Publicado 08/12/2021 15:25CET

RedHill Biopharma informa que el mecanismo de Opaganib no se ve afectado por mutaciones de Ómicron (2)

RedHill Biopharma Logo (PRNewsfoto/RedHill Biopharma)
RedHill Biopharma Logo (PRNewsfoto/RedHill Biopharma) - REDHILL BIOPHARMA LTD./PR NEWSWIRE (LOGO)

- RedHill Biopharma informa que el mecanismo de Opaganib no se ve afectado por mutaciones virales de proteína de pico, incluidas mutaciones de Ómicron

TEL AVIV, Israel y RALEIGH, N.C., 8 de diciembre de 2021 /PRNewswire/ --

Modo de acción único

Opaganib actúa dirigiéndose a la célula huésped humana en lugar del virus en sí mismo y, por lo tanto, no se espera que se vea afectado por mutaciones de proteínas de pico, lo que proporciona una sólida justificación de su potencial para abordar la variante Ómicron SARS-CoV-2, así como otras variantes de preocupación

Actualización regulatoria

Paquetes de datos globales de fase 2/3 de Opaganib enviados a la EMA europea, con la retroalimentación inicial esperada para fin de año, a la FDA de Estados Unidos con retroalimentación inicial esperada en enero, y a la MHRA del Reino Unido, con otros países alineados.

Varias solicitudes de subvenciones pendientes en Estados Unidos y en el extranjero con organismos gubernamentales y entidades no gubernamentales.

Opaganib diseñado para la población de pacientes hospitalizados desatendidos con enfermedad avanzada. El tratamiento con Opaganib inició una mediana de 11 días desde el inicio de los síntomas en el estudio global de Fase 2/3, en comparación con el alcance limitado de 3-5 días desde el inicio de los síntomas de las píldoras de Pfizer & Merck.

RHB-107, el otro candidato a fármaco oral para la COVID-19 de RedHill, se espera que proporcione datos de primera línea en el primer trimestre de 2022 de la Parte A de su estudio de fase 2/3 en pacientes no hospitalizados en Estados Unidos y Sudáfrica. Tampoco se espera que RHB-107 se vea afectado por mutaciones de proteínas de pico.

RedHill Biopharma Ltd. (Nasdaq: RDHL) ("RedHill" o la "compañía"), una compañía biofarmacéutica especializada, anunció hoy que debido a que el mecanismo de acción propuesto de Opaganib [1] no se ve afectado por mutaciones de proteínas de pico, se espera que Opaganib sea no se ve afectado por mutaciones asociadas con Omicron y otras variantes conocidas de interés. La compañía también proporcionó una actualización sobre el estado de sus presentaciones regulatorias para Opaganib.

El aumento de las hospitalizaciones en Sudáfrica debido a Ómicron destaca la necesidad urgente de medicamentos destinados a pacientes que padecen COVID-19 moderadamente grave con neumonía que requieren tratamiento hospitalario. Al centrarse en este gran grupo de pacientes, el Opaganib, si se aprueba, se dirigiría a una población de pacientes completamente diferente y más enferma que los candidatos a fármacos orales de Pfizer y Merck, que mostraron beneficios solo en pacientes no hospitalizados en las primeras etapas de la infección sintomática.

El Opaganib actúa independientemente de las mutaciones en la proteína del pico viral. Creemos que su mecanismo de acción único propuesto (dirigirse a una proteína en la célula humana requerida por el virus para la replicación en lugar del virus en sí) tiene un potencial significativo frente a Ómicron y otras variantes existentes y emergentes con mutaciones en la proteína de pico. Los datos clínicos y no clínicos extensos respaldan la justificación para acelerar este programa, incluidos los datos clínicos de los estudios de Fase 2 y Fase 2/3, la experiencia de uso compasivo y una fuerte inhibición contra variantes de interés, incluido Delta.

