Publicado 21/12/2020 12:16CET

Experto de UIC Barcelona advierte que la Navidad va a tener un "fuerte impacto emocional" en muchas personas

El psicólogo clínico en Support-Clínica de Psicología y Psiquiatría de UIC Barcelona Miguel Gárriz asegura que las fiestas serán especialmente duras para las personas que no han podido despedirse de un ser querido por la Covid-19.

Insiste en que la soledad y el aislamiento que van a vivir muchos ancianos puede tener efectos adversos en su salud emocional e incluso afectar a su salud física.

Según este especialista, las personas con dificultades económicas derivadas de la pandemia pueden padecer problemas psicológicos como depresión o ansiedad, que se pueden agravar en estas fechas.

Barcelona, 21 de diciembre de 2020.- El psicólogo clínico en Support-Clínica de Psicología y Psiquiatría de UIC Barcelona Miguel Gárriz ha advertido que las Navidades van a tener "un fuerte impacto emocional" en muchas personas. En este sentido, ha asegurado que "la combinación de pandemia y problemas económicos en el contexto de unas fechas como son las navideñas puede suponer un impacto especialmente fuerte en la salud psicológica".

Según este experto, por la experiencia de crisis económicas anteriores, la adversidad económica puede provocar "numerosos y, a veces, graves problemas a nivel emocional, como depresiones, ansiedad y aumento del suicidio".

Otro colectivo que puede pasarlo mal en Navidad son los ancianos que permanecerán en las residencias y que no podrán reunirse con sus seres queridos. Gárriz ha señalado que "sabemos por diferentes estudios que la soledad afecta no sólo a la salud emocional, sino también a la esperanza de vida, por lo que el aislamiento de nuestros mayores puede tener importantes efectos adversos". Para hacer más llevadera la situación de estas personas, ha recomendado "que se les facilite conectar con sus seres queridos mediante la tecnología o facilitando visitas que sean compatibles con las medidas de seguridad, y que en la medida de lo posible se favorezcan actividades y celebraciones entre los residentes".

Las Navidades pueden ser complicadas, según Gárriz, para las personas que han perdido a un ser querido. "Es probable que el deseo de celebrar no esté presente en estas circunstancias, aunque la conexión con el resto de personas queridas en estas fechas puede cumplir una importante función en muchas personas", ha indicado. En el caso de las personas que han tenido una pérdida de un familiar por Covid, "puede existir un rechazo hacia la relajación de las medidas que vemos estos días, siendo más conscientes por su experiencia del alto coste que tendrá para muchas familias una excesiva relajación", según este experto.

Asimismo, ha afirmado que "en los casos en los que la despedida no fue posible, u otros rituales como el funeral no se pudieron llevar a cabo, es probable que el duelo esté siendo más complicado de lo que hubiera sido en otras circunstancias, y las navidades probablemente no harán sino agravar esa situación".

Pensar que nuestros esfuerzos salvan vidas.

Para Gárriz, la tristeza será la emoción que más nos acompañará estas fechas al no poder reunirnos con toda la familia o en los casos en los que se deba vivir la Navidad en soledad. En este sentido, aconseja que se le dé la vuelta a la situación pensando que "con nuestros esfuerzos estas navidades contribuiremos a reducir el impacto de la tercera ola, salvaremos vidas, y reduciremos el impacto sobre nuestra economía".

Además, recomienda respetar la decisión de los familiares que no quieren reunirse por miedo al contagio y "evitar la confrontación por esta diferencia o convencer al otro de nuestra posición, y mostrarnos respetuosos y comprensivos, favoreciendo puentes de conexión del modo que sean posibles".

En caso de estar interesados en entrevistar a este especialista pueden contactar con:.

Marta González.
Comunicación Facultades Campus Barcelona.
T. +34 932 541 800 / 600 90 55 38.
ext. 4251.
Immaculada, 22.
08017 Barcelona.

Sobre UIC Barcelona.

La Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) nació en 1997 con el objetivo de ofrecer una formación universitaria de calidad y promover la investigación para servir a la sociedad. Ligada al mundo empresarial y con un marcado carácter internacional, somos una propuesta universitaria que hoy acoge a unos 7.800 alumnos.

Impartimos dieciséis grados, ocho dobles grados, una treintena de dobles titulaciones internacionales y una amplia oferta de másteres, posgrados y cursos de formación continua, en los dos campus que tenemos, ubicados en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. Ofrecemos atención a medida, enfoque integral hacia cada alumno, conexión profesional constante e innovación en los métodos de docencia e investigación. Estamos conectados con la sociedad y las empresas a través de dieciséis cátedras y cuatro aulas de empresa, cinco institutos de investigación y tres clínicas universitarias.