Publicado 09/12/2021 17:15CET

Cuba.- El Ballet cubano Acosta Danza ofrece este viernes la primera cita con la danza de la temporada de Fundación Baluarte

El programa, bajo el título 'Evolution', incluirá tres obras representativas de la compañía

PAMPLONA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ballet cubano Acosta Danza ofrece este viernes la primera cita con la danza de la temporada 21-22 de Fundación Baluarte. El programa, con el título genérico de Evolution, incluirá tres obras representativas de la compañía: Satori, Twelve, Paysage soudain la nuit y Two, un solo que interpretará Carlos Acosta.

Según ha informado la Fundación Baluarte en nota de prensa, la cita tendrá lugar en la Sala Principal de Baluarte este viernes 10 de diciembre a las 20 horas.

LA COMPAÑÍA

Acosta Danza fue fundada el 28 de septiembre del 2015 por Carlos Acosta, y fue presentada al público por primera vez el 8 de abril de 2016. Se inserta en el panorama escénico cubano "persiguiendo una línea contemporánea, sin dejar de lado el desarrollo técnico del ballet clásico" y responde a la necesidad de su creador de "concretar en una obra la visión artística que ha ido conformando durante sus años de carrera profesional".

La creación del grupo artístico es el resultado del "amplio desarrollo de la danza en Cuba", país en el que este arte es "manifestación esencial de la idiosincrasia nacional, y cuenta con un reconocido desempeño escénico en los ámbitos del ballet, la danza contemporánea y el folclor". El repertorio coreográfico incluye títulos de Carlos Acosta, Marianela Boán, Sidi Larbi Cherkaoui, Justin Peck, Saburo Teshigawara, Goyo Montero, Pontus Lidberg, María Rovira, Rafael Bonachela, Miguel Altunaga, Alexis Fernández (Maca), Mickael Marso, Jorge Crecis, Raúl Reinoso, entre otros.

CARLOS ACOSTA

Carlos Acosta compatibiliza la dirección artística del Royal Ballet de Birmingham con su, cada vez más "esporádica", presencia en los escenarios y la tutela y administración de su compañía cubana, Acosta Danza.

Carlos Acosta salió de La Habana a inicios de los años noventa como Yuli, el "chico problemático que no quería bailar" y regresó en 2015, como Carlos Acosta, "venerada estrella del ballet mundial". Su vida fue llevada al cine por Icíar Bollaín en la película biográfica Yuli (2018), por el que el bailarín cubano, nacido en La Habana en 1973, consiguió una nominación al Goya a actor revelación por hacer de sí mismo. Carlos Acosta fue primera estrella del Royal Ballet británico, donde brilló "con intensidad" entre 1998 y 2015, siendo el primer Romeo negro de la historia de esa institución.

Acosta Danza está apoyada por el Ministerio de Cultura y el Consejo Nacional de la Artes Escénicas y cuenta con la coproducción del teatro Sadler's Wells de Londres, uno de los escenarios "más importantes" de Europa, sede de la danza internacional, asociado a nombres reconocidos como el de Sylvie Guillem, Sidi Larbi Cherkaoui, Akram Khan; y Valid Productions, empresa logística creada en el Reino Unido para gestionar a la compañía internacionalmente.

La compañía se define como un "espacio de renovación, de búsqueda e experimentación, no solo para artistas cubanos, sino que también abre puertas a los creadores del mundo, coreógrafos, músicos, diseñadores, artistas de la plástica y de los audiovisuales". Tiene el objetivo de "realizar espectáculos de danza en plena concordancia con las nociones más actuales que se desarrollan en el mundo, no solo en materia del movimiento de los cuerpos sino en todo lo referente a la escena". La compañía se propone convertirse en "una de las más efectivas cartas de presentación de la cultura cubana".