"Ómicron es solo otro recordatorio de que la COVID-19 es un virus endémico en este momento, y no va a desaparecer. La evolución de este virus continuará mientras circule, y tendremos que seguir ajustando nuestras vacunas y monoclonales anticuerpos para responder a nuevas variantes a medida que surgen. Lo más importante es que esto subraya la necesidad de terapias antivirales seguras y efectivas que continuarán funcionando sin importar las variantes que se presenten. Es vital que se dediquen atención, tiempo y recursos al desarrollo de terapias antivirales que puedan tratar eficazmente a los pacientes de alto riesgo de COVID-19, preferiblemente sin preocuparse por las variantes y mutaciones", comentó Kevin Winthrop, MD, MPH, profesor de Enfermedades Infecciosas en la Oregon Health & Science University. "Los datos post-hoc del estudio de fase 2/3 de Opaganib en pacientes que padecen COVID-19 moderado y grave son intrigantes y sugieren la posibilidad de que Opaganib pueda demostrar ser un antiviral eficaz en este entorno. En una subpoblación de pacientes definida como moderadamente grave en función de su nivel de referencia de la suplementación de oxígeno, la mortalidad fue un 62% menor en aquellos que usaron Opaganib (16% de placebo frente a 6% de Opaganib). Los resultados sugieren un subgrupo de pacientes que probablemente se beneficiarían de esta terapia, y destacar la necesidad de estudios adicionales en el desarrollo de esta terapia".

Actualización regulatoria y de desarrollo:

Dados los resultados clínicos prometedores hasta la fecha en la población de pacientes hospitalizados moderadamente graves en un gran análisis de subpoblación del estudio global de Fase 2/3, RedHill está persiguiendo enérgicamente el programa de desarrollo para Opaganib:

  • Envió paquetes de datos a la FDA de Estados Unidos, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y Reino Unido (MHRA) en busca de asesoramiento científico sobre el camino potencial hacia la aprobación de Opaganib. La EMA ha indicado un cronograma de procedimiento rápido, y esperamos su asesoramiento para fines de año, con comentarios preliminares de la FDA para enero de 2022.
  • Seguimiento de la presentación en otros países, incluidos Sudáfrica, Rusia, Israel, Suiza, India, Brasil y Colombia.
  • Discusiones y preparación en curso para un estudio confirmatorio con Opaganib en el grupo específico de pacientes hospitalizados moderadamente graves, en colaboración con la FDA, otros organismos reguladores y otras agencias gubernamentales sobre la necesidad de acelerar aún más el desarrollo de terapias muy necesarias, como Opaganib y RHB-107, contra Ómicron y variantes emergentes.
  • Varias solicitudes de subvenciones pendientes en Estados Unidos y en el extranjero con organismos gubernamentales y entidades no gubernamentales.

"Tanto el Opaganib como el RHB-107 tienen mecanismos de acción únicos dirigidos a células humanas que actúan independientemente de las mutaciones en la proteína de pico. Dada la gravedad de la amenaza que presenta Ómicron y la probable aparición de otras variantes, RedHill está persiguiendo el desarrollo de estas dos píldoras de la COVID-19 prometedoras de la forma más rápida y diligente posible. Tenemos datos de seguridad amplios y, en el caso del Opaganib, un beneficio clínico aparente en la reducción de la mortalidad, que los pacientes vuelvan a respirar aire ambiente y que salgan del hospital más rápido", indicó Gilead Raday, director de I+D de RedHill "Es importante destacar que el Opaganib benefició a una población de pacientes hospitalizados en una condición moderadamente grave y el tratamiento se inició una mediana de 11 días desde el inicio de los síntomas en nuestro estudio global de fase 2/3. Esto distingue al Opaganib como un potencial un cambio de juego para los pacientes que padecen COVID-19 avanzado que tienen un riesgo significativo de morir a causa de su afección y que ya superan la oferta de alcance de 3-5 días desde el inicio de los síntomas por las píldoras antivirales de Pfizer y Merck".

Mecanismo de acción único propuesto por Opaganib:

