10 curiosidades de la vida de Celia Cruz que desconoces

Celia y lo que no sabes de ella
FLICKER
Publicado 21/10/2018 0:20:31CET

   LA HABANA, 21 Oct. (Notimérica) -

   Celia Cruz es uno de los máximos exponentes de la música latina alrededor del mundo. Sus ritmos salseros llegaron al corazón de millones de personas, consagrándose como 'La reina de la salsa'.

   El optimismo y la alegría siempre estaban presentes en sus composiciones, así como diferentes protestas sociales en las que nunca olvidaba a su Cuba natal. Convirtió su mítica canción 'La vida es un carnaval' en todo un lema para sus fans.

   

   Su espectacular voz y su puesta en escena serán siempre recordados en el mundo de la música, donde jamás dejara de ser una leyenda. Hoy, 18 de octubre de 2018, Celia Cruz hubiera cumplido 93 años y por ello, desde Notimérica te presentamos 10 aspectos de su vida que posiblemente desconozcas:

   SUS INICIOS

   El talento de Celia Cruz comenzó a vislumbrase muy pronto. Con tan solo 10 años, cantaba durante horas con la excusa de que así acunaba a sus hermanos y primos pequeños. Su madre, que amaba la música y que también cantaba habitualmente, fue la primera en darse cuenta de sus posibilidades en el mundo de la canción.

   

SU PRIMER SUELDO

   A la edad de 12 años, cuando todavía no había alcanzado la popularidad, Celia cantó para uno de los muchos turistas que visitaba Cuba. Este, fascinado por la voz de la que por entonces era tan solo una niña, decidió regalarle unos zapatos como premio a la actuación que acababa de realizar.

   PROFESORA ANTES QUE ESTRELLA

   A pesar de que la madre de Celia supo desde muy pronto que el destino de su hija no era otro que el de convertirse en una estrella, su padre rechazaba esta idea firmemente. El verdadero sueño de su progenitor era que la 'reina de la salsa' fuese profesora.

   Con el fin de complacer los deseos de su padre, la cantante comenzó a estudiar magisterio. Sin embargo, unos meses más tarde decidió que solo iba a seguir los pasos que su corazón le dictaba e ingresó en el Conservatorio Nacional de Música.

   SU CARRERA COMO ACTRIZ

   Durante su madurez la cubana quiso ir un paso más allá y en 1992 hizo su incursión en el cine estadounidense. Junto con Antonio Banderas y Armand Assante participó en la película 'Los Reyes del Mambo', entrando de este modo 'por la puerta grande' en Hollywood.

   LOS ZAPATOS, SU PASIÓN

   Parte de la fascinación que las actuaciones de Celia Cruz provocaban se debía a su vestuario. La actriz disfrutaba siendo el centro de atención en cada una de sus puestas en escena y sabía que todos aquellos que la veían analizaban su atuendo de arriba abajo.

   Sin duda, Celia marcó también un antes y un después gracias a su indumentaria, especialmente por sus zapatos. Puso de moda su gusto por los tacones invertidos haciendo de ellos un icono inconfundible.

   

   DÓNDE DESCANSAN SUS RESTOS

   A pesar de que la cantante nunca renunció a sus orígenes, siempre hizo gala de su cariño por Estados Unidos, donde vivió buena parte de su vida. Por ello, actualmente sus restos descansan en el cementerio Woodland de El Bronx, en Nueva York.

SU VIDA EN SERIE

   En 2015 se estrenó el primer episodio de la serie biográfica que honra la figura de la cantante. 'Celia' tuvo un gran éxito y alcanzó gran audiencia durante el año que se emitió. Actualmente, la cinta está disponible en la plataforma online Netflix.

   SU ROSTRO EN LOS SELLOS DE EEUU

   Celia Cruz fue una de las artistas iberoamericanas que alcanzó más fama en Estados Unidos. Tanto es así que una de sus caricaturas se convirtió en sello del país norteamericano, junto con otros como Tito Puente, Carlos Gardel o Carmen Miranda.

   ANIMADVERSIÓN POR FIDEL CASTRO

    La animadversión que Celia sentía por el dirigente cubano Fidel Castro jamás fue un secreto, y viceversa. La cantante no podía ser más crítica con el régimen que había implantado quien para ella era un "dictador".

   Del mismo modo, el presidente era consciente de la influencia que la artista tenía tanto en su país como fuera de él y, sabedor de que sus críticas no le favorecían, llegó incluso a prohibir su música en la isla.

   Por su parte, la cubana, a modo de desprecio, nunca se dirigió a él directamente en público, sino que se refería a él como "ese hombre" o "aquel".

   

SU NOMBRE COMPLETO

   Tal y como se estilaba en la época, el nombre de Celia Cruz era mucho más largo de lo que se conoce, aunque este nunca se utilizase ni en el ámbito profesional, ni en el personal. La cubana realmente se llamaba Celia Caridad Cruz Alfonso.

   

Contador