Publicado 04/11/2021 18:59CET

Cuba.- Tania Bruguera, Premio Velázquez: "El Gobierno cubano no puede pretender ser una democracia"

La artista destinará íntegramente los 100.000 euros del premio a su proyecto INSTAR, que apoya a artistas jóvenes independientes de Cuba

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La artista cubana Tania Bruguera, galardonada con el Premio Velázquez de Artes Plásticas, ha asegurado que el Gobierno castrista "ya no puede seguir poniéndose la máscara y pretender ser una democracia" después de los incidentes del pasado 11 de julio "donde hubo un nivel de abusos jamás visto".

"No solo soy yo una perseguida política, sino que hay un grupo de periodistas y ciudadanos independientes que han estado pidiendo libertades políticas, de asociación, de expresión...lo que cualquier persona tendría en cualquier estado democrático. Y el Gobierno cubano ha jugado con una imagen democrática", ha lamentado en declaraciones a Europa Press la artista galardonada.

Bruguera, que lleva años en un enfrentamiento abierto con la administración cubana, reconoce que su relación actual con el Gobierno es "la de una persona que lleva pidiendo por un año un diálogo". "La respuesta ha sido de difamación, tensiones, interrogatorios, aislarnos de nuestros amigos, crear tensión y violencia política, que es lo que ha hecho que reviente el país", ha señalado.

La artista ha reconocido que cuando recibió la llamada del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, para comunicarle el premio, pensó que "era una broma". "Estuve un rato mirando si era el acento correcto y cuando he notado que no podía ser más que algo real, me alegré muchísimo", ha comentado con humor.

"He sido una artista que en los últimos diez años he sido tratada con mucho desdén por las instituciones de Cuba y he tenido que defender mi visión del arte y la cultura en contra de toda una maquinaria que me ha negado y difamado a nivel público. Este tipo de premios a una le da un poco de sentimiento de que se puede seguir haciendo tu trabajo: no importa que el Gobierno de cuba no lo quiera reconocer, hay otros que sí lo hacen", ha destacado.

De hecho, Bruguera cree que el galardón supone "la demostración" de que el Ministerio de Cultura de Cuba "ya no ejerce sus funciones como debería". "Está siendo más un departamento de represión y censura cultural que promotor de la cultura general: solo promueven artistas que están cercanos al poder o que su obra no cuestiona ninguna de sus decisiones", ha añadido.

Bruguera ha desvelado que la dotación "íntegra" del Premio Velázquez --100.000 euros-- irá a parar a su proyecto INSTAR (Instituto de Artivismo Hannah Arendt), que apoya la labor de artistas jóvenes independientes de Cuba. "Vale la pena recibir este premio por el impacto que puede tener en las nuevas generaciones de artistas", ha concluido.

Contador