Publicado 21/09/2020 16:37CET

El proyecto de explotación del GNL de Mozambique podría ser transformador para Mozambique (Parte I)

African Energy Chamber
African Energy Chamber - AFRICAN ENERGY CHAMBER

Cuando Anadarko Petroleum Corp. confirmó el año pasado que construiría una planta de gas natural licuado (GNL) de 20 mil millones de dólares en Mozambique, fue una gran noticia. La primera planta de GNL onshore de Mozambique generaría decenas de miles de puestos de trabajo y contribuiría al crecimiento económico sostenible a largo plazo impactando positivamente en millones de ciudadanos

Por NJ Ayuk, presidente ejecutivo de la African Energy Chamber.

Desde entonces se han anunciado dos proyectos adicionales de GNL: el Proyecto Coral FLNG de 4.7 mil millones de dólares de ENI y ExxonMobil, y el Proyecto Rovuma LNG de 30 mil millones de dólares de ExxonMobil, ENI y China National Petroleum Corporation. Si bien estos dos han sido pospuestos por la pandemia de COVID-19, el proyecto original de GNL en Mozambique ha continuado.

La petrolera francesa Total se hizo con el proyecto y completó la fase de financiación en julio, incluso bajo el clima de tensión generado por los recientes ataques terroristas en la provincia de Cabo Delgado, en el norte de Mozambique, donde se construirá la planta de GNL de Total.

Por eso es tan desalentador saber que un grupo ambientalista del Reino Unido está llevando a cabo acciones que podrían poner en peligro el desarrollo del proyecto, todo en nombre de la lucha contra el cambio climático. Friends of the Earth (Amigos de la Tierra) ha confirmado que iniciará una impugnación legal contra la decisión del Reino Unido de aportar financiación por valor de mil millones de dólares para el proyecto de GNL de Mozambique.

Da igual la importancia del proyecto para los ciudadanos africanos de a pie. No importa su potencial para crecer y diversificar la economía. No importa que proyectos como este sean justo lo que Mozambique necesita para abordar su pobreza energética, o que el gobierno de Mozambique haya invertido una cantidad considerable de tiempo y recursos para hacer posible este proyecto de GNL.

"No es la primera vez que un activista radical desinformado ha intentado interferir en la industria energética de África de una forma que no ayuda a los africanos pobres sino que sirve a sus propios intereses. Las organizaciones internacionales, incluido el Banco Mundial, y los inversores privados, bajo la presión de grupos ecologistas, han dejado de apoyar la producción africana de combustibles fósiles. Mucha gente pobre está sufriendo las consecuencias y cientos de millones más lo harán si no enderezamos el rumbo.

Me parece sorprendente que, en un momento en el que mundo habla de la necesidad de respetar las perspectivas y puntos de vista de los negros, los grupos ecologistas parezcan no tener reparos en rechazar las voces africanas", afirma Ayuk.

"Como dije anteriormente, estoy de acuerdo en que el cambio climático debe tomarse en serio. Comprendo los riesgos que representa para África. La cuestión es, ¿por qué las organizaciones no africanas están tratando de dictar cómo los países africanos deben abordar esos riesgos? El mensaje en este caso parece ser que 'ellos saben más'. Esta idea es insultante, e interferir en los esfuerzos de un país africano por construir y fortalecer su economía, simplemente porque están involucrados los combustibles fósiles, es completamente inaceptable", sigue.

¿Una "oportunidad perdida”?

UK Export Finance (UKEF) es una de las ocho agencias de crédito a la exportación que proporciona financiación para el proyecto de GNL de Total en Mozambique, que incluye la construcción de una planta de licuefacción de dos trenes con una capacidad de 12,9 millones de toneladas por año.

El compromiso de UKEF de mil millones de dólares incluye la concesión de 300 millones de dólares en préstamos a empresas británicas que trabajan en el proyecto de gas y la garantía de préstamos de bancos comerciales por valor de hasta 850 millones de dólares. El subsecretario del Departamento de Comercio Exterior del Reino Unido, Graham Stuart, ha señalado que el proyecto de GNL de Total podría ser transformador para Mozambique y crear 2.000 puestos de trabajo también en el Reino Unido.

Pero Friends of the Earth ha dicho que buscarán una revisión judicial de la decisión del gobierno del Reino Unido de ayudar a financiar un proyecto que, como lo describieron, "empeorará la emergencia climática". El director del grupo, Jamie Peters, también expresó su decepción en una carta al gobierno del Reino Unido. La decisión de financiación de UKEF, dijo Peters, representa una "oportunidad perdida" para que el Reino Unido sea un líder climático mundial.

"Mi pregunta al Sr. Peters es, ¿qué hay de las oportunidades de Mozambique para ayudar a la gente corriente a mejorar sus vidas? ¿Para ganarse la vida dignamente? ¿Para tener una fuente de energía fiable? Me refiero a la oportunidad de impulsar la esperanza de vida en Mozambique por encima de los 59 años, donde se encuentra ahora. El proyecto de GNL de Mozambique puede conseguir estos resultados. En lo que respecta, perder esa oportunidad sería devastador", plantea Ayuk.

Contacto

Nombre contacto: African Energy Chamber