Publicado 09/11/2021 09:01CET

Tungsram acepta el reto de 6.000 millones de dólares de Elon Musk

BUDAPEST, Hungría, 9 de noviembre de 2021 /PRNewswire/ -- Tungsram, un innovador tecnológico húngaro propone una respuesta a la oferta de 6.000 millones de dólares de Elon Musk al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas para paliar el hambre en el mundo. La agricultura de interior, las fábricas de alimentos para África y las agrupaciones alimentarias integradas para las áreas metropolitanas son medios sostenibles para resolver la crisis alimentaria mundial.

El consejero delegado de Tesla, Elon Musk, se apresuró a responder a un desafío del director del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, David Beasley, quien supuestamente afirmó que el 2% de la riqueza de Elon Musk podría ayudar en gran medida a resolver el hambre en el mundo. "Si el PMA puede describir (...) exactamente cómo 6.000 millones de dólares resolverán el hambre en el mundo, venderé las acciones de Tesla ahora mismo y lo haré", escribió Musk en un tuit

Mientras continúa el debate entre ambos, la empresa húngara de mediana capitalización Tungsram tiene una propuesta para el PMA y el consejero delegado de Tesla.

"La agricultura de interior es la solución más viable para conseguirlo", afirmó el presidente y consejero delegado de Tungsram, Joerg Bauer. "Se trata de una emocionante tecnología disruptiva que se equilibra en la delgada línea entre la agricultura, la industria 4.0 y la tecnología digital para ofrecer soluciones globales viables y producir alimentos básicos para un gran número de personas de forma sostenible."

Tungsram -fabricante de iluminación y tecnología innovadora con 125 años de antigüedad- ha colaborado con socios académicos y PYMES para desarrollar tecnologías de agricultura de interior en un intento de eliminar el hambre en el mundo.

El equipo de Tungsram ha inaugurado recientemente una granja vertical de 150 metros cuadrados en Budapest para facilitar y avanzar en la investigación en este campo. La instalación, equipada con soluciones de iluminación de alta gama propias de la empresa, es única en Europa Central.

El equipo trabaja actualmente en dos objetivos de agricultura de interior, ambos considerados muy factibles. Los proyectos se centran en las denominadas fábricas de alimentos para el continente africano y en los clústeres de alimentos circulares y sin residuos. Las fábricas de alimentos cubrirían las necesidades nutricionales básicas en zonas rurales con clima adverso, mientras que los clústeres se situarían en las proximidades de las grandes áreas metropolitanas para garantizar la producción descentralizada de alimentos a nivel local. "El establecimiento de millones de estas unidades podría proporcionar alimentos sanos y disponibles independientemente del clima, de la estación, todos los días del año", argumentó Bauer.

La seguridad alimentaria mundial es uno de los retos más acuciantes de la humanidad que requiere inmensas cantidades de innovación e inversión. El dinero que la ONU ha solicitado a los multimillonarios del mundo tendría que destinarse a resolver una serie de retos que allanarán el camino para acabar construyendo estas unidades. Uno de esos retos es un avance en la captura de agua en la atmósfera que podría proporcionar agua en zonas áridas y afectadas por el clima. La mejora acelerada que podría hacer que las plantas crecieran más rápido y fueran más ricas en nutrientes sin necesidad de modificación genética es otra innovación que supondría un salto de gigante hacia la seguridad alimentaria. La investigación y el desarrollo en materia de fertilización, almacenamiento de energía, funcionamiento a distancia y automatización son también un requisito previo para el éxito.

Los gobiernos y las empresas deberían financiar la investigación y la innovación para ampliar la seguridad alimentaria. "Estoy dispuesto a compartir los detalles de nuestro plan con el PMA, la FAO y el propio Musk", afirmó Joerg Bauer.

Contacto: Tamas Mehlhoffer, tamas.mehlhoffer@tungsram.com, +36202412052

Contador