¿Por qué se celebra el Día del Tango en Argentina?

Publicado 11/12/2015 8:29:32CET

   BUENOS AIRES, 11 Dic. (Notimérica) -

   El 11 de diciembre se celebra cada año el Día Nacional del Tango en Argentina. La fecha rinde un homenaje a la música del país y a los mayores propulsores de la misma: Carlos Gardel y Julio de Caro.

   Gardel y De Caro, ambos compositores, se consideran una de las mayores expresiones del tango y, dentro de este, de la cultura argentina. Por ello, fue un amigo de ambos quien quiso reconocer su influencia en el género musical.

   Miembro de la Academia Nacional del Tango de la República Argentina, Ben Molar, era un autor, compositor y productor musical amante del tango que, celebrando el cumpleaños de un amigo un 11 de diciembre, tuvo una gran idea.

   Aquel amigo era Julio de Caro y tanto él como Carlos Gardel habían nacido en la misma fecha. Por eso, Molar propuso establecer el Día Nacional del Tango en Argentina a las entidades correspondientes en ese día, con intención de homenajear la influencia y difusión que sus amigos artistas habían tenido sobre este baile revolucionario.

   Así fue como la Sociedad Argentina de Autores y compositores (SADAIC), la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES), la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), la Casa del Teatro, el Sindicato Argentino de Músicos (SADEM) y la Unión Argentina de Artistas de Variedades (UADAV), entre otras tantas, aprobaron la propuesta de Molar ante la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires en 1965.

   Tal y como indica el gobierno argentino, doce años más tarde se aprobó la celebración del Día del Tango el 11 de diciembre por Decreto Nacional.

   En 2009 Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay) lograron que la UNESCO declarara el tango Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

JOYAS DEL TANGO.

   Julio de Caro nació en Buenos Aires, fue un destacado violinista, director de orquesta y compositor de tango que marcó época con su trabajo y dedicación al género musical más representativo de Argentina.

   Su virtuosismo musical propició las contramelodías del violín y aportó elegancia a los recursos armónicos y melódicos del tango.

   Por su parte, Carlos Gardel, además de compositor, fue también cantante y actor de cine, así como uno de los máximos exponentes del tango hecho canción.

   A él debemos grandes piezas del género como 'Por una cabeza' o 'Volver', ambos compuestos por él y por Alfredo Le Pera, un letrista brasileño que hizo de la música de Gardel una prosa perfecta.

   A petición de Uruguay, en 2003 la voz de Gardel fue registrada por la UNESCO en el programa Memoria del Mundo, dedicado a preservar documentos patrimoniales.