Publicado 22/02/2021 15:21CET

Sasol consigue unos buenos resultados para los seis meses finalizados el 31 de diciembre de 2020 (2)

Beneficios (millones de R EBIT (millones de R) Mitad de año 31 diciembre 2019 Mitad de año 31 diciembre 2020 Mitad de año 31 diciembre 2020 Mitad de año 31 diciembre 2019 10 348 10 807 Minería 1 732 1 374 2 635 1 988 Exploración y producción internacionales 897 1 023 41 206 30 178 Energía 5 098 6 743 24 642 27 409 Químicos de base 3 624 (1 488) 32 933 33 750 Químicos prestacionales 1 754 1 294 - 6 Funciones de grupo 8 545 907 111 764 104 138 Rendimiento de grupo 21 650 9 853 (12 594) (12 170) Beneficios intersegmento 99 170 91 968 Beneficios externos

Valor de activos netos Mitad de año Año completo Cambio % 31 diciembre 2020 30 junio 2020 Activos totales (R millones) 397 516 479 162 -17 Endeudamiento total(R millones) 236 473 319 914 26 Valores total (R millones) 161 043 159 248 1

Emisión de derechos

Se ha tomado la decisión de no perseguir una cuestión de derechos si tenemos en cuenta la perspectiva macroeconómica actual y también el progreso significativo que se ha conseguido en nuestras iniciativas de plan de respuesta.

Se seguirá priorizando la ruta de no apalancamiento del balance general a fin de garantizar un funcionamiento dentro de nuestros convenios financieros y de poder mantener un margen de liquidez correcto, a la vez que entregamos el programa de transformación Sasol 2.0.

Gestión de la hoja de cuentas

El efectivo generado por las actividades operativas decreció en un 40% hasta llegar a los 11.700 millones de R frente al período anterior y nuestro efectivo neto disponible disminuyó de 34.100 millones de R a fecha de 30 de junio de 2020 a 27.600 millones de R.

A pesar de que nuestros flujos de efectivo se vieron afectados por los bajos precios del petróleo crudo, los precios más bajos de los productos químicos, el tiempo de inactividad de la planta y el impacto de la COVID-19, nuestra iniciativa de conservación de efectivo y nuestro programa de retirada de inversión de activos nos han permitido realizar un pago de unos 28.000 millones de R (2.000 millones de dólares estadounidenses) de deuda. Además, reembolsamos servicios bancarios en ZAR por unos 1.000 millones de R.

El gasto de capital real ascendió a 7.500 millones de R en comparación con 21.400 millones de R durante los primeros seis meses del año 2020. El flujo de caja libre alcanzado durante el período fue de 4-000 millones en un entorno de bajo precio promedio del petróleo de 43,62 dólares estadounidenses/barril.

Con el objetivo de crear flexibilidad en el balance de Sasol durante este período pico de apalancamiento, nuestros prestamistas llegaron al acuerdo de elevar nuestro convenio de 3,0 veces a 4,0 veces la deuda neta: EBITDA (definición de banco) cuando se mide a fecha de 31 de diciembre de 2020.

Esto proporcionó flexibilidad adicional, estando sujeta a condiciones, que fueron consistentes con nuestro marco de asignación de capital (lo que equivale a priorizar la reducción de la deuda a través de compromisos para suspender el pago de dividendos y adquisiciones mientras nuestro apalancamiento sea superior a 3,0 veces la deuda neta: EBITDA). Apreciamos el apoyo continuado de nuestros prestamistas durante este período complejo.

Nuestra deuda neta: EBITDA de media a 31 de diciembre de 2020 fue de 2,6 veces (definición de banco), muy por debajo del nivel del umbral.

A fecha de 31 de diciembre de 2020, nuestra deuda total era de 126.300 millones de R frente a los 189.700 millones de R a fecha de 30 de junio de 2020. Durante el período, utilizamos los ingresos de nuestra falta de inversiones de activos para reembolsar el préstamo sindicado en dólares estadounidenses, además de una parte de nuestra línea de crédito renovable, reduciendo nuestra deuda denominada en dólares estadounidenses en casi 28.000 millones de R (2.000 millones de R) hasta los 121.000 millones de R (8.200 millones de dólares estadounidenses).

