Publicado 05/11/2020 13:48CET

Expertos de UIC Barcelona señalan que un nuevo confinamiento agravará el "cansancio emocional"

El psicólogo clínico Miguel Gárriz cree que un nuevo encierro generará un "efecto acumulativo" y la constatación de "los peores augurios".

Para este especialista, "los mensajes transmitidos a la población han sido muy epidemiológicos, a veces contradictorios e improvisados y sin pensar en sus efectos en las emociones o en la conducta de la gente".

Asegura que en las consultas están recibiendo a gente "con miedo a enfermar o a contagiar a sus seres queridos y con temor a morir, a perder su trabajo o a no poder pagar el alquiler".

La psicóloga Isabella Meneghel anima a aceptar las emociones negativas, que "pueden ser útiles en la vida", y que éstas puedan convivir con las positivas.

Barcelona, 5 de noviembre de 2020.- El psicólogo clínico en Support - Clínica Universitaria de Psicología y Psiquiatría de UIC Barcelona Miguel Gárriz ha asegurado que un nuevo confinamiento podría agravar "el cansancio emocional" y la preocupación de la población.

Para este especialista, "volver a encerrarse en casa tiene muchas implicaciones, más allá del hecho de estar encerrado, que seguramente sea lo de menos. Creo que volver a un confinamiento es sobre todo la constatación de que esta situación se alarga y se agrava". Según Gárriz, todo ello contribuye "a un escenario terrible que genera miedo" y a la sensación de que "se cumplen los peores augurios".
Gárriz ha señalado que, aunque la situación ya sea conocida por la población, "no ayudará a que se lleve mejor". En este sentido, ha afirmado que, a diferencia del confinamiento del mes de marzo, ahora "se añade a todo lo que ya llevamos" y, por lo tanto, puede tener "un efecto acumulativo".

Sin embargo, la psicóloga Isabella Meneghel, especialista en resiliencia y profesora del Grado en Psicología de UIC Barcelona, considera que un posible confinamiento no va a ser "algo tan nuevo para nosotros, por lo que va a tener mejor acogida que la primera vez, en el sentido que ahora ya no generará miedo a lo desconocido". Aún así, ha asegurado que "hay que tener en cuenta la sensación de cansancio emocional que tenemos".

Para los especialistas, la situación generada por la Covid-19 va a tener efectos en la salud mental que "veremos en los meses y años venideros". En las consultas ya se está empezando a ver a personas que, según Gárriz, tienen miedo a "enfermar o a contagiar a sus seres queridos, a morir, a perder su trabajo, o a no poder pagar el alquiler".

En este sentido, ha insistido en que los hospitales y los CAP "deberían reforzar la atención psicológica, no sólo durante la segunda ola sino de un modo estructural y permanente". Además, ha añadido que "tenemos un sistema de salud muy deficitario en cuanto a atención psicológica, y si no se refuerza de un modo significativo va a ser imposible dar una respuesta a las necesidades de la población durante la pandemia y en los años posteriores".

Gárriz también ha echado de menos el papel de los psicólogos a la hora de transmitir mensajes a la población. En su opinión, han tenido "un excesivo carácter epidemiológico y a menudo han sido contradictorios e improvisados, dando la impresión de que nadie se paró a pensar en el efecto que esos mensajes podrían tener en las emociones o en la conducta de la gente".

No huir de las emociones negativas.

Los expertos recomiendan tener una actitud positiva pero no huir de las emociones negativas, ya que el efecto podría ser contraproducente. Según Meneghel, "las emociones negativas son útiles en nuestras vidas, tienen una funcionalidad adaptativa y pueden convivir tranquilamente con las emociones positivas".

Asimismo, ha añadido que "no se trata de etiquetar emociones buenas o malas, simplemente hay emociones que sentimos en determinadas situaciones y se expresan, dependiendo del momento, de una forma u otra". El problema, según esta experta, "no está en sentir emociones negativas" sino en no hacer nada con ellas y "convertirlas en nuestro estilo de vida".

Sobre UIC Barcelona.

La Universitat Internacional de Catalunya (UIC Barcelona) nació en 1997 con el objetivo de ofrecer una formación universitaria de calidad y promover la investigación para servir a la sociedad. Ligada al mundo empresarial y con un marcado carácter internacional, somos una propuesta universitaria que hoy acoge a unos 7.800 alumnos. Impartimos dieciséis grados, ocho dobles grados, una treintena de dobles titulaciones internacionales y una amplia oferta de másteres, posgrados y cursos de formación continua, en los dos campus que tenemos, ubicados en Barcelona y Sant Cugat del Vallès. Ofrecemos atención a medida, enfoque integral hacia cada alumno, conexión profesional constante e innovación en los métodos de docencia e investigación. Estamos conectados con la sociedad y las empresas a través de dieciséis cátedras y cuatro aulas de empresa, cinco institutos de investigación y tres clínicas universitarias.

En caso de estar interesados en entrevistar a esta especialista pueden contactar con:

Marta González Martínez
Responsable de Comunicación
de las facultades del Campus Sant Cugat
T. +34 935 042 000. Ext: 5153
600 90 55 38
mgonzalezmar@uic.es
Josep Trueta, s/n
08195 Sant Cugat del Vallès

Contador

Lo más leído

  1. 1

    El dañado radiotelescopio de Arecibo se viene abajo

  2. 2

    Neutrinos del Sol revelan directamente el ciclo de fusión estelar

  3. 3

    Maduro levanta el toque de queda en la frontera con Colombia y Brasil pero mantiene los controles fronterizos

  4. 4

    Colombia.- Muere en un tiroteo el jefe de sicarios de una organización disidente de las FARC

  5. 5

    Coronavirus.- Colombia amplía el cierre de sus fronteras otro mes y medio para frenar la propagación de la COVID-19