como objetivo seguir y monitorear los desarrollos clave en la economía local y global para identificar los riesgos que surgen de ellos, y luego evaluar sus consecuencias.

Al-Jadaan indicó que el objetivo del gobierno para el año fiscal 2022 y a medio plazo es apoyar la recuperación gradual en curso de la actividad económica, manteniendo al mismo tiempo las iniciativas que se han puesto en marcha en los últimos años, además de mantener el compromiso de alcanzar los objetivos de la Visión Saudí 2030 reduciendo la dependencia primaria de los ingresos del petróleo, diversificando la economía y desarrollando los ingresos no relacionados con el petróleo y garantizando su sostenibilidad. Su Excelencia destacó los avances realizados, durante el último periodo, en la implementación de los Programas de Realización de la Visión y los megaproyectos, así como los proyectos de inversión en diversos sectores, incluidos los proyectos de infraestructura.

El Ministro de Finanzas destacó que el Reino está experimentando un crecimiento económico continuo, apoyado por los factores económicos dirigidos al sector privado. Los más importantes son la contribución efectiva al desarrollo a través de los proyectos y programas del Fondo de Inversión Pública y del Fondo de Desarrollo Nacional, los avances en la aplicación del Programa Nacional de Desarrollo Industrial y Logístico (NDLP), la Estrategia Nacional de Inversión, el Programa "Shareek", el Programa de Desarrollo del Sector Financiero y el programa de privatización. Subrayó que el éxito de estos habilitadores se reflejará positivamente en las finanzas públicas al estimular y diversificar el crecimiento económico, mejorando así los ingresos no petroleros y reduciendo la carga del gasto público, en particular, con el sector privado liderando la inversión y el empleo.

El Ministro subrayó el aumento significativo de los indicadores de rendimiento de la actividad hasta el final del tercer trimestre de 2021, lo que refleja la recuperación progresiva junto con un rápido aumento de las tasas de inmunización de COVID-19. Esto ha contribuido a que se suavicen aún más las medidas de precaución en el Reino. Explicó que las estimaciones preliminares para 2021 indican un crecimiento del 2,9% del PIB real, impulsado por un aumento del PIB no relacionado con el petróleo, que se espera que registre un crecimiento del 4,8%. Las estimaciones para el año fiscal 2022 indican un crecimiento del 7,4% del PIB real, impulsado por el aumento del PIB petrolero según el Acuerdo OPEP+, además de la mejora esperada del PIB no relacionado con el petróleo con la continua recuperación de la economía y la implementación de las iniciativas y programas que potencian el crecimiento y la diversificación económica.

En cuanto al Programa de Sostenibilidad Fiscal, Su Excelencia explicó que los avances y las transformaciones fundamentales en el enfoque de la gestión de las finanzas públicas en el último período supusieron el paso de la fase de equilibrio fiscal a una fase que busca mantener la sostenibilidad fiscal a través de instrumentos de planificación eficaces que tengan en cuenta las necesidades de gasto en un período de tiempo más largo. Para proteger esta planificación y la capacidad de realizar el gasto previsto a medio plazo, es útil reducir la vinculación a factores externos, incluidas las fluctuaciones de los mercados del petróleo, para no causar confusión a esos planes. Se espera que el programa logre varios beneficios económicos, ya que contribuirá a la continuación de la consecución de tasas de crecimiento estables en la economía no relacionada con el petróleo, mitigará el efecto de la volatilidad de los precios de la energía en la economía, además de la mejora de la capacidad del sector privado para planificar las inversiones con claridad. En cuanto a las finanzas públicas, el programa contribuirá a mejorar la eficacia de la planificación fiscal, aumentando la eficiencia del gasto público, utilizando los excedentes presupuestarios en el aumento de las reservas o en el gasto de inversión que garantice la diversificación de la economía y logre los objetivos de crecimiento sostenible a medio y largo plazo.

Al concluir su declaración, Su Excelencia explicó que el presupuesto de 2022 es la culminación de la planificación y la colaboración de varias entidades gubernamentales. Se han realizado esfuerzos, se han aprovechado las capacidades y se ha canalizado la energía para desarrollar este presupuesto de manera adecuada, mediante el cual el presupuesto puede cumplir sus objetivos estratégicos y presentarse con los más altos niveles de transparencia y claridad. Estos esfuerzos se ven respaldados por el compromiso directo del gobierno con respecto a la situación financiera y económica actual a través de la emisión de informes relacionados con el presupuesto, tales como: los informes trimestrales, semestrales y anuales, así como la declaración prepresupuestaria, la declaración presupuestaria y la Copia Ciudadana, todo ello de acuerdo con la Visión Saudí 2030.