Publicado 08/10/2020 09:39CET

"Kompartiendo" escalera. Fincas Chicote expone la realidad de los vecinos que conviven con Okupas

Vista general de Barcelona | Fincas Chicote
Vista general de Barcelona | Fincas Chicote - Shutterstock inc

¿Qué hay de la convivencia entre vecinos cuando "okupan" un piso en una comunidad de propietarios? ¿Qué pasa cuando okupan el piso de un vecino?

Como es sabido, en los últimos años se observa un fuerte incremento de la ocupación de viviendas a nivel nacional, siendo Cataluña la comunidad autónoma con mayor incidencia, y Barcelona la provincia más afectada. Es evidente que el mayor perjudicado en la ocupación de una vivienda es su propietario, ya sea persona física o jurídica, pero ¿qué ocurre en una comunidad de propietarios? ¿Cómo afecta a la convivencia entre vecinos?

“Desde siempre, hemos considerado que era muy importante una labor pedagógica por nuestra parte como Administradores de Fincas en Barcelona y Hospitalet del Llobregat, informando en las reuniones de propietarios sobre la importancia de estar alerta y de adoptar medidas de prevención para lograr una mayor seguridad en el inmueble. En los últimos años, hemos visto que se han disparado el número de viviendas ocupadas”, informa Oscar Chicote, Gerente en Finques Chicote.

En Fincas Chicote son administradores de Fincas en Barcelona y Hospitalet, activos desde 1968. Con más de 52 años de experiencia, han presenciado todo tipo de situaciones en comunidades de propietarios en la ciudad condal.

“Nos hemos encontrado con la situación que un propietario iba a firmar el contrato de arras para la venta de su propiedad y se la encontró ocupada, ya que el piso estaba vacío y él vivía en otra ciudad, lo que supuso la cancelación de la venta con el grave perjuicio económico para el propietario, aparte de los gastos en abogados para desalojar a los ocupas”, indica Finques Chicote.

¿Cómo deben actuar los vecinos tras una ocupación?
 Contar con el soporte y experiencia de administradores de fincas de confianza puede resultar vital en estas situaciones.

En estos casos, se adoptan medidas para intentar solucionar el problema lo antes posible: advertir al propietario cuanto antes o bien activar los mecanismos legales que disponen las comunidades de propietarios para poder actuar de forma contundente.

En esta línea, si una vivienda es ocupada, el presidente de la comunidad podrá interponer una denuncia ante la policía, quien podrá actuar sin orden judicial durante las primeras 48 horas. Si la vivienda sigue ocupada, y si las personas que ocupan la vivienda causan problemas al resto de vecinos de la comunidad de propietarios, se pueden iniciar actuaciones en base a la Ley de Propiedad Horizontal, por la prohibición de realizar actividades molestas, nocivas, peligrosas o bien actividades contrarias a la convivencia normal en la comunidad o que dañen o hagan peligrar el inmueble.

Ante estos casos, el presidente de la comunidad puede actuar por iniciativa y exigir el cese de las actividades. Además, la junta de propietarios puede realizar un acto de cesación contra los infractores (que se tramitará de acuerdo con las normas procesales correspondientes). Acciones totalmente independientes a las que pueda tomar el propio titular del inmueble ocupado.

“Encontramos que es muy común en viviendas propiedad de entidades bancarias que estas personas (okupas) consuman ilegalmente recursos de electricidad y agua, con el riesgo que ello supone, especialmente con el tema eléctrico, y se trata de un problema real que viven muchos de nuestros clientes afectados por estas situaciones. No obstante, lo más grave es cuando se manipula por el okupa la instalación de gas, como nos ha pasado en algunas comunidades, ya que entramos en un escenario muy peligroso con riesgo de explosión e incendio en todo el edificio”. Fincas Chicote revela este alarmante dato mientras cuenta que, aunque el daño es principalmente económico y emocional, también existe un verdadero riesgo físico muy grave para los vecinos de un inmueble, al manipularse sin las medidas correctas las instalaciones de gas y contadores.

Entonces, ¿Cómo prevenir ocupaciones de una vivienda en la comunidad?

Entre los planes de intentar reducir el riesgo de ocupación, especialmente si hay viviendas vacías, se deberían incluir obligatoriamente:

•   Revisar daños en puertas de acceso (señales de intentos de ocupación).

 

•   Advertir al personal de limpieza de la comunidad que no dejen los felpudos alzados (denota ausencia en la vivienda).

 

•   Revisar el cuarto de contadores de luz (por los enganches ilegales).

 

•   Instalar efectivas cerraduras de seguridad de acceso al edificio y cámaras de videovigilancia en zonas comunitarias.

 

El papel de un administrador de fincas especializado consiste en ser un soporte profesional y legal para la comunidad, dispuesto para actuar y mediar en la resolución de casos de ocupación.

En primer lugar, el administrador de fincas vela por la seguridad de los vecinos y advierte de esta posibilidad a la comunidad. Si esta situación se hace realidad, puede instar y asesorar al presidente para requerir acciones específicas como el acto de cesación o promover reuniones de vecinos para coordinar acciones legales.

Sin duda, son las administraciones (estatales, autonómicas y públicas) quienes tienen los instrumentos legales a su alcance para aprobar los mecanismos adecuados que conlleven una reducción notable de las ocupaciones ilegales de viviendas, pero a nivel de comunidad de propietarios, hasta que no exista un cambio de normativa, es fundamental lograr una vigilancia en común y contar con los profesionales adecuados que permitan actuaciones rápidas en caso de que den lugar estas desafortunadas situaciones.


Contacto
Nombre contacto: Fincas Chicote
Descripción contacto: oscar@fincaschicote.es
Teléfono de contacto: 933399166

Contador