El Opaganib es un inhibidor de la esfingosina quinasa-2 (SK2), un enfoque prometedor y diferenciado que se dirige al factor de la célula huésped humana SK2 en lugar del virus en sí, y trabaja independientemente de las mutaciones de la proteína de pico, como las asociadas con Ómicron y las variantes emergentes de preocupación. El SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad de la COVID-19, es un virus de ARN monocatenario de sentido positivo (+ ARNss), que representa más de un tercio de todos los géneros de virus conocidos. Estos virus utilizan factores del huésped en varios pasos de la infección viral, como la entrada y la replicación celular; SK2 es uno de esos factores, lo que lo convierte potencialmente en un objetivo antivírico de amplio espectro. SK2 también es activo en la modulación de ciertas citocinas proinflamatorias, con estudios in vivo que demuestran el potencial de Opaganib para mejorar los trastornos inflamatorios pulmonares y disminuir la fibrosis renal mediante la reducción de los niveles de IL-6 y TNF-alfa en los fluidos de lavado broncoalveolar. Por lo tanto, la inhibición de SK2 puede producir un efecto antivírico y antiinflamatorio de dos vertientes, un mecanismo muy deseable en el caso de la COVID-19. Además, el hecho de que Opaganib se dirija a SK2 y no al virus en sí, significa que se espera que mantenga la actividad antiviral independientemente de las mutaciones preocupantes en la proteína pico del SARS-CoV-2 y la aparición de nuevas cepas, como Ómicron, que pueden ser evasivas de anticuerpos antivirales directos y vacunas.

RHB-107: Modo de acción y estado de desarrollo

RHB-107 [2], el otro candidato a fármaco oral de la COVID-19 de RedHill, es una cápsula oral de una vez al día, que se administra al inicio de la enfermedad a pacientes ambulatorios. Se dirige a las serina proteasas, que son enzimas humanas que participan en la facilitación de la entrada del SARS-CoV-2 en las células diana. La escisión de la proteína espiga por estas serina proteasas humanas del hospedador es un paso necesario en la unión viral y la entrada en las células, que es independiente de las mutaciones observadas en la variante Omicron que alteran las propiedades antigénicas de la proteína espiga.

RHB-107 se está evaluando actualmente en un estudio de fase 2/3 en pacientes COVID-19 no hospitalizados en Estados Unidos y Sudáfrica. Se completó la contratación para la parte A del estudio y se esperan resultados de primera línea en el primer trimestre de 2022.

Acerca de Opaganib (ABC294640)

El Opaganib, una nueva entidad química, es un novedoso inhibidor selectivo de la esfingosina quinasa 2 (SK2) que se administra en forma oral, con actividad triple única sobre los procesos patofisiológicos asociados con la enfermedad de la COVID-19, que apunta al componente celular del huésped, lo minimiza potencialmente la probabilidad de desarrollar resistencia debido a mutaciones virales. El Opaganib también ha mostrado actividad anticancerígena y tiene el potencial de apuntar a varias indicaciones oncológicas, virales, inflamatorias y gastrointestinales.

El Opaganib proporcionó anteriormente datos positivos de fase 2 en Estados Unidos en pacientes con COVID-19 de moderado a grave, enviado para revisión por pares y publicado recientemente en medRxiv.

El Opaganib también ha recibido la designación de fármaco huérfano de la FDA de Estados Unidos para el tratamiento del colangiocarcinoma y se está evaluando en un estudio de fase 2a en colangiocarcinoma avanzado y en un estudio de fase 2 en cáncer de próstata. La incorporación, el tratamiento y el análisis de pacientes en este estudio están en curso.

El Opaganib demostró una potente actividad antiviral contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, inhibiendo la replicación viral de todas las variantes del SARS-CoV-2 probadas hasta la fecha en un modelo in vitro de tejido bronquial pulmonar humano. Además, los estudios preclínicos in vivo han demostrado el potencial de Opaganib para mejorar los trastornos pulmonares inflamatorios, como la neumonía, han demostrado el potencial de Opaganib para disminuir la fibrosis renal y han demostrado una disminución de las tasas de mortalidad por infección por el virus de la influenza y una mejoría de la lesión pulmonar inducida por Pseudomonas aeruginosa al reducir la niveles de IL-6 y TNF-alfa en líquidos de lavado broncoalveolar [3].

Los estudios clínicos en curso con Opaganib están registrados en www.ClinicalTrials.gov, un servicio web del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, que proporciona acceso público a información sobre estudios clínicos con apoyo público y privado.

Los resultados de primera línea del estudio de fase 2/3 de la empresa con Opaganib son de naturaleza preliminar. La compañía tiene la intención de seguir examinando los datos de este estudio con mayor detalle, junto con toda la información recopilada durante este estudio, incluidas todas las medidas de seguridad y resultados secundarios. Dicho análisis puede resultar en hallazgos nuevos o inconsistentes con los datos de primera línea divulgados en este comunicado. Como tal, los inversores no deben confiar en los análisis informados en este comunicado como los resultados definitivos finales del estudio.

