Publicado 28/05/2020 06:01CET

Un estudio de Cigna muestra descensos de bienestar financiero y social durante la crisis de COVID-19 (1)

-- El estudio de impacto identifica un descenso en los informes de aislamiento -- Algunos marcadores de bienestar siguen estables durante la pandemia hasta la fecha -- Las rutinas de trabajo podrían cambiar permanentemente una vez terminen los confinamientos

MADRID, 28 de mayo de 2020 /PRNewswire/ -- La división International Markets de Cigna , en asociación con Kantar, ha publicado hoy su primer estudio de impacto global deCOVID-19 de Cigna. Parte de la Encuesta de Bienestar 360 anual de Cigna, este estudio es el primero de una nueva serie de estudios de Cigna para entender mejor el impacto global de la pandemia de COVID-19 en el bienestar de las personas.

https://mma.prnewswire.com/media/1173292/image_5010983_22394... [https://mma.prnewswire.com/media/1173292/image_5010983_22394...]

La Encuesta de Bienestar 360 de Cigna ha seguido las percepciones sobre salud y bienestar, incluyendo un índice que abarca bienestar físico, familiar, social, financiero y laboral desde 2014. Esta edición implicó a 10.204 personas en China continental, Hong Kong, Singapur, España, Tailandia, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos entre enero y abril de 2020 durante la pandemia de COVID-19.

Los indicadores de bienestar siguen estables

Esta nueva investigación sugiere que nuestro bienestar percibido ha sido sorprendentemente resistente con el Índice de Bienestar global general consistente entre enero y abril de 2020 en 62,5 puntos, a pesar de la pandemia y los confinamientos. Aunque el bienestar financiero y social se han reducido, con el financiero bajando 1 punto (de 55,8 a 54,8) y el social bajando 0,8 puntos (de 63,2 a 62,4), los índices de trabajo y familia permanecieron constantes con aumentos marginales en algunas áreas clave.

El Reino Unido vio el mayor descenso en el índice de bienestar social con una caída importante de 4,1 puntos, impulsada por un descenso en el número de personas que sienten que pasan suficiente tiempo en persona con amigos (del 31% al 17%), que tienen suficiente tiempo para sí mismas (del 43% al 34%), y que sienten que son parte de una comunidad más amplia más allá de su familia (del 25% al 15%). En contraste, los índices de bienestar social de EAU aumentaron significativamente en algunos indicadores, a pesar de este confinamiento. Más notablemente, el número de personas que siente que tiene suficiente tiempo para sí mismas aumentó del 40 al 50% y que sienten que son parte de una comunidad (del 34% al 46%).

El índice de bienestar laboral permaneció constante (aumentando marginalmente de 68,7 a 69 puntos). Contribuyendo a esto están los índices mejorados para recibir aprendizaje y formación de desarrollo (subida del 4%, del 54% al 58%), así como mejoras marginales en buen equilibrio entre vida laboral y familiar (subida del 1%, del 63% al 64%). El bienestar familiar permaneció consistente, aumentando marginalmente de 66,3 a 66,9 puntos. En Singapur y EAU, hubo grandes aumentos en los índices de bienestar familiar (aumentos de 2,6 y 2,9 puntos, respectivamente). Globalmente, hubo grandes mejoras en la confianza de las personas en poder proteger el bienestar de su pareja (aumento del 44% al 47%) y de sus hijos (aumentando marginalmente un 3%, del 48% al 51%), junto con pasar tiempo suficiente con la familia (aumentando marginalmente un 2%, del 43% al 45%).

Jason Sadler, director general de Cigna International Markets, dijo: "Las preocupaciones financieras han aumentado y esto se refleja realmente en las conversaciones que estamos teniendo con nuestros clientes. Es alentador ver que el bienestar general ha permanecido estable, destacando la resistencia de las personas cuando intentan centrarse en lo positivo de la situación actual. Publicaremos la segunda edición del Estudio de Impacto Global COVID-19 de Cigna pronto y veremos si estas tendencias continúan".

