Publicado 16/12/2021 18:36CET

Argentina.- Cultura.- La argentina Paola Vicenzi gana el premio de novela Vargas Llosa con su obra 'Equis Equilibrio'

ALICANTE, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Jurado del XXVI Premio de Novela Vargas Llosa, convocado por la Fundación Mediterráneo, la Universidad de Murcia y la Cátedra Vargas Llosa, ha decidido otorgar el premio a la edición 2021, al original titulado 'Equis Equilibrio', de la autora argentina Paola Vicenzi.

El jurado ha estado formado por Francisco Florit Durán, como presidente, Soledad Puértolas Villanueva, Raúl Tola, José María Pozuelo Yvancos y Germán Vega García-Luengos en calidad de secretario.

La novela se construye a partir del diario de Sonia, una mujer viuda que tiene una hija de 18 años, y que lleva una vida ordinaria en la que lo que más valora es la bondad y el comportamiento modélico de su hija. Pero de pronto, Martina, la hija, sufre un brote psicótico muy grave que la lleva al aislamiento completo en casa, pues su comportamiento puede constituir un peligro no sólo para ella misma, sino también para los demás, informa la entidad en un comunicado.

En cuanto al número de obras participantes, la edición 2021 ha batido el récord de originales presentados en toda la historia del premio, con 942 trabajos procedentes de 36 países, entre los que se cuenta, además de 19 países iberoamericanos, también con obras procedentes de Alemania, Canadá, China, Dinamarca, Egipto, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Israel, Italia, entre otros.

Los miembros del jurado han valorado especialmente el hecho de que la autora haya tenido la capacidad de ahondar en la mente de una persona que está pasando por el proceso de cuidar a un enfermo de estas características, "reflejándolo de un modo tan vivido que da la sensación de constituir un diario real".

Además, logra hacer partícipe al lector de lo duro de este proceso en el que "la incertidumbre y el dolor se mezclan con el rechazo y la invisibilidad social de los enfermos mentales". Asimismo, el jurado ha destacado la profunda humanidad del relato y el intenso reflejo de la desesperación y el cansancio de una madre que ha de afrontar prácticamente sola la enfermedad de su hija.

A pesar de servirse de un estilo casi documental, la autora logra, a juicio de los componentes, dotar a su creación de una belleza casi poética y de una potencia sensibilizadora extraordinaria. En opinión del presidente del jurado: "Es una novela que informa, hace pensar y emociona".