Publicado 20/05/2020 17:25:19 +02:00CET

Cultura.- Roger Waters se enfada (otra vez) con David Gilmour: "Piensa que él es Pink Floyd"

Reunión de Pink Floyd en 2005
Reunión de Pink Floyd en 2005 - GETTY - Archivo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Antes de la pandemia del coronavirus, los miembros de Pink Floyd debatieron la posibilidad de reeditar su álbum de 1977 'Animals', pero aquello no llegó a buen puerto entre Roger Waters -fuera del grupo desde 1985- y David Gilmour y Nick Mason. Eso llevó a Waters a declarar abiertamente que una hipotética reunión de Pink Floyd sería "jodidamente horrible".

Las relaciones no han mejorado en estas últimas semanas, pues Waters ha manifestado públicamente su enfado con lo que un día fueron sus compañeros de banda, al no haber mención alguna en el canal de Pink Floyd a las versiones de viejos clásicos que él está haciendo a través de las redes sociales con motivo del confinamiento.

"Esto me hace preguntarme por qué no está este vídeo disponible en un sitio que se llama a sí mismo web de Pink Floyd", plantea Waters, enfadado tras compartir una reinterpretación del tema 'Mother' de su antigua banda. "Bueno, la respuesta a esto es porque no hay nada mío en esa web. Estoy prohibido por David Gilmour en ese sitio web", prosigue.

Relata Waters entonces que hace como un año convenció a sus excompañeros para reunirse en un hotel en el aeropuerto de Londres, donde les propuse "todo tipo de medidas" para sobrepasar este "horrible callejón sin salida" en el que llevan atrapados desde hace ya 35 años. "No dio fruto, lamento decir", apostilla.

Defiende entonces Waters que los treinta millones de suscriptores de la web de Pink Floyd están ahí por el material que crearon también él, Syd Barret y el difunto Rick Wright, no solo por David Gilmour y Nick Manson. "Sería elegante y correcto si pudiéramos tener el mismo acceso a todos vosotros y compartir nuestros proyectos", remarca.

Lanza entonces un ataque directo contra Gilmour: "David cree que es suyo. Creo que piensa que porque dejé la banda en 1985, es dueño de Pink Floyd, que él es Pink Floyd. Y que yo soy irrelevante y que debería mantener la boca cerrada". "Pero eso es una equivocación. Deberíamos levantarnos o simplemente cambiar el nombre de la banda a Spinal Tap, pues así todo estaría muy bien".

Contador