Firma invitada | Los Derechos Humanos saltan a la pantalla en la ciudad chilena de Puerto Montt

Actualizado 30/03/2017 6:04:38 CET

   Por Manuel Miguel Vergara Céspedes, Director del Departamento Legal de la Fundación Internacional Baltasar Garzón (FIBGAR)

   SANTIAGO, 26 Oct. (Notimérica) -

   Todo un arsenal de películas de marcado carácter social atravesaron los cinco continentes para acercar los derechos humanos al espectador en la ciudad chilena de Puerto Montt, que durante las últimas semanas ha celebrado la muestra de cine internacional de Derechos Humanos de la mano de la Asociación Ayahue Audiovisual. El remate de esta iniciativa fue el seminario internacional sobre derechos humanos titulado "Desafíos para la Justicia Internacional" organizado en colaboración con el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de Argentina.

   En la clausura del festival, celebrada el 14 de octubre, intervino Estela de Carlotto, Presidenta de Abuelas de la Plaza de Mayo, en un panel moderado por el cineasta Agustín Furnari. Sentada a mi lado, esta luchadora de los derechos humanos relató la historia que marcó su vida y que le hizo vincularse para siempre con la búsqueda de los bebés robados de la dictadura argentina (1976-1981). Rescató datos de otros casos de nietos arrebatados a sus madres asesinadas que fueron finalmente identificados en Chile.

   En su ponencia, que fue conmovedora, animó a los asistentes a movilizarse para defender sus derechos ya que todos somos víctimas potenciales de los crímenes del pasado y que es nuestra responsabilidad no mirar hacia otro lado mientras las violaciones de derechos humanos se suceden en nuestro entorno.

   Yo quise hablar allí de otra mujer excepcional, Ascensión Mendieta, la española octogenaria que gracias a la querella argentina presentada con base a la jurisdicción universal y que instruye los crímenes del franquismo, pudo identificar después de décadas de lucha incansable los restos de su padre, ejecutado a finales de la guerra civil en España y depositado en una fosa común.

   El marco jurídico internacional en que se basa el derecho a identificar a los desaparecidos existe, no es una invención de víctimas o activistas, y parte del derecho natural que faculta a todo ser humano a rendir respetos a sus difuntos. Ésa es la herramienta que tenemos para luchar contra los casos de desaparición forzada en todo el mundo.

   Al día siguiente se celebró un seminario sobre justicia y derechos humanos que reunió, a expertos internacionales que, ante un público multidisciplinar y variado, disertaron sobre los nuevos Principios de Jurisdicción Universal de Madrid-Buenos Aires, sobre la descolonización de la memoria desde dimensiones políticas, económicas, jurídicas y culturales y sobre la experiencia de Abuelas de la Plaza de Mayo en la búsqueda de la identidad y la recuperación de la memoria. Estos temas fueron disertados por expertos internacionales como Mohammed Ayatt o Leandro Despouy.

   El debate que prosiguió a cada panel moderado por Alicia Sagues, directora de la Asociación Yahue, organizadora de todo el encuentro, reveló el importante efecto de esta iniciativa porque impacta en la sociedad civil, abre espacios de discusión y conciencia al público sobre el valor de la protección de los derechos humanos y fundamentales.