Publicado 07/12/2015 18:51:21 +01:00CET

Chile celebra el nacimiento de Matilde Pérez, una artista adelantada a su tiempo

   MADRID, 7 Dic. (Notimérica) -

   Este lunes 7 de diciembre se conmemora el 99 aniversario del nacimiento de la artista chilena Matilde Pérez, conocida como una de las máximas exponentes del arte cinético en su país natal.

   Matilde Pérez, una mujer adelantada a su tiempo, tuvo que lidiar con muchos de los prejuicios que había entonces para poder dedicarse a explorar el lenguaje pictórico y adentrarse en un medio en el que costaba mucho exhibir trabajos diferentes a los habituales. Durante un largo tiempo nadie comprendía su trabajo, que combinaba diversos materiales y técnicas apostando por proyectos novedosos, "porque cuando algo se empieza a repetir, se agota", comentaba la artista.

   Pérez estudió en la Academia de Bellas Artes en Santiago y sus primeros pasos fueron como artista figurativa, emergiendo junto a la llamada 'generación del cuarenta'. Además, su particular estudio de nuevos lenguajes plásticos llevaron a la artista a formar parte del 'Grupo de los Cinco' y más tarde del 'Grupo Rectángulo', con el que expresó su rechazo por las tradicionales representaciones pictóricas.

   De esta forma, Pérez introdujo las primeras corrientes modernistas en el arte pictórico chileno, a principios de los años cincuenta, con la abstracción geométrica.

   Más adelante, su contacto con el artista óptico Víctor Vasarely en París le abrió las puertas del arte cinético. A través de pinturas, collages y esculturas acrílicas o metálicas, Pérez indagó en las diferentes posibilidades de creación de movimiento a través de la ilusión óptica, apostando por que "el ojo se mueva".

   "Yo funciono para el que quiera conocerme. El que no quiera, está bien. No tengo responsabilidades con nadie. Nunca me he preocupado si en Chile me reconocen", dijo la artista en la inauguración en Chile de Matilde X Matilde, un espacio móvil donde se reunió su obra inédita, textos, bocetos y material de trabajo.

   Así, las obras de Matilde Pérez, que falleció el año pasado a la edad de 97 años, adquirieron un gran prestigio tanto en Chile como en el exterior. Sus investigaciones cinéticas y su hábil manejo del color impulsaron a la artista a continuar un camino creativo que la llevó a ocupar un lugar fundamental en las artes visuales de la segunda mitad del siglo XX.