A través de nuestro plan de respuesta integral y desinversiones de activos planificadas, pretendemos reducir aún más nuestra deuda neta para lograr una relación Deuda Neta: EBITDA de menos de 2,0 veces y un apalancamiento del 30% para 2023.

Nuestro apalancamiento cayó del 114,5% a fecha de 30 de junio de 2020 hasta el 76% a fecha de 31 de diciembre de 2020, debido sobre todo al reembolso de la deuda en dólares estadounidenses (20%) y a un tipo de cambio de cierre rand/dólar estadounidense más sólido (7%).

A fecha de 31 de diciembre de 2020, nuestro margen de liquidez superaba los 53.000 millones de R (3.600 millones de dólares estadounidenses), una cifra muy por encima de nuestra liquidez objetivo de al menos 1.000 millones de dólares estadounidenses, con fondos disponibles en rands y dólares estadounidenses mejorando al mismo tiempo que avanzamos dentro de nuestra gestión enfocada al comportamiento. Seguimos evaluando nuestra combinación de instrumentos de financiación para asegurarnos de que tenemos financiación de una variedad de fuentes y un perfil de vencimiento de deuda que es equilibrado.

No tenemos vencimientos de deuda importantes antes de noviembre de 2021 cuando vence el préstamo a plazo de 2.200 millones de R (150 millones de dólares estadounidenses). En lo que respecta a las exenciones del convenio con los prestamistas que existían a fecha de 30 de junio de 2020, seguimos obligados a utilizar ciertos ingresos de disposición planificados para liquidar la deuda. Como resultado, 14.300 millones de R (975 millones de dólares estadounidenses) se han clasificado en forma de deuda a corto plazo.

Seguimos gestionando de forma activa la hoja de cuentas con el objetivo de mantener una posición de liquidez saludable y un perfil de madurez de la deuda equilibrada.

Dividendo

Debido a que nuestro apalancamiento financiero actual y el riesgo de que se produzca un período prolongado de incertidumbre económica, el consejo de administración piensa que sería prudente continuar con la suspensión de dividendos. Esperamos que el balance recupere la flexibilidad tras implantar nuestra estrategia de plan de respuesta de forma integral.

Progreso del acuerdo de producción compartida (PSA) de Mozambique

El 19 de febrero de 2021 el consejo de administración aprobó la decisión de inversión final (FID) en el área de licencia PSA de Mozambique. El coste de proyecto estimado total es de 760 millones de dólares estadounidenses.

Es importante destacar que este proyecto va a implicar el hecho de monetizar el gas en el país de Mozambique por medio de una planta de energía de gas de 450 megavatios y una instalación de gas licuado de petróleo (GLP) dentro del mismo período de tiempo. El resto del gas producido se va a exportar a Sudáfrica para mantener nuestras operaciones.

El desarrollo de PSA subraya la estrategia de transformación de gas de Sasol porque asegura un suministro de gas adicional desde el sur de Mozambique y hasta la cadena de valor del gas de Sasol a partir del año 2024, sirviendo como punto de inflexión para hacer frente a la agenda de sostenibilidad de Sasol.

Nota para los redactores:

El anuncio completo y los resultados financieros interinos revisados estarán disponibles en la página web de la compañía a través de https://www.sasol.com/investor-centre/financial-reporting/an... [https://www.sasol.com/investor-centre/financial-reporting/an...].

La presentación pre-registrada estará disponible en el siguiente enlace:

https://www.corpcam.com/Sasol22022021 [https://www.corpcam.com/Sasol22022021]

El director general y consejero delegado y responsable de finanzas llevarán a cabo una rueda de prensa por medio de emisión web a las 15h00 (hora SA) para debatir acerca de los resultados y proporcionar una actualización sobre los negocios.

(CONTINUA)