Teletrabajar aumenta la satisfacción laboral, las relaciones laborales y la comunicación

A pesar de trabajar más horas, las personas notificaron que trabajar desde casa ha mejorado su vida laboral. El 76% dijo que su día laboral es más flexible, aumentando al 90% en Tailandia, al 80% en España y al 79% en EAU, indicando que las rutinas laborales son propensas a cambiar permanentemente una vez termine el confinamiento.

Las personas también sienten que se han acercado a sus colegas durante la crisis. El 64% de las personas estuvo de acuerdo en que trabajar desde casa y utilizar tecnologías para comunicarse ha racionalizado las conexiones con sus colegas en comparación con solo el 9% de las personas que dijeron que no había sido así. Curiosamente, los niveles de satisfacción más altos se vieron en los mercados asiáticos, que a menudo ofrecen menos trabajo flexible en comparación con Europa y Norteamérica. El 79% de las personas en EAU, el 73% en China continental, el 68% en Tailandia y el 65% en Singapur dijeron que la comunicación con sus colegas había mejorado durante la crisis.

El doctor Puihan Joyce Chao, psicólogo clínico en el Dimensions Center, comentó:

"Estos hallazgos son una importante incorporación a nuestro conocimiento del impacto de las personas en la pandemia de COVID-19. Afrontar una crisis es muy personal y muchas personas experimentarán altos niveles de ansiedad, confusión y quizás una sensación de miedo. Estos hallazgos iniciales sugieren que lidiar en tiempos de crisis en complejo. Con el paso del tiempo las personas comenzarán a hacer ajustes y verán reducirse las órdenes de confinamiento, veremos que los niveles de ansiedad llegan a su máxima, ya que las personas se preocuparán por la vuelta al trabajo o la vuelta al colegio de los niños".

Una reducción en el aislamiento

El primer estudio de impacto detectó una reducción en las notificaciones de aislamiento. Solo el 8% de los encuestados dijo que siempre se sentían aislados de otros en abril, en comparación con el 11% en enero. Cuando se pregunta si las personas se sintieron cercanas a otras personas, el 73% dijo que sí en abril, en comparación con el 69% en enero. Notablemente, algunos mercados con cuarentenas exhaustivas vieron mejoras, con EAU subiendo del 71 al 80%; el Reino Unido del 70 al 79%, y España del 81 al 91%.

Incremento de horas mientras las personas luchaban por desconectarse

El 79% de las personas reportaron que experimentaron la sensación de estar siempre trabajando y esto ha aumentado en la mayoría de las geografías. Creció un 7% en el Reino Unido (74%) y un 6% en Singapur (78%) y Hong Kong (72%). También vemos que el día laboral se ha hecho más largo, con el 59% de las personas diciendo que trabajaban más tiempo en comparación con solo el 18%, que dijo que no. Este aumento fue del 75% de las personas en Tailandia, el 65% en EAU y el 64% en China continental.

El doctor Dawn Soo, director de Bienestar de Cigna International Markets, añadió: "El descenso en la puntuación de aislamiento no es el esperado pero destaca el impacto positivo que la tecnología digital puede tener. También estamos viendo un cambio en las actitudes para trabajar, con personas sintiendo que el teletrabajo ha ofrecido algunas cosas positivas, especialmente en cuanto a la conciliación de las responsabilidades de la familia y el trabajo, a pesar de trabajar más horas".

La demanda de la atención sanitaria virtual crece rápidamente

(CONTINUA)

Lo más leído

  1. 1

    Coronavirus.- Perú da por concluida la cuarentena, pero mantiene el toque de queda para hacer frente a la pandemia

  2. 2

    Venezuela.- La Justicia estadounidense falla contra Guaidó y determina que los bonos de PDVSA son válidos

  3. 3

    Coronavirus.- Venezuela reanudará en diciembre los vuelos internacionales al menos a tres países

  4. 4

    El partido FARC convoca una movilización a nivel nacional por el asesinato de más de 230 excombatientes en Colombia

  5. 5

    Coronavirus.- República Checa vuelve al confinamiento para contener la segunda ola de coronavirus