Publicado 10/11/2021 10:20CET

Un estudio de UIC Barcelona asocia el exceso de pantallas en niños con problemas emocionales

Los investigadores también han constatado en otros estudios que pasar más de tres horas diarias jugando con tabletas, móviles o videojuegos puede causar problemas de sueño, obesidad y sedentarismo.

Según el estudio, publicado en 'The Journal of Pediatrics', los niños tienen más posibilidades que las niñas de desarrollar estos trastornos.

Los expertos piden a las instituciones que "refuercen las recomendaciones" sobre el tiempo de exposición a pantallas y fomenten un uso saludable de las mismas.

Barcelona, 10 de noviembre de 2021.- Un estudio elaborado por UIC Barcelona ha constatado que los niños de entre 4 y 14 años que pasan más de tres horas diarias frente a las pantallas en su tiempo de ocio tienen más posibilidades de presentar problemas emocionales y de comportamiento que los menores que lo hacen un máximo de una hora.

Además, otros estudios llevados a cabo por el Grupo de Investigación de Evaluación de Determinantes de Salud y Políticas Sanitarias de UIC Barcelona a partir de una muestra de más de 4.000 niños y niñas de entre 4 y 14 años de toda España, muestrán también que el uso excesivo de pantallas por parte de los menores, ya sean móviles, televisión, videojuegos o tabletas, puede conllevar también problemas de sueño, obesidad, una dieta poco saludable y unos niveles bajos de actividad física.

En España, se calcula que un 4,9% de los niños de entre uno y dos años pasan más de tres horas con pantallas; un 9% en el caso de los de entre tres y cinco años; un 14,3% de los niños de entre 6 y 11 años y un 29,1% de los adolescentes de 12 a 14 años.

El estudio, liderado por la Dra. Àurea Cartanya-Hueso, y publicado en 'The Journal of Pediatrics', señala que el riesgo de sufrir problemas emocionales o de comportamiento aumenta según se incrementa la exposición diaria a las pantallas. En este sentido, los autores del informe apuntan que el riesgo es de un 7,7% con una exposición de hasta 59 minutos y de un 11,6% en aquellos niños que pasan más de 180 minutos al día con pantallas.

La responsable del estudio ha destacado que, por sexos, los niños presentan más posibilidades de desarrollar estos trastornos que las niñas -un 9,4% frente a un 6%- y las consecuencias son distintas. En el caso de los niños, desarrollan con más frecuencia problemas emocionales, mientras que las niñas presentan más dificultades de atención o hiperactividad.

Ante estos resultados, el Dr. José M. Martínez-Sánchez, responsable del grupo de investigación, invita a los padres a realizar un uso saludable de las pantallas, especialmente teléfonos móviles. Además, ha apostado por que las instituciones "refuercen las recomendaciones" sobre el tiempo de exposición a las pantallas y patrón de uso (momento del día, durante las comidas, contenidos consumidos, etc.), "especialmente en los menores de seis años".

Además, ha señalado que los gobiernos también deberían "promover la actividad física, que es una gran protectora de la salud mental, y ofrecer apoyo a aquellas familias más vulnerables con una serie de pautas para un uso saludable de las pantallas". No obstante, ha dejado claro que la exposición a las pantallas "puede ser adversa entre la población pediátrica incluso aunque practiquen deporte".

En caso de estar interesados en entrevistar a este especialista pueden contactar con:.

Marta González Martínez.
Responsable de Comunicación.
de las facultades del Campus Sant Cugat.
T. +34 935 042 000. Ext: 5153 / 600 90 55 38 / 65.
Josep Trueta, s/n.
08195 Sant Cugat del Vallès.

Sobre UIC Barcelona.

La Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) nació en 1997 con el objetivo de ofrecer una formación universitaria de calidad y promover la investigación como servicio a la sociedad. Ligada al mundo empresarial y con un marcado carácter internacional, imparte 16 grados, 8 dobles grados, una treintena de dobles titulaciones internacionales y una amplia oferta de programas de posgrado en sus dos campus, situados en Barcelona y Sant Cugat.

Contador