Publicado 25/09/2020 13:55CET

CGTN:China pide una revolución verde mundial en la era post-COVID

BEIJING, 25 de septiembre de 2020 /PRNewswire/ -- Mientras el mundo lucha por reactivar la economía en medio de la persistente pandemia de COVID-19, China ha pedido esfuerzos globales para lanzar una revolución verde y se ha comprometido a lograr la neutralidad de carbono antes de 2060.

Para ver el informe original: enlace [https://news.cgtn.com/news/2020-09-22/Xi-Jinping-China-aims-...]

"COVID--19 nos recuerda que la humanidad debe lanzar una revolución verde y avanzar más rápido para crear una forma verde de desarrollo y vida", dijo el presidente chino Xi Jinping en un discurso pronunciado en un enlace en vídeo al Debate General de la 75.ª sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas el martes.

Xi instó a todos los países a "tomar medidas decisivas" para respetar el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático, en virtud del cual casi 200 países se comprometieron a controlar las emisiones de gases de efecto invernadero para mantener un aumento de la temperatura global este siglo muy por debajo de los 2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales y prosiguió los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 grados Celsius.

China pretende "tener el pico de emisiones de CO2 antes de 2030 y lograr la neutralidad del carbono antes de 2060", dijo.

También pidió una "recuperación ecológica de la economía mundial en la era post-COVID" y esfuerzos para lograr un desarrollo sostenible en todos los países.

El mensaje de Xi ganó muchos aplausos. "El anuncio de hoy por parte del presidente Xi Jinping de que China tiene la intención de alcanzar la neutralidad del carbono antes de 2060 es una noticia importante", dijo Todd Stern, enviado climático de Estados Unidos bajo la administración Obama que trabajó en la negociación de un acuerdo climático bilateral con China en 2014. Llamó al anuncio un paso "alentador".

La promesa también fue acogida con satisfacción por la Unión Europea. "Acojo con beneplácito el anuncio del Presidente Xi de que China ha fijado una fecha para que sus emisiones de CO2 estén alcanzadas al máximo y se volverán carbono neutrales antes de 2060", dijo Frans Timmermans, vicepresidente del Acuerdo Verde Europeo.

China se vuelve más verde

Como el país en desarrollo más grande y la segunda economía más grande del mundo, China está trabajando arduamente para coordinar el crecimiento económico y la protección del medio ambiente.

Por un lado, está transformando su estructura económica y su patrón de crecimiento como parte de los esfuerzos para perseguir un desarrollo de alta calidad; por otro lado, el país ha incluido la lucha contra la contaminación entre sus "tres duras batallas", junto con la lucha contra los principales riesgos y la pobreza, en su camino para lograr una sociedad moderadamente próspera para 2020.

Xi siempre ha dado gran importancia a la protección del medio ambiente y al desarrollo ecológico.

Hace quince años, como secretario del Comité Provincial de Zhejiang del Partido Comunista de China (CPC), propuso un concepto de que "las aguas lúcidas y las montañas exuberantes son activos invaluables", que más tarde se convirtió en una famosa idea sobre el desarrollo verde en todo el país.

Después de convertirse en secretario general del Comité Central del CPC y presidente de China, Xi subrayó repetidamente la importancia de la protección ecológica en muchas ocasiones, incluso durante sus visitas de inspección por todo el país.

China, una vez que lucha con graves problemas ambientales como polución frecuente y contaminación generalizada del agua, está haciendo progresos notables en el desarrollo verde y contribuyendo a la causa en todo el mundo.

El país está en camino de superar sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas para 2030 en el marco del Acuerdo de París gracias a sus esfuerzos para reducir el crecimiento del uso de energía y reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Las emisiones de CO2 por unidad de GDP han disminuido casi a la mitad en comparación con 2005, logrando de antemano los objetivos fijados para reducir entre un 40 y un 45 por ciento con respecto a los niveles de 2005 para 2020. Y la promesa para 2030 es reducir las emisiones de CO2 por unidad de GDP entre un 60 y un 65 por ciento con respecto a los niveles de 2005, con las emisiones de CO2 alcanzando un pico para 2030.

En 2019, un estudio ambiental de la NASA concluyó que entre 2000 y 2017, China había sido responsable de más de una cuarta parte de las nuevas áreas verdes creadas en todo el mundo, lo que la convirtió en el mayor contribuyente del mundo en este campo.

Para apoyar el combate mundial contra el cambio climático, Xi prometió en 2015 un Fondo de Cooperación Climática Sur-Sur de China de 20.000 millones de yuanes (tres mil millones de dólares estadounidenses), que se dedicó a ayudar a otros países en desarrollo a ganar la lucha.

El año pasado, China puso en marcha la Coalición Internacional para el Desarrollo Verde en el Belt and Road para facilitar la aplicación de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible mediante una construcción ecológica de Belt and Road.

"Hacemos un llamamiento a todos los países para que busquen un desarrollo innovador, coordinado, verde y abierto para todos, aprovechen las oportunidades históricas que presenta la nueva ronda de revolución científica y tecnológica y la transformación industrial, logren una recuperación ecológica de la economía mundial en la era post-COVID y así creen una poderosa fuerza que impulse el desarrollo sostenible", dijo Xi el martes.

China está hablando.

Vídeo -- https://www.youtube.com/watch?v=8fV-fD2uZBs [https://www.youtube.com/watch?v=8fV-fD2uZBs]

CONTACTO: CONTACTO: Jiang Simin, +86-188-2655-3286, jiang.simin@cgtn.com