Publicado 24/04/2020 16:38CET

Una experta de UIC Barcelona cree que las medidas para que los niños salgan deberían haberse tomado antes

La profesora del Grado en Psicología de UIC Barcelona y psicóloga escolar Blanca Batllori asegura que la salida de los menores ayudará a "relajar entornos familiares" que ahora "están muy tensionados".

Según esta especialista, la medida es "absolutamente necesaria" porque "los niños necesitan Vitamina D y moverse".

La psicóloga clínica infanto-juvenil en Support - Clínica Universitaria de Psicología y Psiquiatría de UIC Barcelona Iris Pérez advierte que el confinamiento ha generado "estrés agudo, problemas de sueño, miedos, tristeza y conductas regresivas" en muchos niños.

Barcelona, 24 de abril de 2020.- La profesora del Grado en Psicología de UIC Barcelona y psicóloga escolar Blanca Batllori ha asegurado hoy que las medidas para que los niños puedan salir a la calle "a dar un pequeño paseo" deberían haberse tomado antes.

Esta especialista considera que "a nivel psicológico, aflojar algo el confinamiento habría ayudado a niños, adolescentes y familiares", ya que los más pequeños necesitan "salir a la calle a dar un paseo, saltar un poco y cambiar de entorno, nada más". "Es una medida absolutamente necesaria porque los niños precisan de Vitamina D y moverse fuera de las paredes de su casa", ha añadido.

Además, Batllori ha asegurado que esta medida "va a ayudar a relajar entornos", algunos de los cuales "están muy tensos", y va a dar "un poco de espacio a los componentes de la familia". Para los niños, según la psicóloga, "será un nuevo aliciente y lo van a ver como un avance en una situación que parece que no tiene fin, que es rara y que no se había vivido antes".

A la hora de explicarles a los niños las condiciones bajo las que podrán salir a la calle, la psicóloga escolar recomienda a los padres ofrecer "pautas claras y sencillas" y "convertir estas pautas en juegos con unas reglas que deben cumplirse".

En cuanto a las consultas que recibe desde que se inició el confinamiento, Batllori ha explicado que tras la Semana Santa "se han multiplicado" y en las mayoría de casos se detecta "ansiedad, apatía, falta de ganas de seguir con tareas escolares, menos ganas de jugar y más necesidad de estar al aire libre y ver el sol". Por franjas de edad, la especialista ha destacado que los más afectados por el confinamiento son los niños de "entre 7 y 9 años y entre 12 y 14 años".

En la misma línea se ha expresado la psicóloga clínica infanto-juvenil en Support - Clínica Universitaria de Psicología y Psiquiatría de UIC Barcelona Iris Pérez, quien ha afirmado que el confinamiento "está pasando factura a la salud física y mental de los niños".

Estrés agudo, problemas de sueño, miedos y conductas regresivas.

Estrés agudo, dificultades para conciliar el sueño, tics nerviosos, aumento de miedos, incremento de la ingesta alimentaria de forma significativa, irritabilidad, tristeza o ciertas conductas regresivas como no querer comer solo o hacerse pis encima son algunas de las situaciones que ha detectado Pérez en los menores tras 40 días de confinamiento.

No obstante, ha asegurado que los niños "tienen una capacidad de resiliencia única que hace que sepan afrontar situaciones estresantes de forma flexible y que se adapten mejor incluso que los adultos". Finalmente, la psicóloga infantil se ha referido a las dificultades de muchos padres a la hora de compaginar el teletrabajo con la atención a sus hijos. En este sentido, ha recomendado "marcar horarios y diseñarlos con ellos, diferenciar tiempos para las tareas académicas, para los juegos en solitario y tiempo de ocio compartido, manteniendo cierta flexibilidad".

"También ayuda no tener expectativas ideales e irreales, se trata de una situación excepcional y tenemos que ser flexibles con los hijos y con uno mismo. Hay que hacerlo lo mejor que uno puede y no sentirse culpable si algún día su hijo ve más la televisión o juega un poco más de la cuenta con la tablet", ha concluido.

Sobre UIC Barcelona.

La Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) nació el año 1997 con el objetivo de ofrecer una formación universitaria de calidad y promover la investigación para servir a la sociedad. Ligada al mundo empresarial y con un marcado carácter internacional, imparte 16 grados, una treintena de dobles titulaciones internacionales y una amplia oferta de posgrado en los dos campus que tiene, situados en Barcelona y Sant Cugat del Vallès.

En caso de estar interesados en contactar con estas especialistas:.

Marta González Martínez.

Responsable de Comunicació. de les facultats del Campus Sant Cugat. T. +34 935 042 000. Ext: 5153 / 600 90 55 38 / 65. Josep Trueta, s/n. 08195 Sant Cugat del Vallès.