Actualizado 23/06/2014 16:18 CET

Unesco investigará la carabela Santa María aparecida en Haití

Investigador Barry Clifford con un plano de la carabela Santa María de Colón
Foto: REUTERS

MADRID, 23 Jun. (Notimérica/EP) -

   La Unesco prestará asistencia técnica y enviará a Haití una misión de expertos a raíz del descubrimiento de un pecio que podría ser el de la carabela Santa María de Cristóbal Colón.

   Así lo ha anunciado este organismo, que ha precisado que la investigación se va a llevar a cabo a petición del Gobierno haitiano cuya ministra de Cultura, Monique Rocourt, pidió este mes ayuda al Consejo científico de la Convención de la Unesco para la protección del patrimonio cultural subacuático de 2001 y solicitó el envío de una misión de expertos al lugar del descubrimiento.

   Así pues, en los próximos meses la Unesco enviará una misión para evaluar el estado de ese patrimonio sumergido frente a las costas de la ciudad de Cabo Haitiano, al norte del país.

   El pasado mes de mayo, el explorador submarino estadounidense Bill Clifford afirmó haber identificado el pecio de la nao Santa María, uno de los tres navíos de la expedición de Cristóbal Colón al Nuevo Mundo. La Santa María encalló en un arrecife al norte de las costas haitianas y se hundió el 25 de diciembre de 1492.

   Estudios y fotografías contrastados con el diario de Cristóbal Colón permitieron a los arqueólogos descubrir la ubicación del buque.

   Los primeros estudios realizados en 2003 revelaron la situación del naufragio del barco. Estos datos fueron empleados por uno de los principales investigadores arqueológicos submarinos de Estados Unidos, Barry Clifford, que fotografió restos de un barco tras sumergirse en las aguas del Caribe.

   El explorador no tendría la certeza de que los restos correspondían a la Santa María hasta años después, cuando contrastó la información con datos del diario de Colón y éstos coincidían.

PREOCUPACIÓN POR EL PILLAJE

   La directora general de la Unesco, Irina Bokova, expresó la preocupación de este organismo respecto al pillaje de los sitios sumergidos en aguas haitianas.

   "Estamos del lado de las autoridades en su lucha contra el patrimonio subacuático y aliento a otros estados a unir esfuerzos para ayudar a Haití a recuperar los objetos robados en estos sitios arqueológicos sumergidos, en particular en el que será objeto de estudio por parte de la misión de la Unesco", dijo Bokova.

   Adoptada en 2001, la Convención de la Unesco sobre el patrimonio cultural subacuático tiene como objetivo la protección y preservación del patrimonio sumergido y el apoyo de la investigación y la cooperación internacional en ese ámbito.

   Los estados que la han ratificado, hasta ahora 48, entre ellos Haití, se comprometen a preservar ese patrimonio, a impedir la explotación comercial de los sitios sumergidos y a luchar contra el tráfico ilícito de los bienes objetos de pillaje submarino.

   El Consejo Consultivo científico y técnico está formado por doce expertos de reputación internacional nombrados por la Conferencia de los Estados Partes en la Convención de 2001.