Eva y Perón, el día que comenzó la mayor historia de amor de Argentina

EVA Y PERÓN
TWITTER
Publicado 22/01/2018 10:21:01CET

   BUENOS AIRES, 22 Ene. (Notimérica) -

   En el famoso estadio bonaerense de Luna Park se han desarrollado varios de los acontecimientos sociales más importantes de la historia argentina del siglo XX, como el velatorio del artista Carlos Gardel o la boda del futbolista Diego Armando Maradona. Sin embargo, el Luna Park también ha sobresalido en el plano político al albergar el inicio de la relación sentimental más famosa de Argentina: la de Juan Domingo Perón y María Eva Duarte de Perón.

   Este lunes se cumple el 74º aniversario de su primer encuentro, el 22 de enero de 1944, en un evento recaudador de fondos para los afectados por el terremoto que unos días antes había destruido la ciudad de San Juan. En él, además de los protagonistas de esta historia, se encontraba el locutor y presentador Roberto Galán, quien fue el encargado de presentar a Perón y Evita.

   Perón, por aquel entonces un coronel de 48 años y viudo desde 1938, se encontraba al frente de la Secretaría de Trabajo de la Nación. Evita, que era conocida como Eva María Duarte --se cambió el nombre antes de casarse con el militar-- era un joven actriz de 24 años a la que Perón le doblaba la edad.

   El comienzo de la relación sentimental, la cual marcaría la historia posterior de Argentina, está recogida en una de las biografías de Evita, publicada por Alicia Dujovne Ortíz bajo el título 'Evita Perón', una historia que el propio Galán le relató a la escritora.

   Según el locutor, en un momento de aquella noche Evita se acercó y le dijo "Galancito, por favor, anúnciame que quiero declamar una poesía". Así, en un momento determinado, el presentador llamó a Evita y a sus compañeras, también actrices, y dijo que los coroneles invitados se habían quedado solos y que se los iba a presentar "diciéndoles que ustedes forman parte del Comité Femenino de Recepción".

   Cuando Galán las llevó hasta los militares, Evita tomó asiento al lado de Perón. Este momento fue relatado por la propia Eva Perón en su libro 'La razón de mi vida' en el que asegura que "¡aquel fue mi día más maravilloso!".

   La relación sentimental entre ambos, que durará hasta el día del fallecimiento de Evita, en 1952, se consolidó rápidamente, ya que un mes después él ya se había instalado en el apartamento de ella. Terminaron por contraer matrimonio el 22 de octubre de 1945.

   Años después de la prematura muerte de su mujer, Perón dejó recogido en diferentes escritos su gran amor por ella: "Eva entró en mi vida como el destino. Fue un trágico terremoto que sacudió la provincia de San Juan, en la cordillera, y destruyó casi enteramente la ciudad, el que me hizo encontrar mi mujer. (...) Hablaba de manera vivaz, tenía ideas claras y precisas e insistía en que se le confiara un cargo. Yo la miraba y sentía que sus palabras me conquistaban; estaba casi subyugado por el calor de su voz y de su mirada".