Publicado 18/08/2020 13:55CET

Estados Unidos.- El tribunal de apelación en Estados Unidos confirma la propiedad del Thyssen sobre un cuadro de Pissarro

El tribunal de apelación en Estados Unidos confirma la propiedad del Thyssen sob
El tribunal de apelación en Estados Unidos confirma la propiedad del Thyssen sob - Óscar Cañas - Europa Press - Archivo

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de Apelación de los Estados Unidos para el Noveno Circuito ha dictaminado que el cuadro de Camille Pissarro 'Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia' (1897) es propiedad legítima de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza.

De esta manera, la decisión del Tribunal de Apelación confirma la decisión del Tribunal de Distrito que determinó que la Fundación es la legítima propietaria del cuadro. La obra continuará expuesta al público en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, como lo ha hecho desde la apertura del museo en 1992, según ha informado la pinacoteca.

El contencioso ha girado sobre la propiedad de un Pissarro supuestamente expoliado a la familia Cassirer y después adquirido en 1976 por el Barón Thyssen Bornemisza, el cual a su vez se lo vendió a la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza en el año 1993.

En abril de 2019, un juez de Los Ángeles dictaminó que la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza es la legítima propietaria del cuadro 'Rue Saint Honoré, efecto de lluvia'. No obstante, hubo una apelación de la familia Cassirer, que fue respondida por la fundación Thyssen y el Estado español.

"Nos complace la confirmación unánime del Tribunal de Apelación sobre el reconocimiento de la legítima propiedad de la Fundación del cuadro de Pissarro", ha señalado Evelio Acevedo, director gerente de la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza.

"Es un pronunciamiento más que viene a ratificar este aspecto. Quiero expresar nuestro agradecimiento a todas las instituciones que nos han apoyado en este litigio y nuestro reconocimiento por el excelente trabajo de nuestro equipo de abogados", ha apuntado.

LA ACTUACIÓN DEL BARÓN THYSSEN

El Thyssen ha recordado que, en la sentencia de 2019, quedaba "demostrado" que cuando el Estado compró el cuadro al barón Thyssen-Bornemisza en 1993, éste desconocía lo que había ocurrido con él durante la Segunda Guerra Mundial.

"En 2005, los herederos estadounidenses de la propietaria original, Lily Cassirer Neubauer, presentaron una denuncia alegando, sin ninguna prueba, que la Fundación y sus anteriores propietarios sí conocían los antecedentes", ha señalado la fundación.

El Thyssen entiende que los demandantes no revelaron que Lily Cassirer Neubauer había sido indemnizada por la pérdida del cuadro por el Estado alemán en 1958, como ella había solicitado, por el valor de la obra en el mercado en aquel momento.

LA DECISIÓN DE APELACIÓN

El Tribunal de Apelación ha rechazado por unanimidad los argumentos de los demandantes y sostiene, además, que el Tribunal de Distrito aplicó la norma correcta al juzgar las pruebas históricas y que su determinación de que la Fundación era la propietaria correcta del cuadro estaba respaldada por las pruebas.

Este Tribunal confirmó la conclusión del Tribunal de Primera Instancia de que el propio Barón no conocía la historia de la pintura durante la Segunda Guerra Mundial cuando la adquirió en 1976 a una acreditada galería de la ciudad de Nueva York.