Acerca de RHB-107 (upamostat)

RHB-107 es un potente inhibidor patentado, el primero de su clase, que se administra por vía oral, de varias serinproteasas, con efectos antivirales y potencialmente protectores de los tejidos. El RHB-107 se dirige a los factores celulares humanos que intervienen en la preparación de la proteína espiga para la entrada del virus en las células diana y, por tanto, se espera que sea eficaz contra las variantes virales emergentes con mutaciones en la proteína espiga. RHB-107 está siendo evaluado en un estudio de fase 2/3 en Estados Unidos para el tratamiento de pacientes no hospitalizados con COVID-19 sintomática que no requieren oxígeno suplementario. Además, RHB-107 tiene potencial para tratar el cáncer, las enfermedades pulmonares inflamatorias y las enfermedades gastrointestinales. RHB-107 se ha sometido a varios estudios de fase 1 y dos de fase 2, demostrando su perfil de seguridad clínica en aproximadamente 200 pacientes. RedHill adquirió los derechos mundiales exclusivos de RHB-107, excluyendo China, Hong Kong, Taiwán y Macao, de la empresa alemana Heidelberg Pharmaceuticals (FSE: HPHA) (antes WILEX AG) para todas las indicaciones.

Acerca de RedHill Biopharma

RedHill Biopharma Ltd. (Nasdaq: RDHL) es una empresa biofarmacéutica especializada que se centra principalmente en enfermedades gastrointestinales e infecciosas. RedHill promueve los fármacos gastrointestinales, Movantik® para el estreñimiento inducido por opioides en adultos [4], Talicia® para el tratamiento de la infección por Helicobacter pylori (H. pylori) en adultos [5] y Aemcolo® para el tratamiento de la diarrea del viajero en adultos [6]. Los programas clave de desarrollo clínico de última etapa de RedHill incluyen: (i) RHB-204, con un estudio de fase 3 en curso para la enfermedad por micobacterias pulmonares no tuberculosas (NTM); (ii) Opaganib (ABC294640), un inhibidor selectivo de SK2 oral de primera clase dirigido a múltiples indicaciones con un programa de fase 2/3 para COVID-19 y estudios de fase 2 para cáncer de próstata y colangiocarcinoma en curso; (iii) RHB-107 (upamostat), un inhibidor de serina proteasa oral en un estudio de fase 2/3 de Estados Unidos como tratamiento para la COVID-19 sintomático, y que se dirige a otros múltiples cánceres y enfermedades inflamatorias gastrointestinales; (iv) RHB-104, con resultados positivos de un primer estudio de fase 3 para la enfermedad de Crohn; (v) RHB-102, con resultados positivos de un estudio de fase 3 para gastroenteritis aguda y gastritis y resultados positivos de un estudio de fase 2 para IBS-D; y (vi) RHB-106, una preparación intestinal encapsulada. Más información sobre la compañía está disponible en www.redhillbio.com/ twitter.com/RedHillBio.

NOTA: Este comunicado de prensa, que se proporciona para su comodidad, es una versión traducida del comunicado de prensa oficial publicado por la compañía en el idioma inglés. Para obtener el comunicado de prensa completo en inglés, incluido el descargo de responsabilidad de declaraciones prospectivas, visite: https://ir.redhillbio.com/press-releases

Categoría: I+D

[1] Opaganib es un nuevo fármaco en investigación, no disponible para distribución comercial.[2] RHB-107 es un nuevo fármaco en fase de investigación, no disponible para distribución comercial.[3] Xia C. et al. Transient inhibition of sphingosine kinases confers protection to influenza A virus infected mice. Antiviral Res. 2018 Oct; 158:171-177. Ebenezer DL et al. Pseudomonas aeruginosa stimulates nuclear sphingosine-1-phosphate generation and epigenetic regulation of lung inflammatory injury. Thorax. 2019 Jun;74(6):579-591.[4] La información de prescripción completa de Movantik® (naloxegol) está disponible en: www.Movantik.com. [5] La información de prescripción completa de Talicia® (omeprazol magnésico, amoxicilina y rifabutina) está disponible en: www.Talicia.com. [6] La información de prescripción completa de Aemcolo® (rifamicina) está disponible en: www.Aemcolo.com.

Logo - https://mma.prnewswire.com/media/1334141/RedHill_Biopharma_Logo.jpg