Publicado 16/12/2021 14:18CET

El 80% de los jóvenes reconoce que la lectura ha sido de gran ayuda durante el confinamiento, según un estudio

Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2021
Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2021 - FUNDACIÓN SM

   MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Más de un 80% de jóvenes reconoce que la lectura le ha ayudado a llevar mejor la situación durante el confinamiento, según se desprende de la 13ª edición del 'Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2021', de Fundación SM, que recorre a lo largo de 14 capítulos la realidad del sector en Iberoamérica y la situación que se vive en cada uno de los países en los que SM se encuentra presente.

   El estudio constata un aumento de lectores en un 68%, básicamente en la lectura por ocio, según datos del Barómetro de hábitos de lectura y compra de libros en España. La proporción de grandes lectores jóvenes (más de 8 libros al año) ha aumentado del 8% al 41% en los últimos quince años, como refleja el informe de la Fundación SM 'Jóvenes españoles 2021. Ser joven en tiempos de pandemia'.

   El sector de la población que lee con más frecuencia son los niños de entre 10 y 13 años, arrasando las sagas de libros entre sus preferidos. No obstante, el aumento más significativo durante la pandemia fue la franja de 14 a 35 años, que suele corresponder al menor porcentaje de lectores habituales.

   Sobre el formato, el 30% de los lectores de 14 años o más lee libros en formato digital, al menos, una vez al trimestre. Además, el informe señala que el servicio de préstamo digital de las bibliotecas públicas creció un 120% en 2020 respecto al año anterior. En cuanto al soporte, ha habido un incremento de la lectura en móviles, tabletas y libros electrónicos.

   Esta nueva edición --que también incluye información sobre las publicaciones en catalán, gallego y euskera-- se ha realizado en un contexto de pandemia que ha frenado en muchos lugares el acceso a la cultura y a la educación. Por este motivo, desde 2020, la Fundación SM ha concentrado muchos de sus esfuerzos en desarrollar programas de fomento de la lectura, por ser "un aprendizaje imprescindible para la vida, además de ser el primer paso para alcanzar la equidad y la inclusión", en palabras de su directora, Mayte Ortiz.

   "Podemos afirmar que, en los peores momentos de esta crisis, los libros nos han acompañado, y que, a través de ellos y gracias a la tecnología, hemos podido compartir la incertidumbre y construir comunidad. Para muchos, la lectura ha sido un refugio", ha explicado por su parte la coordinadora de programas de fomento de la lectura de la Fundación SM, Teresa Tellechea.

   Para el coordinador de la Biblioteca Escolar de Marianistas de Zaragoza y profesor de Lengua y Literatura en el colegio Santa María del Pilar de Zaragoza, Pepe Trivez, "la oferta se multiplicó y la lectura despegó entre los más jóvenes, ocupando su tiempo y normalizando la situación dentro de lo posible".

   La Literatura infantil y juvenil (LIJ) representa actualmente el 13% del total del mercado del libro, creciendo cada año en absorción frente al total del sector, multiplicando su oferta con 11.600 títulos publicados en España. Cabe destacar positivamente la tendencia al ajuste de las tiradas de libros de LIJ con el objetivo de conseguir una optimización paulatina entre oferta y demanda, subrayan los autores de esta obra colectiva, realizada por destacadas personalidades del mundo de la Literatura Infantil y Juvenil Iberoamericana, que comenzó a publicarse bianualmente en el año 2012.

TENDENCIAS 2020-2021

   El estudio también aborda las tendencias que marcan las instituciones del sector del libro y que no suelen corresponderse con los best sellers que refleja el Barómetro entre lectores de 10 a 13; por ello, pide distinguir entre best sellers (término más editorial) y best readers (término de lectura).

   Además, indica que el libro ilustrado ha ido ganando presencia en las librerías y en los medios de comunicación. Este protagonismo, según el estudio, se debe al empeño de las pequeñas editoriales independientes que, en plena crisis, están manteniendo una arriesgada actividad volcadas en la especialidad, y al de los grandes grupos editoriales que financian premios de ilustración, o colaboran para ello con instituciones a la búsqueda de nuevos talentos.

   Respecto a las sagas, los best sellers de la LIJ, son un fenómeno que merece ser destacado dentro de la variedad y la heterogeneidad de lo que se publica. Tiene un origen reciente en la literatura juvenil, pero su desarrollo, especialmente en el género de la fantasía, dura hasta hoy y se ha extendido a la literatura infantil de forma imparable. En su diversidad de propuestas, todas confluyen en su alta calidad literaria.

   Por otro lado, la fantasía parece estar cediendo espacio al realismo, como indica la coincidencia, entre las publicaciones de este año, de títulos de todas las edades que abordan temas que forman parte de la vida cotidiana y del debate social.

   La gran novedad de estos años son los libros informativos/ensayo, que combinan el relato con el ensayo y que vuelven al recurrente y presente tema de la mujer en la LIJ. También es destacable el auge, la buena salud (aunque no va acompañada de un gran número de títulos) y la calidad de la poesía dirigida a niños, ya que los adolescentes y los jóvenes se han convertido en grandes consumidores de poesía.