¿Cuáles son los referentes y características del modernismo literario?

MODERNISMO LITERARIO RUBEN DARÍO
FLICKR
Publicado 06/02/2018 9:50:48CET

   MANAGUA, 6 Feb. (Notimérica) -

"¿Y aquellas alas de mariposa azul de qué nos sirven? Preguntarán los que nacieron sin alas", reza uno de los poemas de la obra 'Azul...' de Rubén Darío, publicación a la que se asocia el inicio del modernismo literario, en 1888.

   Este movimiento literario se desarrolló durante los últimos años del siglo XIX y los primeros del siglo XX, aproximadamente hasta 1920, en la literatura en lengua castellana pero, fundamentalmente, en la poesía. Surgió como una suerte de rebeldía ante la crisis artística y moral previa y se constituye como heredera del postromanticismo.

   En esencia, el modernismo se basa en el rechazo a la realidad cotidiana y a todo aquello mundano o "poco elevado". Con su obra, el poeta pretende escapar de su tiempo o de su espacio, evocando épocas mejores y paisajes exóticos e ideales.

   Esta actitud, lejana a la preocupación por lo social y por narrar lo que uno vive, que imperará en la literatura iberoamericana durante el siglo XX, otorga a los poemas modernistas un tono aristócrata y urbanita.

   La búsqueda de la belleza a través de la palabra también es una de las características principales del modernismo, así como la perfección formal. Lo precioso, muchas veces evocado a través de elementos clásicos o mitológicos, es la máxima aspiración de un poema modernista.

   Esta vocación de los poetas modernistas de alcanzar la belleza, al margen del contexto en el que viven, se representa mediante la "torre de marfil". Metafóricamente, estos poetas vivían en una inmensa y bella torre, alejada del mundanal ruido, que les permitía dedicarse a alcanzar la máxima belleza con su arte.

   Son muchos los autores iberoamericanos que han cultivado este estilo, siendo los más importantes de ellos el nicaragüense Rubén Darío, el peruano Manuel González Prada, el argentino Leopoldo Lugones, el mexicano Manuel Gutiérrez Nájera y el colombiano José Asunción Silva.

   RUBÉN DARÍO

   Rubén Darío es, además del máximo representante del modernismo literario, quien da el pistoletazo de salida para el inicio de esta etapa con su obra 'Azul...'. Nació en Nicaragua, en 1867 y, además de a la poesía, de dedicó al periodismo y la diplomacia.

   Pero Rubén Darío no es solo uno de los poetas más importantes en lengua castellana por sus obras, como pueden ser 'Prosas profanas' o 'Cantos de vida y esperanza', sino por la inmensa influencia posterior de su estilo literario, que marcará profundamente a las futuras generaciones de poetas hispanoparlantes.

   El lenguaje de la obra del poeta nicaragüense está marcado por el uso de palabras que evocan refinamiento como flores --nelumbos, dalias, jazmines-- piedras preciosas --ágata, esmeralda, rubí--, materiales de lujo --seda, mármol, alabastro-- y animales exóticos, entre los que destaca el cisne, la figura simbólica más reiterada en la obra de Rubén Darío, representante de la belleza y el erotismo.

   Sus temas más recurrentes son los propios del modernismo. El erotismo es uno de los principales, pero no enfocado en una sola amante y musa del poeta, sino como placer sensorial con muchas amantes pasajeras.

   MANUEL GONZÁLEZ PRADA

   Este poeta peruano nació en Lima en 1844 y es una de las figuras literarias más importantes de Perú, aún en la actualidad. Además de como poeta, desarrolló una importante labor como político y filósofo. También fue director de la Biblioteca Nacional del país.

   Como poeta modernista, realizó diversas innovaciones sobre métrica y estrofas, como se ve en las obras 'Minúsculas' y 'Exóticas'. El verso polirritmo sin rima, una métrica que consiguió impulsar el verso libre en Iberoamérica es invención de González Prada. Falleció por un problema cardiaco en Lima, en 1978, a los 74 años.

   LEOPOLDO LUGONES

   Nació en 1874 en Córdoba, Argentina, y fue en esta ciudad en la que cursó estudios de periodismo y literatura. Inició su actividad como poeta a los 23 años, edad con la que publicó su primera obra, 'Las montañas del oro', un poemario marcado por la eclosión del modernismo.

   Las dos obras más importantes del argentino, 'Los crepúsculos del jardín' y 'Lunario sentimental' están muy influenciadas por la poesía de Rubén Darío y son plenamente modernistas. La obra poética de Lugones se cotidianiza en 1915 con poemarios como 'El libro fiel' u 'El libro de los paisajes'.

   Lugones falleció en 1938, en Buenos Aires, y es recordado como uno de los poetas modernistas más influenciados por la obra de su precursor, Rubén Darío.

   AMADO NERVO

   Este poeta y prosista mexicano nació en Tepic (México) en 1870. Auque su producción poética es indudablemente modernista, la tristeza y el misticismo de las que están empañadas sus obras contrasta con el tono del resto de autores modernistas iberoamericanos.

   Pasó parte de su vida en capitales europeas como París, donde conoció al gran autor Oscar Wilde y Madrid. Es conocido por su prolífica obra poética, en la que destacan 'Perlas negras', 'Místicas' y 'La amada inmóvil'.

   Al final de su vida, el mexicano se apartó ligeramente del modernismo que había plagado toda su obra de madurez, sobre todo debido a la simplificación de su poesía. Falleció en 1919, a la temprana edad de 49 años, en Montevideo.

   JOSÉ ASUNCIÓN SILVA

   Es considerado uno de los escritores imprescindibles de la primera etapa del modernismo. Este poeta colombiano nació en Bogotá en 1865 y se formó de manera autodidacta, ya que abandonó los estudios a la temprana edad de 13 años. Vivió durante años en varias ciudades europeas como París y Londres.

   José Asunción Silva se suicidó a los 31 años debido al fracaso del negocio familiar, la muerte de su hermana y la pérdida de la mayor parte de su obra poética en un naufragio, de manera que no es mucho lo que se conserva de este modernista colombiano.

   De las que han podido ser conservadas, su obra más importante es 'El libro de versos', poemario que contiene temas recurrentes en el modernismo, como son el amor, la ternura y el recuerdo de tiempos mejores.